El camino amarillo de Mancera…rumbo a la Presidencia

6 septiembre 2016 6:00 am

[vc_row][vc_column width=”1/4″][vc_column_text]ASÍ ARRANCA

  • Financiamiento del partido: 443 millones 323 mil 174 pesos. 
  • 4 millones de afiliados ante el INE. 
  • 10 entidades son la columna vertebral del PRD.
  • 200 municipios gobernados por el Sol Azteca.
  • 5 gobernadores tienen en todo el país.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]A menos de dos años de la contienda presidencial, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) por fin echó a andar un plan para salir del letargo que lo convirtió en la cuarta opción de las preferencias electorales.

La estrategia de las tribus perredistas se resume en tres aspectos fundamentales: 

  1. Nombrar a Alejandra Barrales como su nueva dirigente nacional.
  2. Menguar el poder de la corriente Nueva Izquierda. 
  3. Construir la candidatura de Miguel Ángel Mancera.

Las etapas uno y dos ya se concretaron, mientras que la tercera fase comienza a delinearse.

Por ello, como lo hizo la pequeña Dorothy Gale en el libro infantil El mago de Oz, la tarea de Barrales Magdaleno será trazar el camino amarillo para que el jefe de Gobierno sea un serio candidato a la Presidencia de la República.

La presidenta del PRD tiene posibilidades reales de cumplir con dichas expectativas, pues cuenta con el respaldo de las tribus, principalmente de la corriente Vanguardia Progresista (VP) y Alternativa Democrática Nacional (ADN).

Fuentes consultadas por El Big Data MX –léase los dirigentes principales de cada corriente– confirmaron que el operador de la reestructuración perredista, y del impulso a las aspiraciones de Miguel Ángel Mancera, es Héctor Serrano Cortés.

Él aglutinó, a través de Vanguardia Progresista, a las principales expresiones – ADN, Foro Nuevo Sol (FNS), los Galileos, Izquierda Democrática Nacional (IDN), Coalición de Izquierdas (CI) y Patria Digna (PD)– para apoyar la candidatura independiente del mandatario local.

La ruta 

Alejandra Barrales tomó la batuta del partido luego del fracaso electoral de este año bajo la dirección de Agustín Basave. Desde su llegada, decidió dar al Sol Azteca una identidad ciudadana y una agenda nacional: posturas claras.

En el corto tiempo que lleva como presidenta de ese órgano político-electoral, ya hizo pronunciamientos sobre temas de seguridad y educación, específicamente respecto al conflicto magisterial y al asesinato de presidentes municipales.

Para fortalecer la ideología del partido, ya creó un Consejo Consultivo, el cual será el vínculo con la sociedad para definir las políticas prioritarias rumbo a las elecciones de 2018.

En la analogía de El mago de Oz, al igual que Dorothy, la senadora con licencia se apoyará en tres valientes escuderos para dejar brillante el camino amarillo hacia Ciudad Esmeralda (Los Pinos).

Ellos, paradójicamente, son:

  1. Héctor Serrano, de Vanguardia Progresista, que, como el Hombre de Hojalata, quiere un partido con mucho corazón.
  2. Héctor Bautista, quien, al igual que el Espantapájaros, anda en pos de las alianzas inteligentes.
  3. Guadalupe Acosta Naranjo, que, así como el León Cobarde, busca el valor para acabar con sus enemigos los Chuchos, quienes prácticamente ya fueron relegados.

Mancera de Oz

Si el PRD eligiera hoy a su candidato presidencial, éste sería Miguel Ángel Mancera.

Lo anterior debido a que el órgano encargado de definir a su abanderado presidencial es el Consejo Nacional, donde los afines al jefe de Gobierno tienen una mayoría suficiente para nombrarlo.

Y es que de los 409 consejeros –que en la práctica son 405 por cuatro puestos acéfalos– entre los 92 cartones de ADN, 41 de VP, 33 de FNS, 28 de los Galileos, los 14 de CI y los 21 de PD, Mancera tiene 218 votos.

Mientras que la oposición: Nueva Izquierda y los independientes suman 124 cartones.

De acuerdo al bloque mayoritario, en diciembre aumentarán su número de votos, pues con la renovación del Consejo Nacional habrá una desbandada de Chuchos.

Los aliados externos

La candidatura de Mancera va más allá del PRD. Sus operadores políticos ya tejen una alianza electoral con el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, que a cambio de su apoyo obtendrán espacios en el Gobierno de la CDMX.

En tanto, se teje una serie de reuniones con otros posibles candidatos independientes. Los ejemplos son el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, y el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón el Bronco; podrían cerrar un acuerdo a favor del mejor posicionado.

Y a partir de septiembre, los perredistas recorrerán 24 entidades para fortalecer las aspiraciones de Miguel Ángel Mancera y obtener las firmas para su eventual candidatura.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]CONSULTA NUESTRA EDICIÓN IMPRESA DE SEPTIEMBRE

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comentarios