Investigaciones

Corredor modelo, vacuna contra cruceros peligrosos

La modernización del Eje 8 Sur con autobuses eléctricos que compartirán carril con la bici busca salvar vidas y replicarse en otras vialidades.

La Ciudad de México busca marcar tendencia en materia de movilidad al implementar el primer corredor verde no sólo del país, sino de América Latina.

El también denominado corredor eléctrico se ubicará en el Eje 8 Sur, desde el Metro Constitución de 1917 hasta Mixcoac, y entre sus novedades destaca la puesta en marcha de 100 autobuses eléctricos que compartirán carril con la bicicleta.

Sin embargo, su creación traerá no sólo beneficios a la movilidad y al medio ambiente, sino que forma parte de un proyecto que tiene como eje central salvar vidas.

Diversas investigaciones revelan que los ejes viales son las arterias más mortales de la CDMX, principalmente para los peatones; su intervención promete bajar las cifras negras en dicha materia.

De esta manera, Eduardo Venadero, director del Servicio de Transportes Eléctricos (STE) de la capital, y el principal impulsor del corredor verde, adelantó que el modelo se podría replicar a corto plazo en otros ejes como el Eje 2-2A Sur.

El análisis

Según el estudio de georreferenciación de accidentes del Instituto de Geografía, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los ejes viales concentran la tercera parte de los percances automovilísticos, siendo los peatones los más vulnerables.

Dicho estudio contabilizó al menos 380 intersecciones con frecuencias de atropellamiento sobre esas vialidades. La razón: su diseño.

De acuerdo con Francisco de Anda, especialista en temas de seguridad vial y director de la organización Movilidad y Desarrollo México (MDM), los ejes viales son los más peligrosos debido a que sus carriles amplios, rectos y con semáforos sincronizados ocasionan que los conductores alcancen altas velocidades.

Por ello, consideró que las acciones por parte de las autoridades no sólo deben dirigirse a la reducción de la velocidad, sino también a complementar con adecuaciones la infraestructura para lograr el objetivo.

De Anda indicó que 56% de las víctimas de los accidentes viales son los peatones y la principal arma es la rapidez con que se maneja.

“No tiene sentido modificar sólo la velocidad (en el Reglamento de Tránsito), si no se mejoran las vialidades. Mientras no se cambie el trazado, la gente sólo bajará la velocidad donde haya radares”, agregó.

El especialista propone que una vez ubicadas las zonas más peligrosas se coloquen camellones o alguna adecuación que permita hacer más angostas las vialidades, mejorar la señalización, así como combinar texturas y colores en los pavimentos donde se registre mayor movimiento de transeúntes y facilitar los cruces peatonales.

El Eje 8 Sur es una de las vialidades más grandes de la ciudad y tiene conexión tanto con el Metro como con el Metrobús, uniendo al Oriente con el Poniente, por lo que su intervención resulta estratégica.

La Secretaría de Movilidad detectó, al menos, 40 cruces peligrosos sobre esa arteria, por lo que se pretende implementar en ella el Sistema de Información de Seguridad Vial, el cual reunirá datos con conteos, aforos y seguimientos de cualquier incidente de tránsito.

Al respecto, Eduardo Venadero, director del STE, detalló que los nuevos autobuses eléctricos tendrán tecnología de monitoreo, la cual se complementará con el sistema de videocámaras de la Secretaría de Seguridad Pública; dicha información se utilizará para elaborar políticas públicas.

Un modelo a replicarse

El nuevo corredor verde sobre el Eje 8 Sur fue elegido por el grupo de liderazgo climático C40 para financiar el desarrollo de su proyecto ejecutivo, cuyo costo es de un millón de dólares.

Se trata de una obra que abarcará 23.5 kilómetros, la cual implementará el modelo de calle completa con carril confinado para el transporte público, que compartirá con la bicicleta.

Leer más: Formalizan recurso del C40 para primer corredor eléctrico en CDMX

Esta integración ya ha sido probada en el Eje 7 Sur, denominado Cero Emisiones Bus-Bici, el cual fue inaugurado en 2012 y en el que actualmente conviven alrededor de mil ciclistas diariamente con el Trolebús, desde Avenida Universidad hasta Revolución y de la estación del Metro Mixcoac a Universidad.

Eduardo Venadero calificó este modelo como un éxito, por lo que se trabaja en la capacitación de los choferes.

Lo que hemos pensado es que el derecho a la movilidad debe ser integral, pues así es como formas a una sociedad más respetuosa. Ya se logró en el Eje 7 y lo tenemos que replicar”, manifestó.

El corredor contribuirá con la implementación del Programa de Acción Climática de la Ciudad de México 2014-2020 –con un ahorro de 80 mil 965 toneladas de dióxido de carbono equivalente (C02eq) al año–, además de que generará un reordenamiento del transporte concesionado.

Para ello, indicó Venadero, se inició la interlocución con concesionarios de las cinco rutas que circulan en algunos tramos del eje –entre ellas Ruta 1, 112 y 14– y determinar de manera conjunta su integración a otro corredor o modelo de transporte, “pues no se trata de desaparecerlos, sino de darles alternativas”.

De acuerdo con el director del STE, el proyecto del Eje 8 Sur puede replicarse en otros ejes como es el Eje 2-2A Sur.

Entrevistado al respecto, Bernardo Baranda, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), coincidió en la importancia de extender este plan a otros ejes viales, y él agregaría al Eje Central y Eje 3 Sur Baja California.

Calificó como positivo que se implemente un modelo de calle completa donde el transporte público comparte un carril con las bicicletas, lo cual, dijo, es una tendencia mundial.

“Depende de la vialidad, pues en algunos casos sí será viable aun tener un carril confinado para la bici, pues algunos ciclistas se sienten más seguros así. El Eje 7 Sur es un ejemplo de cómo sí es posible compartir”, señaló.

Baranda consideró que el corredor verde se presta para mejorar la infraestructura de la zona y celebró la puesta en marcha de los autobuses eléctricos. “El transporte eléctrico es el futuro; creemos que hacia eso va y cada vez veremos más de esas unidades”, agregó.

El STE contempla que este nuevo corredor quede listo en septiembre de 2017 y promete mejorar la movilidad en la zona, al reducir los tiempos en el transporte y el retiro del público concesionado, así como el reordenamiento del comercio informal.

Beneficiará a 140 mil pasajeros al día y dos mil ciclistas, tendrá conexión con las estaciones del Metro Constitución de 1917 (Línea 8), Atlalilco, Mexicaltzingo, Eje Central (Línea 12), Ermita (Línea 2), Santa Martha (Línea A) y la estación Río Churubusco de la Línea 1 del Metrobús.

Rafael Ramos, asesor para la Ciudad de México del Grupo C40, aseguró que el corredor del Eje 8 Sur es uno de los proyectos más importantes de la capital en los temas del combate al cambio climático y transporte público.

El experto destacó en una entrevista con El Big Data Mx que es un giro en la movilidad que trae beneficios al estilo de vida de los habitantes como es dejar de emitir los contaminantes que causan el efecto de cambio climático.

“Los autobuses eléctricos serían de gran capacidad, pero en este plan integral se contempla el concepto de calle completa, es decir, infraestructura urbana sustentable. Por ejemplo: el carril confinado se compartiría con los usuarios de la bicicleta, las banquetas se renovarán, el equipamiento de las estaciones donde los pasajeros abordan sería nuevo, incluso que sirvan como pozos de absorción para alimentar los mantos acuíferos”, explicó Ramos.

Añadió que todo el Eje 8 Sur se modernizará y se proyecta el crecimiento económico de toda la zona, como fue el caso de la línea del Metrobús de Vallejo, la cual era una zona que se veía deprimida, y con el cambio en lo visual los vecinos resultaron beneficiados, porque sus propiedades aumentaron de valor.

“El proyecto del corredor eléctrico contempla la renovación visual de toda la zona, por lo que las personas que se desplazan del Oriente al Poniente lo podrán hacer con un transporte de categoría y se dejará de usar microbuses que contaminan”, finalizó.

Calle completa

El corredor verde implementará un esquema de movilidad segura y calle completa, lo cual incluye las siguientes acciones:

· Reordenamiento del tránsito vehicular.

· Mejoramiento del entorno a través de la instalación de señalamiento vertical y horizontal.

· Cambio de luminarias y mobiliario urbano.

· Accesibilidad mediante la construcción de rampas de acceso a las banquetas.

· Intercambio modal con biciestacionamientos en las terminales y paradas para ascenso y descenso de alta demanda.

· Poda y desrame de árboles.

· Reordenamiento del comercio informal.

· Carril confinado para el transporte público que se compartirá con la bicicleta.

· Colocación de luminarias de LED y filtros solares, así como pozos de captación de agua pluvial para reinyectar el subsuelo de la zona donde correrá el nuevo camión.

¿Y el dinero, apá?

El plan del Eje 8 Sur consiguió que el grupo de liderazgo climático C40 apoye económicamente la elaboración del proyecto ejecutivo con un millón de dólares.

Igualmente, el grupo respaldará la búsqueda de recursos financieros en las bancas internacionales para la compra de 80 a 100 autobuses, cuyo costo por cada unidad es de entre 400 y 700 mil dólares.

El presupuesto estimado para todo el proyecto es de cuatro mil millones de pesos, cantidad que será solventada con fondos verdes de organismos internacionales, por lo que el C40 ya asesora a funcionarios capitalinos para obtener dichos financiamientos.

De igual forma, el Gobierno capitalino no descarta invertir recursos del Fondo Metropolitano para este plan.

En lo referente al costo del pasaje se estima que sea de cuatro pesos.

Ciudad eléctrica

A mediados de abril, esta casa editorial dio a conocer que como medida para combatir los niveles altos de contaminación, el Gobierno de la Ciudad de México planeaba transformar la capital del país en una urbe eléctrica.

Leer más:  Impulsa Semovi ciudad-eléctrica

Para lograrlo se planteó incrementar la flotilla de taxis eléctricos, por lo que se dan incentivos a los taxistas para migrar a este tipo de unidades; asimismo, se instalarán estaciones de recarga eléctrica para autos particulares.

El corredor verde en el Eje 8 Sur sería el primer paso para transformar el transporte público en eléctrico.

El STE dejó de prestar servicio con trolebuses en esa vialidad en el sexenio pasado debido a la falta de unidades y la puesta en marcha de la Línea 12 del Metro, por lo que con su intervención se dará una renovación total.

CONSULTA NUESTRA VERSIÓN IMPRESA 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top