NVS
G.A.Y. Data

¿Discriminación? en espacios de encuentro gay

Ser delgado y con cuerpo atlético son requisitos para que un gay pueda ingresar a lugares privados de encuentro sexual

Los lugares de encuentros sexuales concertados a través de las redes sociales son cada vez más populares entre homosexuales de la Ciudad de México, pero no son para todos.

Instalados en diferentes colonias de la ciudad, estos establecimientos permiten a los asistentes participar tanto en practicas sexuales comunes hasta en orgias o clubs de sexo y aunque parezcan espacios de “apertura” tienen una limitante: el aspecto físico, si no cumples con ciertas características, no puedas pasar.

El Big Data Mx visitó un par de estos establecimientos. El primero ubicado en la calle Cumbres de la colonia Narvarte, es un departamento en el tercer piso, pintado de blanco y con gruesas cortinas que impiden ver lo que pasa al interior. Para llegar hasta allí los homosexuales primero deben solicitar unirse al grupo de Facebook El Desahogo, si cumplen con los “requisitos” son invitados al lugar de encuentro.

Y es que no todos son merecedores de la invitación. “Octavio”, nuestro guía en este recorrido, indica que la mayoría de los clientes son hombres de entre 18 a 45 años con cuerpos de gimnasio o mínimo delgados.

“Por eso es un lugar más exclusivo… ellos eligen quienes van”, aseguró Octavio.

Al llegar se toca el timbre y dices tu nombre, luego de revisar la lista de invitados te dejan pasar, el cover es de 150 pesos y una vez adentro te piden que te quites la ropa.

La cocina del departamento funge como guardarropa y tampoco se permiten teléfonos celulares.

Con el cover “tienes derecho a dos cervezas o dos bebidas nacionales, refrescos y agua es libre”, explicó Octavio, el consumo extra de bebidas alcohólicas y Poppers, droga para aumentar la líbido, va por cuenta de cada invitado.

CONSULTAR LA NOTA: Marihuana y poppers las drogas más usadas por gays

El departamento consta, además de la cocina, con dos recamaras equipadas con una cama y la sala con muebles forrados en fibra sintética donde se dan los encuentros sexuales.

En la entrada del lugar hay una vasija con condones, son gratis y un letrero colgado en la pared que dice: “Se prohíbe usar cloruro (mejor conocido como traumasol) toda persona que sea sorprendida usándolo será desalojada”, pudo leer.

Los encargados explicaron que a raíz de algunos desmayos graves, los organizadores prefirieron prohibir su uso.

En la sala está instalada una televisión donde se pasan películas porno, también hay un estéreo que emite música electrónica a bajo volumen.

El Desahogo no es el único establecimiento de este tipo. Hay otros como El Circulo Viril, una casa cerca a la estación del metro San Antonio Abad. Sigue la misma dinámica, se accede por invitación con un cobro de 150 pesos.

Esta casa puede recibir hasta 100 invitados. Más amplia, cuenta con una sala de video, un proyector y algunas mesas tipo bar.

Asimismo, varias cuentas de Twitter y Facebook ofrecen organización fiestas privadas como @Partysxmx.

“Fiesta Privada para hombres / fiesta para gente de buen cuerpo. Flacos, atléticos y cuerpos de Gym. Varoniles”, advierte.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top