Investigaciones

El interminable caso New’s Divine

Ambas partes se han servido de recursos jurídicos para alargar el juicio y no se ve fin.

A ocho años de la muerte de 12 personas en la discoteca New’s Divine por un operativo fallido, este caso se ha convertido en uno de los juicios más prolongados en la historia del Tribunal de Justicia capitalino y aún falta mucho tramo por recorrer, pues se prevé que cualquiera de las partes acuda ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación o la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), si el fallo no les favorece.

Con la sentencia de Guillermo Zayas –la última sentencia pendiente– no se concluye el caso, y de acuerdo con la estrategia que ha seguido su defensa, aunque fuera encontrado culpable por homicidio culposo de 12 personas, lesiones dolosas contra otras siete, pues podría ampararse.

LEER MÁSGiran orden de aprehensión en contra de Guillermo Zayas

Al respecto, el abogado de los familiares de las víctimas, Armando Barrera Cuevas, reconoció que si la sentencia le es adversa a Zayas González, como ha ocurrido, agotará todas las instancias y presentará todos los recursos necesarios para prolongar lo más que pueda su regreso a la cárcel.

En caso de que la sentencia sea absolutoria, entonces los que se inconformarán serán los familiares de las víctimas, quienes, según dijo el abogado, están dispuestos a llegar ante la CIDH si es necesario, aunque para eso tendrán que pasar muchos años, tiempo en el que Guillermo Zayas no podrá regresar a prisión.

 

El litigante dijo que cualquiera que sea el resolutivo de sentencia,  el escenario a futuro no es que se dé por concluido el caso, sólo que alguna de las partes se desistiera de interponer los recursos de revisión, y se diera por satisfecha con la condena aunque no le fuera favorable, pero en el caso de los familiares de los jóvenes muertos no será así, aseguró.

Por ello, en cualquiera de los escenarios, primero se tendrán que inconformar contra el veredicto a través de una de las salas del Tribunal capitalino, posteriormente si se ratifica o modifica, acudir al juicio de amparo, luego ante alguno de los tribunales colegiados, en su caso que nuevamente llegue ante la SCJN, y posteriormente a la CIDH.

Barrera Cuevas ilustró que para darse una idea, tan sólo el primer amparo de Guillermo Zayas, el 165/2013, se tomó al menos tres años en resolverse y llegar a la Corte.

Y sólo hasta que ya no se pueda acudir a ninguna instancia nacional o internacional, el veredicto quedará firme.

Pese a las sentencias absolutorias que se han dado en los últimos meses en la Primera Sala de la Suprema Corte, donde se resolvió que los policías que participaron en el operativo no eran culpables porque sólo recibieron y acataron órdenes superiores, el litigante dijo en entrevista con El Big Data Mx, que confían en que la sentencia sea condenatoria para Zayas González.

Consideró que es muy lamentable el mensaje de impunidad que se ha enviado en uno de los casos más polémicos sobre la actuación policíaca en México, donde vender cerveza a los jóvenes está más penalizado que privarlos de la vida.

Dijo que Alfredo Maya Ortiz, único civil involucrado en los hechos es también el único que está en prisión enfrentando una sentencia de 23 años por vender cerveza a tres jóvenes, mientras que todos los servidores públicos involucrados en el fallido operativo que le costó la vida a 12 personas, y dejó lesiones a otras siete, están libres.

El abogado consideró que será a más tardar en dos semanas cuando se esté dictando la resolución en el Juzgado 19 Penal del Reclusorio Oriente, y con base en el resto de veredictos, éste no podrá, ni debe ser la excepción para que se encuentre culpable a Guillermo Zayas.

Además que el desistimiento del procesado de su amparo el mismo día en que se iba a discutir ante la Primera Sala, es una muestra que el fallo le iba a ser adverso, y dejaría un precedente que posteriormente recaería judicialmente en las próximas resoluciones sobre otros amaros futuros.

Los jueces

En los ocho años que lleva de gestión el caso New’s Divine, tres jueces han conocido del caso, Rafael Guerra Álvarez, Prudencio Jorge García Tenorio  y Beatriz Corona Valdez, quien  fue cuestionada en el 2015 por liberar a un empresario acusado de fraude genérico por 96 millones de pesos.

Ahora a dicha jueza le corresponde dictar la sentencia más polémica del caso, en contra de Guillermo Zayas González, quien por más de tres años prolongó la emisión de la sentencia a través de juicios de amparo, tal vez hasta que los tiempos políticos le fueran favorables.

Los tres  jueces han tenido papeles relevantes dentro del caso, Rafael Guerra fue el primero en saber del tema, donde 226 tomos conforman el expediente, 35 personas fueron procesadas, se dictaron 30 autos de formal prisión, 11 absoluciones en primera instancia, el resto ante otros tribunales  de amparo y la SCJN.

Actualmente Guerra Álvarez es magistrado penal, y contendió en las elecciones pasadas por la presidencia del TSJCM.

Mientras tanto, García Tenorio se desempaña actualmente como juez en el Sistema Procesal Penal Acusatorio, y fue quien dictó las primeras sentencias en contra de los procesados, todas ellas, revocadas ante la SCJN, y sólo está pendiente por ratificar la de Alfredo Maya Ortiz, 24 años de prisión, y su amparo será estudiando por la SCJN.

Fue el 19 de junio del 2015  cuando la jueza Beatriz Corona Valdés, procedió a concretar  los proyectos de sentencia y concluir con las mismas, pero se vio involucrada en la liberación del empresario, George Antonio Nehme Name, ex dueño de la aerolínea Avolar, por fraude genérico contra el Grupo Ofem, al dictar el auto de libertad en un horario inusual, las 04:00 de la mañana, lo que generó suspicacias en su actuación.

La empresa agraviada, presentó el recurso de apelación correspondiente en contra de dicha actuación, misma que aún está en revisión, pues contradice el criterio de los magistrados de la Séptima Sala Penal del TSJCM, quienes consideraron en septiembre del 2014 que había elementos suficientes para liberar la orden de aprehensión en contra del empresario, pero la juez opinó diferente y lo liberó.

Otra de las polémicas, fue cuando pretendió cobrar un millón de pesos a los padres de familia para obtener la copia certificada del expediente del New’s Divine.

En aquel entonces, Carmen Rivas Nájera, madre de Leonardo Amador Rivas, denunció que la titular del juzgado, Beatriz Corona Valdés, les notificó que el expediente por el caso New’s Divine, es muy extenso y que obtener una réplica de él sería tardado, además que ellos deberían pagar el costo total de las copias.

En conferencia de prensa, la madre  informó que de acuerdo con la tarifa del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal cada hoja fotocopiada tiene un costo de  4.50 pesos, y el expediente total del caso consta de 226 tomos, y cada tomo tiene entre 800 y mil hojas.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top