21 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Estadio Azul, los detalles ocultos de su futura sede

Una zona insegura y acabaría uno de los principales pulmones de la zona oriente de la ciudad.

Colonias problemáticas rodean el predio del Parque Cuitláhuac donde se ubicará el próximo Estadio Azul. Santa Cruz Meyehualco, la Unidad Habitacional Vicente Guerrero, Renovación, Ejército de Agua Prieta y Cabeza de Juárez, Santa María Aztahuacán son algunas de éstas.

Iztapalapa es una de las delegaciones con mayor índices delincuenciales. De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), entre enero y marzo de este año se cometieron siete mil 396 delitos por día en esta demarcación.

Durante 2016, Santa Cruz Meyehualco se ubicó en el lugar número 12 entre las colonias más peligrosas de la Ciudad de México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El mapa delincuencial del portal El Hoyo del Crimen revela que en los alrededores del Parque Cuitláhuac se han registrado 4 homicidios dolosos entre 2013 y 2016; lesiones con arma de fuego, robo a transeúnte y robo a bordo de microbús también son delitos comunes de la zona.

Además, estas colonias concentran diferentes organizaciones denominadas de choque como el Frente Popular Francisco Villa Independiente, que está en Santa Cruz Meyehualco y Cabeza de Juárez. También hay gente simpatizante de Antorcha Campesina. Y dos grupos más pequeños Frente 9 y Frente 10.

La colonia Renovación se formó a partir de los pepenadores que laboraban en el antiguo tiradero de Santa Cruz Meyehualco, hoy Parque Cuitláhuac, por lo que también es una población considerada peligrosa. 

Juan García, vecino de Vicente Guerrero, detalló para El Big Data Mx que los habitantes de la zona no se han enterado de los planes del Gobierno capitalino en el Parque, pero que en cuanto esto suceda seguramente tomarán medidas.

“Aquí la gente es brava. Hay inseguridad, venta de droga. Las mujeres son canijas, las mismas mujeres han sacado a los policías a pedradas. Cuando sepan que quieren construir el estadio esto va a arder”.

García dice que los habitantes de estas colonias están involucrados a algún grupo como Francisco Villa o Antorcha porque “ellos sí cumplen las promesas que les hacen a diferencia de las autoridades de la delegación y el Gobierno”.

Sin embargo, reconoce que los mismos habitantes de la zona temen de la inseguridad y hay veces que prefieren evitar ciertas calles y colonias aledañas después de las 10 de la noche, pues las balaceras son frecuentes.

Iztapalapa se quedaría sin un pulmón

Iztapalapa cede espacios públicos a la iniciativa privada pese a ser la delegación con menor superficie de área verde por habitante, lo que contribuirá con los problemas de agua y los altos índices de inseguridad.

Esta delegación concentra a casi 2 millones de habitantes en sus 113.25 kilómetros cuadrados, por lo que es la que tiene mayor densidad poblacional. A su vez, el suelo urbano de Iztapalapa es de 101.83 kilómetros cuadrados, mientras que la superficie de áreas verdes es de 18,613.990 metros cuadrados.

De acuerdo con el último inventario de áreas verdes que elaboró en 2010 la Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial (PAOT), el índice verde de la delegación es de 3.1 metros cuadrados por habitante.  En contraste, los vecinos de Miguel Hidalgo tienen un área verde de 35.2 metros cuadrados.

La PAOT toma en cuenta como área verde a los parques, el verde de los camellones y banquetas, el arbolado concentrado en parques y jardines, el alineado en calles y avenidas, las azoteas verdes.

El inventario de la PAOT destaca que entre las áreas verdes que presentan superficies importantes se encuentran el Parque Cuitláhuac, que originalmente fue un relleno sanitario y se transformó en unidades deportivas.

 

Sin embargo, todo indica que en un futuro en las 145 hectáreas del Parque Cuitláhuac se edificará el Estadio Azul, de Kidzania y habrá un deportivo, según informaron en días pasados la jefa delegacional, Dione Anguiano y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Ante esto, Paloma Neumann, miembro del programa Megaciudades de Greenpeace, asegura que la construcción de un estadio de futbol de una empresa privada en un espacio público, le quita derecho de acceso a espacio público a los habitantes de Iztapalapa.

El Big Data Mx documentó que el Parque Cuitláhuac se encuentra en un estado de completo deterioro, pues sólo cuenta con un presupuesto de 10 mil pesos mensuales que sirve para atender de 10 a 14 hectáreas de las 145 en total, es decir, un 10% del predio.

Neumann refiere que las áreas verdes tienen que estar a cargo de alguna autoridad pública para mantener su estado público. Cuando estos espacios están a cargo de gobiernos locales, en este caso la delegación, el nivel de deterioro es superior.

“Si está descuidado es responsabilidad de la delegación. Pero las delegaciones cuando tienen un espacio público o área verde no lo mantienen. Eso es perfecto para justificar el traspaso del espacio público a la iniciativa privada y decir que es por el estado de deterioro, descuido y representa un riesgo para la población”, asegura.

El acceso a espacios públicos y áreas verdes es un factor que influye en la calidad de vida de los habitantes y también en la seguridad. Este tipo de ambientes reducen los niveles de criminalidad y de violencia, dice Neumann.

Sin embargo, los proyectos del gobierno capitalino no asegura el acceso recreativo a la población iztapalapense, pues la gente de la demarcación difícilmente podrá ir al estadio o al centro infantil, ya que es una de las delegaciones con mayor marginación económica y social.

“Estamos viviendo un sexenio en el que parece que ceder cada vez más la ciudad a la iniciativa privada es la única forma que considerada por las autoridades  para generar desarrollo, aunque quiten espacios públicos y derechos a la ciudadanía”, dice Neumann.

Además, el estas atracciones demandarán uso de agua y puede ser un problema para los pobladores de un lugar donde ya de por sí tienen problemas de acceso al agua.

“En ese marco del cambio climático, donde esperamos que se siga incrementando el volumen de agua que cae en la ciudad en reducidos intervalos de tiempo no podemos seguir impermeabilizando la ciudad, es decir, poniendo más espacios con asfalto, espacios que no sean áreas verdes”, dice.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top