Investigaciones

Invea, rey de la impunidad; renta un edificio que viola el uso de suelo

IMG_7339.JPG

Desde hace cinco años sus oficinas se encuentran en un inmueble que incluso viola los niveles de contrucción y sin que haya una sanción.

La limpieza del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea- DF) ni por su casa empieza. Y es que a pesar de ser el encargado de verificar que las construcciones de la ciudad cumplan con el uso de suelo, el edificio donde despacha es el primero en violar la ley sin ninguna repercusión.

Desde hace cinco años la oficinas del Invea —que se localizan en el número 132 de la calle Carolina, en la colonia Nochebuena, delegación Benito Juárez— se encuentra en un lugar indebido.

De acuerdo al Sistema de Información Geográfica del DF de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), el uso de suelo de dicho predio es sólo habitacional de tres niveles.

De esta manera, las oficinas del Invea no sólo infringen el uso de suelo sino también los niveles, pues el edificio del órgano verificador consta de 12 niveles, 10 niveles son para oficinas, uno para estacionamiento y en el piso 12 hay un penthouse donde despacha su titular, Meyer Klip.

Desde su creación en 2010, el Instituto de Verificación ha operado en ese mismo edificio, sin que alguien lo verifique y, por tanto, sancione por infringir las normas de desarrollo urbano.

Recordemos que el Invea es el órgano facultado para realizar visitas de verificación administrativa en materias de preservación del medio ambiente y protección ecológica; anuncios; mobiliario urbano; desarrollo urbano y uso del suelo; entre otras.

El certificado de zonificación para usos de suelo permitido, data del año 2008 y establece que el predio que utiliza el Invea se localiza en una zona H3/20, Habitacional, altura 3 niveles máximos de construcción, 20% mínimo de área libre, correspondiéndole los usos de suelo de vivienda unifamiliar, plurifamiliar y caseta de vigilancia.

Captura de pantalla 2015-08-07 a las 18.18.10

Roberto Cañas, tercer acreditado en Protección Civil en el DF y director general de Reri Consultores, explicó que el tema de uso de suelo tiene que ver con el impacto ambiental y la seguridad estructural del edificio por lo que si existe alguna violación se podría poner en riesgo la seguridad de la zona y de quienes laboran en el inmueble.

“En materia de protección civil se deben considerar los pisos extras, la operación del inmueble y si cumple con áreas de seguridad, identificación de áreas de riesgo, extintores, hidrantes”.

“El permiso de uso de suelo lo determina Saduvi y se contempla el impacto que conlleva la construcción de un edificio en una zona, el incremento de gente, las vialidades, el abasto de agua, de servicios”, dijo el especialista y explicó que el dueño del inmueble es quien debe subsanar todos los requisitos para operar.

Pero mientras tanto, el Invea opera con normalidad en ese predio y la pregunta es ¿quién podrá sancionarlo?

Inmuebles millonrarios y vulnerables

El Gobierno del Distrito Federal utiliza diversos inmuebles para la operación de sus dependencias; sin embargo, algunos representan riesgo para quienes los utilizan, ya sea por falta de mantenimiento o la posibilidad de que tengan algún tipo de riesgo estructural.

Y es que hasta el momento no existe normatividad o reglamento que garantice a los entes gubernamentales que, el edificio por el que incluso pagan millones, sea seguro.

Ejemplo de ello es el edificio de la Secretaría de Movilidad (Semovi) ubicado en Álvaro Obregón, 269 en la colonia Roma, delegación Cuauhtémoc, por el que se paga una renta mensual de un millón 832 mil 345 pesos y que tiene cuarteaduras en trabes de cimentación y paredes, así como filtraciones de agua.

De acuerdo con una solicitud de transparencia, se indica que debido a esta situación la dependencia capitalina exigió al arrendador del inmueble realizar un dictamen de riesgo estructural.

Y en caso de ser necesario hacer la remodelación necesaria para garantizar la seguridad y viabilidad de permanencia de empleados en el edificio.

El dictamen se presentará en los últimos días y no se descarta la posibilidad de rescindir el contrato.

Una de las condiciones de la Semovi para continuar en el edificio de más de 8 metros cuadrados es que se le hicieran adecuación (arreglos, pintura, cambio de pisos y lámparas), lo cual ya se atendió de manera parcial y a la par se convirtió en el referente para otros inmuebles que renta el GDF.

Héctor Saúl Téllez Hernández, diputado del Partido Acción Nacional (PAN) aseguró que en el DF no existe ninguna normatividad que defina las reglas para el arrendamiento de inmuebles, que brinden certeza y economía para el Gobierno capitalino.

“No hay reglas que garanticen que un edificio cumple con los requisitos de protección civil, tampoco hay límites de montos mínimos o máximos para rentar un inmueble y tampoco se vigila si los edificios arrendados cumplen con las normas de ley para operar”.

El legislador aseguró que la responsabilidad debe ser compartida entre los funcionarios de Gobierno y los arrendatarios para garantizar la funcionalidad y legalidad de los inmuebles.

 

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top