Investigaciones

Escuelas de manejo, una herramienta contra los accidentes, en el olvido de las autoridades

Las escuelas de manejo carecen de regulación, por lo que sus maestros no siempre están capacitados y tomar un curso en ellas no es requisito para que un ciudadano obtenga su licencia de conducir.

En los próximos días el Gobierno del DF publicará el nuevo Reglamento de Tránsito y con él nuevas sanciones para los automovilistas; sin embargo, experiencias mundiales demuestran que lo más efectivo es la educación vial de los conductores.

Dicha preparación debería estar a cargo de las escuelas de manejo, pero en la Ciudad de México éstas carecen de regulación, por lo que sus maestros no siempre están capacitados y tomar un curso en ellas no es requisito para que un ciudadano obtenga su licencia de conducir.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) tiene registradas sólo 30 escuelas de manejo en su página de internet, pero no hay una norma donde se establezca los  requisitos que deben cumplen para estar en ese listado.

De acuerdo con Francisco de Anda Orellana, director general de la asociación civil Movilidad y Desarrollo México, no hay una garantía de calidad en la enseñanza en las escuelas de manejo, por lo que da igual tomar un curso en una escuela “patito” o en una registrada ante Semovi.

“Los contenidos que se dan son bastante escuetos y los instructores no están certificados, no hay nadie que los supervise. Realmente es algo en lo que Semovi está fallando muy fuerte”, expone.

El director de la asociación civil Movilidad y Desarrollo México, considera que para crear un estándar de calidad en las escuelas de manejo se necesita construir un proceso de al menos cinco años.

“Se tiene que trabajar junto con ellas, hacer un marco regulatorio donde se trabaje todo. Desde el espacio físico donde van a estar las oficinas, la uniformidad de los contenidos que se enseñan. Además de que todos los instructores, los dueños de las escuelas y los automóviles, deben de estar certificados por la autoridad”.

De Anda refiere que España es un buen ejemplo de cómo se tiene que trabajar con las escuelas de manejo.

“(En España) hay una Ley para las escuelas de manejo; los instructores tienen que estar aprobados por la Dirección General de Tráfico, al igual que el director de la escuela. Además si sus alumnos empiezan a tener índices reprobatorios en las pruebas, la escuela es sujeta a revisión por parte de la autoridad”, cuenta.

De acuerdo con la Dirección General de Tráfico (DGT) de España  tomar un curso de manejo para obtener el permiso de conducción es la herramienta más importante para la prevención de los  incidentes automovilísticos.

Hoy en día, el país ibérico se encuentra entre las naciones que más modernizados están en la tramitación y en la gestión de los exámenes para obtener la licencia, por lo que es válido en 59 países.

En el decenio 2001-2010 se registraron 41 mil 665 víctimas mortales por hechos de tránsito y un millón 380 mil 572 lesionados en España, por lo que las autoridades tuvieron que rediseñar sus políticas de seguridad vial desde una perspectiva de Visión Cero, con lo cual redujeron en 16.4% los incidentes tan sólo en cuatro años.

El mundo al revés

Roberto Remes, director de Ciudad Humana México, expone que en general, las escuelas de manejo piden licencia de conducir para tomar el curso.

“Esto es completamente absurdo, irónico. Esto por lo mismo no genera incentivos para tomar un curso y el resultado es que quien te enseña a manejar es un familiar”, dice.

Esta casa editorial llamó a la Asociación Mexicana Automovilística (AMA), escuela registrada ante Semovi, en donde especificaron que si se es mayor de edad, primero, se tiene que tramitar la licencia de conducir para tomar el curso.

“Si tú no la tienes, nosotros tendríamos que cubrir todo el daño que se le haya dado a la unidad, a ti o al instructor. No estamos exentos de un trancazo y así lo solucionamos”, dijo la telefonista.

En opinión de Peatonito, activista por los derechos de los peatones y ciclistas, al no existir medidas de seguridad sobre el tema se da, prácticamente, una licencia para matar.

“No existe cultura vial en esta ciudad, en primera porque para poder manejar no tienes que hacer un examen teórico ni práctico para sacar tu licencia de conducir, sólo llegas, pagas 600 pesos y te toman una foto, lo cual es absolutamente ridículo”.

“No puedes darle a cualquiera una licencia de conducir. El pretexto  de quitar el examen era que antes había corrupción, pero ahora existen muchos mecanismos de transparencia para que cuando saques tu licencia no puedas dar una mordida”.

Y el examen ¿para cuándo?

En la actualidad sólo los menores de edad tienen que acreditar, por medio de una constancia, que tomaron el curso de manejo en alguna escuela, para obtener su permiso de conducir.

Los conductores adultos sólo deben pagar los derechos correspondientes para conseguir su licencia de manejo, esto a pesar de que en diciembre de 2014, la Semovi anunció que para el primer trimestre del 2015, se aplicarían exámenes teóricos y  prácticos para otorgar la licencia de conducir Tipo A. 

Xavier Treviño, director para México del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas), expone que esto ni siquiera está especificado en la Ley de Movilidad.

“La ley sólo dice que la Semovi definirá qué requisitos se deben de cumplir. Digamos que lo obvio es que tendría que hacerse el examen, aunque todavía no está claro si además se pedirá el curso (de manejo)”.

El ex titular de la Semivi, Rufino León Tovar y sus antecesores fueron omisos en este rubro, por lo que organizaciones civiles esperan un cambio radical con la llegada de Héctor Serrano, quien hace unos días tomo las riendas de esta dependencia.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top