NVS
Investigaciones

Inconsistencias en la tala de árboles del Bosque de Tlalpan

Tala de árboles en bosque de Tlalpan, el big data mx, big data

La Sedema justifica la acción en un diagnóstico del año pasado, pero desde 2015 se determinó talar mil ejemplares, además de que algunos de los ejemplares derribados estaban sanos.

El Área Natural Protegida (ANP) del Bosque de Tlalpan está sufriendo alteraciones debido a la tala de árboles que presuntamente están enfermos o representan un peligro para visitantes y corredores.

Sin embargo, no hay claridad sobre los criterios que la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) y la Comisión de Recursos Naturales (Corena) tomaron en cuenta para elegir cuáles serían derribados, pues aunque argumentan tener un diagnóstico del año pasado, la determinación de talar mil árboles se tomó desde 2015.

Hasta el momento se han talado más de 300 ejemplares bajo el respaldo del Diagnóstico del arbolado del ANP Bosque de Tlalpan que realizó la Universidad Autónoma de Chapingo el año pasado, aunque el documento no incluye esa recomendación.

En total se diagnosticaron 2 mil 214 individuos pertenecientes a 31 especies, 18 géneros y 14 familias de plantas. La especie más abundante fue Buddleja cordata o tepozán (458 individuos) y de Eucalyptus globulus o eucaliptos.

Se encontró que 71.65% no presentaban un estado de descomposición visible, 27.02% presentaron un grado medio de descomposición, 10.02% (222 individuos) estaban muertos en pie; y sólo el 1.35% presentaron un estado de descomposición avanzado. Además, 492 especies no presentaron daños.

Pese a ello, la Sedema y la Corena acordaron desde junio de 2015 el derribo de mil árboles en el Bosque, según cita el Convenio de Coordinación en Material Forestal para la ejecución del proyecto Inventario-Diagnóstico y Saneamiento Integral del Arbolado.

Cuestionada al respecto, la secretaría de Medio Ambiente, Tania Müller dijo que esta decisión no la tomó su dependencia de manera unilateral, pues la Universidad Autónoma de Chapingo fue la que generó la lista de árboles enfermos o que son un peligro para los visitantes.

Indicó que cada uno está identificado: su altura, su ubicación, su salud, su declinación, por medio de una georeferenciación.

Además, señaló que estos trabajos de saneamiento no se había hecho desde hace 10 años, y “no quitar los árboles significan un riesgo para los usuarios”.

“La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) tiene conocimiento del dictamen, ya que ésta es un área usada por más de 5 mil corredores a la semana. Hemos hecho campañas informativas y los usuarios están de acuerdo con los trabajos de saneamiento, pero siempre hay un grupo menor que insiste que los trabajos no llevan su dictamen”, explicó Müller.

Por su parte, la PAOT reconoció que en el Convenio de Coordinación de 2015 se pretende realizar la tala de hasta mil árboles considerados de riesgo.

No obstante, por medio de una solicitud de información 0318000008517, detalló que de acuerdo con la Declaratoria de Cumplimiento Ambiental con folio 16428/16, y entregado a la Sedema el 8 de agosto de 2016, se explica que la tala se debe al riesgo para la población y que la Secretaría de Protección Civil es la encargada de realizar el dictamen del arbolado, pero dicha dependencia sólo dictaminó 317 árboles para su derribo.

Tala de árboles sanos

El biólogo y director de ecología de la organización los Corredores del Bosque de Tlalpan, Ricardo Calderón explicó que algunos árboles sí están enfermos o a punto de caerse por su longevidad, pero las instancias deben indicar cuáles representan un peligro real para la gente y cuáles pueden alimentar al ecosistema.

Durante un recorrido hecho por El Big Data Mx, se constató que en tan sólo en el área de la entrada al bosque fueron talados más de 20 árboles sin que haya evidencias de haber estado enfermos.

Por ello, el experto señaló que la dependencia muestra que no tiene gente capacitada para desarrollar estos trabajos.

“Sólo se vislumbran intereses para crear áreas comerciales o para justificar gasto del presupuesto”, señaló Calderón.

Cabe recordar, que en 2016 se aplicó en el Bosque el Proyecto de Restitución de arbolado por la autopista Urbana Sur en el Área Natural, igualmente por la Sedema y Corena, donde se talaron 450 árboles, de los cuales 95% fueron de la especie Eucalyptus globolus.

El documento detalla cada árbol derribado tuvo un costo de mil 218 pesos, lo que suma un total de 548 mil cien pesos, en un área de 29.8 hectáreas.

Asimismo, se dio mantenimiento e instalación de presas de morillos y gaviones para la conservación del suelo, reforestación y rehabilitación de barda perimetral, cabañas y sanitarios, entre otros trabajos.

El contexto

El ANP del Bosque de Tlalpan ha generado diversas discordias desde antes que se protegiera. De ser un predio de la Fábrica de Papel Loreto Peña Pobre, pasó a la administración de la capital en 1968 como zoológico y hasta 1997 fue declarada área protegida, administrada, primero, por la delegación y desde junio de 2014 por la Sedema.

El presidente del Fundación para la Protección del Bosque de Tlalpan, Rafael Sánchez denunció en entrevista que al parecer las dependencias encargadas de administrar y preservar el bosque están más interesadas en abrir más áreas comerciales como en el Bosque de Chapultepec o justificar gastos por medio de trabajos inútiles.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top