Investigaciones

Candidaturas independientes: ¿fortalecimiento democrático o fraude al ciudadano?

Consulta Ciudadana IEDF

Es una figura que de no ser fortalecerse puede ser coptada.

Por Fabiola G. Ayala

Ante la crisis de legitimidad y credibilidad que enfrentan los partidos políticos, las candidaturas independientes representan una oportunidad para que los ciudadanos accedan a diversos espacios de representación popular y gubernamental.

Si bien, esta figura es vista con buenos ojos por la mayoría de los políticos y expertos en la materia, aún existen aspectos que deben fortalecerse para garantizar una verdadera independencia partidista  y no se conviertan en un engaño para los propios ciudadanos.

Carlos Ángel González Martínez, presidente de Participación Ciudadana del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), considera que todo lo que tenga que ver con ampliación de derechos de la ciudadanía es una buena noticia en un régimen democrático.

Sin embargo, reconoce que los requisitos para que una o un ciudadano se interesen y logren ser candidatos independientes, “son desproporcionados”, por lo tanto, deben revisarse y aprovechar que la Ciudad de México se encuentra en un proceso constituyente, para elaborar una nueva ley electoral y bajar “de manera radical los requisitos para las candidaturas independientes”.

El funcionario electoral considera que el riesgo de que los partidos políticos influyan en las candidaturas “es un riesgo latente”.

“Las candidaturas ciudadanas le benefician al país y a la ciudad de México, la figura de los candidatos independientes en el contexto histórico mexicano es una figura que puede, no necesariamente lo logra, pero puede, tonificar la vida democrática y exigir a los partidos políticos una reacción más ágil más fresca, más auténtica”, concluye.

Para Raúl Flores, presidente del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal (PRD-DF), los candidatos independientes deben ser congruentes en sus planteamientos pero sobre todo, no deben estar ligados ni depender de ninguna fuerza política, grupo económico o religioso.

“No deben estar ligados a organizaciones partidarias propiamente o grupos de interés y lo que sí deben tener como característica es estar ligados con organizaciones de la sociedad civil…lo que no se valdría es tener nexos jurídicos, políticos y económicos con organizaciones  partidistas u organizaciones de facto”.

Aseguró que el PRD capitalino, está dispuesto a respaldar a personas “con independencia de criterio, que sean capaces de generar temas de opinión, posicionar sus propias ideas” pero sobre todo, que estén dispuestos a establecer una agenda común que le permita a su partido, recuperar la confianza de la sociedad.

Mauricio Tabe Echartea, presidente del PAN en el Distrito Federal (PAN-DF) considera que las candidaturas independientes “oxigenan la competencia y al sistema político, representan una opción frente al debilitamiento y son una salida al enquistamiento de oligarquías partidistas muy cerradas”.

“El abuso de esta figura  frente a la indignación de la gente “no representa una solución para resolver muchos de los problemas que vive la ciudad y el país. Creo que frente al hartazgo de las instituciones y de los partidos políticos pudieran aparecer figuras independientes como una solución mágica a los problemas”, insistió.

El PAN también está abierto a impulsar a ciudadanos sin partido, como en su momento lo hicieran con Demetrio Sodi e Isabel Miranda de Wallace, a la jefatura de Gobierno y recientemente con Xóchitl Gálvez, quien recuperó para este instituto político la delegación Miguel Hidalgo en el proceso electoral de 2015.

No obstante, el líder albiazul advierte que mientras el sistema de partidos permite impulsar agendas programáticas de largo plazo, “las agendas de los independientes pueden durar  lo que dure el interés del independiente en estar en la política, pueden ir cambiando y hay muy poca certeza en su programa”.

“Permite mejorar las condiciones de competencia, es un buen mecanismo de oxigenación, pero no debe verse como una receta mágica a los problemas. Las candidaturas independientes no cambiarán, de la noche a la mañana, las condiciones de corrupción, impunidad, y muchos problemas y vicios que permanecen en la política”.

Mariana Moguel, presidenta del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal (PRI-DF) coincide con sus homólogos en que los requisitos que los ciudadanos deben cumplir para aspirar a ser diputados al Constituyente son exagerados y enfrentan muchos obstáculos. Incluso, pueden correr el riesgo de ser coptados por las propias las fuerzas políticas.

“ Los partidos tenemos que asumamir con responsabilidad estos espacios porque si no, va a pasar lo que pasa con los comités ciudadanos en donde muchos de esos comités están coptados por los jefes delegacionales y realmente no son espacios de la participación ciudadana”.

Si vamos a hablar de participación, dijo, los partidos y principalmente el PRI, “tiene una responsabilidad fiel con la participación ciudadana, en el sentido de que aprendamos a no coptar esos espacios y más bien, desde nuestro partido, vayamos a convencer, ya está convenciendo. Yo no necesito coptar otros espacios para ir a ganar a la ciudadanía”, aseveró.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top