22 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Disminuyen colisiones y atropellamientos por Metrobús

La mayor parte de accidentes se presentan porque los peatones y automovilistas quieren ganarle el paso a la unidad.

El número de personas atropelladas y de choques viales ocasionados por la invasión del carril confinado del Metrobús disminuyó considerablemente en comparación con años anteriores.

De acuerdo a una solicitud de transparencia, en lo que va del año, el Metrobús ha  atropellado a seis personas y hasta ahora se han registrado 19 choques.

Mientras que en 2016 se registró el mayor número de accidentes, pues hubo 33 personas atropelladas y un total de 130 choques distribuidos en toda la red de este transporte público.

Choferes entrevistados por El Big Data Mx coincidieron que la mayor parte de accidentes se presentan porque los peatones y automovilistas quieren ganarle el paso a la unidad.

“Se supone que estamos en un carril confinado y aún así hay choques porque los automóviles no lo respetan. Esto es un problema muy grave porque manejamos una unidad que vacía pesa 18 toneladas, pero en hora pico y con 150 pasajeros a bordo la unidad puede llegar a pesar 30 toneladas.

“Es muy difícil dar un enfrenón cuando una persona se atraviesa corriendo simplemente porque no puede esperar el alto”, relató Javier Robles, chofer de la línea 1.

La información obtenida por transparencia revela que la línea 1  es la que mayor número de accidentes ha registrado desde su inauguración, pues ha atropellado a 37 personas y hubo un total de 357 colisiones viales.

Dicha línea corre sobre la avenida Insurgentes desde Indios Verdes en la delegación Gustavo A Madero hasta El Caminero en Tlalpan.

De acuerdo con los choferes del Metrobús, las estaciones donde deben de poner más atención en su avance son Doctor Gálvez, Félix Cuevas, Del Valle y Chilpancingo.

Durante un recorrido por dichas estaciones se observó a decenas de personas asomando el cuerpo hacia la calle en espera de la unidad, además de grupos de peatones que cruzaban sobre Insurgentes  aunque el semáforo les marcaba el alto al estar en rojo.

En este trajín, los choferes deben de  tocar una y otra vez el claxon cuando van en marcha o al llegar a una estación, pues ellos consideran que ésta es la mejor forma de prevenir accidentes.

“Nosotros atribuimos la imprudencia de la gente a que en esta zona de la delegación Benito Juárez hay bastantes oficinas y por las mañanas a la gente le urge llegar a su trabajo para no tener un retardo y por eso le quieren ganar el paso al Metrobús.

“Antes de llegar a la estación tenemos que empezar a tocar el claxon para no golpear a la gente con el parabrisas y alertar a los carros de que estamos por pasar, el claxon es una gran alerta porque hay ocasiones que entre los carros sale un ciclista o motociclista que de pronto se sube al carril confinado”, indicó uno de los conductores.

Los momentos más conflictivos  se presentan en la mañana, alrededor de las 9:00, y por la tarde, a las 18:30 horas, cuando los usuarios saturan las estaciones y se aglutinan en el área de espera o de bolardos.

Por ejemplo, en la estación Doctor Gálvez se observó que en un área de cinco metros cuadrados se juntaron hasta 12 personas esperando la luz verde del semáforo para cruzar.

En ese momento hay usuarios que quedan a sólo 30 centímetros de distancia del Metrobús, que pasa a 60 kilómetros por hora.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top