Investigaciones

Gasolinazo pone en jaque ingresos del Metrobús

Las ganancias que reporten para sus accionistas serán prácticamente nulas, ya que prevén un incremento en sus costos de 12%.

El ingreso anual que tendría en 2017 la empresa Corredor Insurgentes S.A. (CISA), operadora de la Línea 1 del sistema Metrobús, quedará diluido con el incremento de hasta 12 % en sus costos operativos que subieron a partir del alza en el costo del diésel, pese a ello no contemplan aumento a la tarifa.

Con el alza de 17.05 pesos por litro de este combustible, la empresa estimó que este año, las ganancias que reporten para sus accionistas serán prácticamente nulas, debido al ajuste en el cálculo anualizado de sus costos que ha tenido que comprometer para garantizar la compra de diésel, su principal insumo.

El gasolinazo ya impactó en el crecimiento de la empresa más importante del sistema Metrobús, que además, se ha visto afectada en otros costos de operación como en la compra de refacciones por el deslizamiento que ha tenido el peso frente al precio del dólar.

“El gasto principal de la empresa no es el mantenimiento; sino que está en el energético y en el salario del personal. El sueldo del personal se ajusta conforme a los ajustes que tiene el salario mínimo; pero el gasto mayor en el que incurre la empresa es el consumo del energético”, explicó Arturo Moreno, director general adjunto de CISA.

“Por ejemplo, ahora con el incremento en el precio del diésel tenemos un efecto calculado de 4 a 12% en los ingresos totales que se van a tener que comprometer para pagar el incremento en el precio del diésel”, agregó.

Moreno dijo en entrevista con El Big Data Mx que con estos ajustes en su presupuesto de gastos operativos, se “atenta contra la utilidad de la empresa” que, según detalló, para las que operan en el sistema Metrobús no supera más de 10% de las ganancias totales anuales.

“Si ahora tienes que comprometer ese 10 % para pagar el incremento en el precio del diésel, pues entonces ya no hay utilidad para los accionistas”, señaló el empresario al reconocer que desde el 1 de enero, CISA ha reportado gastos adicionales comparados contra sus ingresos.

La situación financiera de CISA aún es sólida y en ningún momento pone en riesgo su operación en el corredor; sin embargo, sus costos van a la alza debido a la calidad de los autobuses que tiene en su flota operativa, unidades articuladas y biarticuladas que si bien aportan valor al servicio que reciben los usuarios, son el origen del aumento de sus costos.

Moreno explicó que esto resulta por los requerimientos tecnológicos de sus flota, que es más pesada en comparación con los autobuses convencionales que operan en los corredores de transporte concesionado y que, por lo tanto, tienen una mayor exigencia de combustible.

“Somos empresas que tenemos autobuses muy pesados con alta tecnología comparado con un autobús convencional, que ofrece más del doble por litro de diésel, lo que hace que por cada litro, las empresas que tenemos articulados nos veamos más afectados por el incremento”, dijo.

CISA participa con una flota de 123 autobuses en el corredor de la Línea 1 del Metrobús, que cuenta con 30 kilómetros de longitud entre Indios Verdes y El Caminero a través de avenida Insurgentes, en el que viajan alrededor de 500 mil personas todos los días.

De acuerdo con información proporcionada por la empresa operadora, los autobuses que fueron adquiridos en los últimos años tienen un rendimiento promedio de 1.4 kilómetros por litro, mientras que la flota más antigua, 68 autobuses modelos 2002 y 2005, reportan rendimientos de hasta 1 litro por kilómetro.

Por la operación que exige el corredor Insurgentes, cada autobús que sale a operación, detalló el director general adjunto de CISA, consume de 300 a 350 litros por día, lo que significa que si los 123 autobuses estuvieran en operación y bajo el costo actual del diésel, la empresa estaría desembolsando 5 mil 115 pesos diarios por unidad y 629 mil 145 pesos al día, tan sólo en diésel.

Además del impacto que la empresa ha tenido por el alza en el costo de los combustibles, el desplome del valor del peso frente al dólar también ha impactado en sus costos, pues, al menos 70% de los componentes para refacciones que requieren las unidades en su mantenimiento se compran en dólares.

Con la caída del peso frente al dólar, las refacciones para motores, piezas eléctricas y para transmisiones y otras que se compran en el extranjero resultan más costosas para la empresa, que debe apostar por economías de escala, como la compra por mayoreo para aminorar costos.

Bajo el tipo de cambio actual, el costo por mantener en circulación un autobús con el mantenimiento preventivo y correctivo que requiera a lo largo de un año es de alrededor de 150 mil pesos, dijo Moreno, cantidad que puede ser menor en el caso de las unidades más nuevas, y casi cuatro veces más caro en comparación contra el costo operativo de un autobús convencional, que requiere aproximadamente 40 mil pesos.

“Calculamos que el mantenimiento se incrementa 15% al año por el incremento que se ha registrado en la paridad del peso frente al dólar”, indicó el empresario y transportista.

Moreno consideró que operar una empresa de transporte como CISA y otras que han sido constituidas para prestar un servicio articulado con estándares de calidad y servicio puede costar hasta 35% más caro en comparación con los servicios individuales que todavía operan bajo el modelo hombre-camión.

“Este modelo no paga encierros, dan un mantenimiento muy limitado, no paga prestaciones sociales, no hacen una reserva para gastos de fin de año”, agregó.

Además del alza en el costo de sus gastos, CISA enfrentará esta año otro reto con él renovación de su flota, pues al menos 68 de sus unidades más antiguas han superado más de 1 millón de kilómetros recorridos y terminarán su periodo de uso al término del tercer semestre del de este año

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

el dato es

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top