Investigaciones

Inversión extranjera en México, no todo está perdido

Firmas sobre todo alemanas y asiáticas han decidido invertir en nuestro país, pese a la incertidumbre.

Por Iván Iglesias

A pesar del clima de incertidumbre que colma el país, el descontento social, así como las fluctuaciones económicas que se están presentando a todos los niveles comerciales, los extranjeros que se aventuran en nuestro país afirman que México ofrece grandes posibilidades de desarrollo empresarial, ya sea para capitalizar oportunidades de negocios, o bien, para desarrollar una actividad económica, generando así derrama de recursos al interior.

La CAMEXA (Cámara de Comercio Mexicano-Alemana de Comercio e Industria), por ejemplo, afirma que las relaciones económicas entre Alemania y México están cimentadas en bases sólidas, a pesar del clima turbio que se prevé para 2017.

De acuerdo con sus reportes, Alemania es el primer socio comercial de México en Europa. Según sus informes, el comercio bilateral asciende a 15.6 mil millones de euros (2015). Las exportaciones alemanas hacia México alcanzaron un total de 11.1 mil millones de euros (+22% en comparación con el año anterior). México fue el primer destino de las exportaciones alemanas a América Latina. Las exportaciones mexicanas acumularon un total de 4.5 mil millones de euros (+22 %).

En México están registradas mil 900 compañías de origen alemán (+800 desde el año 2000). Los giros más importantes de la presencia alemana en México son la fabricación automotriz, autopartes, la química y la rama farmacéutica, así como las áreas de transporte y logística.

El 83% de las compañías alemanas en México prevé que la política comercial del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, tendrá un efecto negativo en sus negocios. A pesar de ello, la confianza de los empresarios germanos en México no se ve mermada.

El 62% de ellos tienen planes concretos de invertir en el país, según la más reciente encuesta coyuntural que CAMEXA realizó en la primera semana de diciembre de 2017 entre sus socios.

“Por lo tanto, no hay señales de una disminución de las inversiones alemanas en México”, comentó el director general de la Cámara, Johannes Hauser.

No obstante, la pérdida del valor del peso mexicano afecta a varios de sus asociados, sobre todo a los importadores.

El resultado de la encuesta mencionada demuestra que 64% de las empresas alemanas registraron un buen desempeño en 2016, la mitad de éstas con un crecimiento mayor a 10%.

El 46% de las empresas anunciaron que aumentará su plantilla laboral en el transcurso de 2017 mientras 43% la mantendrá sin cambios.

Los estados con más Inversión Extranjera Directa 

En los primeros cinco lugares, la Secretaría de Economía consigna a la Ciudad de México, con 4,341.8 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 98,762.1); Nuevo León, con 2,238.7 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 43,128.3); Estado de México, con 1,386.5 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 42,854.1); Chihuahua, con 1,285.9 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 29,112.6); y Jalisco, con 1,639.6 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 26,691.5).

El estado que ocupa el último lugar en Inversión Extranjera Directa (IED) es Colima, con 53.0 millones de dólares (valor acumulado de 1999 a 2016 de 2,043.2).

Las declaraciones otorgadas por la Presidencia de México son de un optimismo relativo:

Se ha recibido 127 mil MDD de IED, en lo que va de esta administración; más de 50% que en el mismo periodo del sexenio anterior. Se invertirán en el Golfo de México 41 mil mdd gracias a la asignación de nueve contratos adicionales para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas profundas. Con ello, 11 empresas internacionales operarán por primera vez en México y contribuirán a la creación de 92 mil nuevos empleos directos y más de 250 mil empleos indirectos.

Walmart anunció una inversión en México de mil 300 millones de dólares, en su red logística en México, durante los próximos tres años (7 de diciembre).

Bajo la bandera del libre comercio, EPN afirma que México apostará a partir de dos premisas:

PRIMERA. La expansión hacia nuevos mercados y la profundización de aquellos en los que ya se tiene presencia.

Al sur, se ha profundizado la integración económica con América Latina, a través de la Alianza del Pacífico lo que ha permitido la liberalización del 92% de los productos entre Chile, Colombia, Perú y México; se tendrán acercamientos con Brasil y Argentina para ampliar las preferencias arancelarias que ya tiene México en esos mercados; al este, se está mejorando el acceso de los productos mexicanos, en especial de los agroalimentarios, al mercado europeo.

Al oeste, la integración de México al mundo debe contemplar la región Asia-Pacífico; ya que, en los próximos cinco años (2017-2021), sus economías estarán creciendo en promedio 4.8%, por encima de otras economías, como las de la Unión Europea (1.7%).

SEGUNDA. Continuar promoviendo la competitividad de América del Norte.

El futuro ya está aquí

Si bien las cifras de la IED, en el mejor de los casos, son cautelosas y, en el peor, desastrosas, los hechos que se han presentado en los últimos días no presagian nada bueno para el esquema comercial y de inversión que ha venido funcionando desde hace 25 años: Estados Unidos ya no representa la solución de la IED, ni para las empresas estadounidenses ni para México.

Así es como por ejemplo, el Gobierno de México lamentó la decisión de la Ford Motor Company al cancelar su plan de expansión en San Luis Potosí, ya que este anuncio y otros que pudieran sumarse tras la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos ocasionarían una disminución de entre 10 y 15% en la inversión extranjera directa, según estimaciones de analistas.

Banco BASE prevé que la IED ascienda a 21,900 millones de dólares, lo que representa una caída de 15% respecto a su anterior estimación de 25,700 millones.

A pesar de ello, nuevos anuncios de inversiones parecen más promisorios: es así como, un día después de la salida de la Ford de nuestro país, la firma japonesa Nidec Sankyo invertirá 15 millones de dólares (mdd) para una nueva planta de autopartes en San Luis Potosí, donde se espera una plantilla de aproximadamente 300 personas para el 2019. Su construcción podría finalizar en julio de este año, para comenzar operaciones en agosto.

Esta empresa japonesa llegó al mercado mexicano en octubre de 2015 y cuenta con sucursales en Estados Unidos, China, Filipinas, Vietnam y otros.

Y por igual, KIA Motors, el fabricante surcoreano de automóviles, tiene plena confianza en México, pues por medio de su cuenta en Facebook afirma haber invertido “más de 3 mil millones de dólares en nuestra planta Pesquería en la que, al finalizar el año [2017], daremos empleo a más de 14 mil mexicanos y produciremos 300 mil unidades anuales”.

A pesar de estos anuncios, todo apunta hacia una desaceleración. La economía mexicana desacelerará su ritmo de crecimiento en 2017 a una tasa de 1.3%, desde 1.9% esperado para este año, mientras la inflación continuará con una tendencia al alza, para cerrar en 4%, proyectó Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

El economista en jefe para México de BofAML, Carlos Capistrán, expuso en rueda de prensa que México enfrentará un ambiente externo complicado en 2017 con riesgos de mayores tasas en Estados Unidos, incertidumbre en torno a las potenciales políticas anti comercio y anti migratorias de ese país, y una potencial reducción de la demanda externa, lo cual disminuirá el flujo de dólares a México, mientras que los principales riesgos internos son una menor producción petrolera y el descontento social, lo cual ya estamos viendo.

En resumen, ¿hacia dónde apunta el barco en materia de IED? A pesar de las cifras optimistas antes mostradas, lo cierto es que todo el mundo empresarial y los expertos en economía y política se encuentran aguardando con un único pensamiento:

“A ver qué pasa. Esperemos un poco y observemos los indicadores mundiales”. Bajo esta certidumbre altamente estratégica no queda más que aguardar y actuar con la mayor cautela posible, piensan los inversores extranjeros.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top