Investigaciones

Canales de Xochimilco en agonía; padecen una década de olvido

el big data mx, big data, xochimilco, laguna contaminada, contaminación,

El ex director de Conagua dijo que se necesita un plan de rescate de por lo menos 20 años.

La zona chinampera de Xochimilco se encuentra en su lecho de muerte. Los 187 kilómetros que conforman la red de canales enfrentan daños irreparables que tienen en peligro de extinción al ajolote, así como las actividades turísticas y agrícolas.

El problema más grave son las descargas de aguas negras provenientes de fábricas que se encuentran en las inmediaciones de la delegación, que diario vierten litros de materiales tóxicos para la flora y fauna del ecosistema.   

Un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detectó en 2015 mil 374 descargas de aguas negras y grises en los canales, provenientes de mil 217 predios ubicados en los alrededores, por lo que la contaminación creció 25% durante ese año.

Debido a ello, en la última década el sector turístico ha solicitado en repetidas ocasiones un plan de rescate en la zona, ya que es la principal fuente de ingresos en la demarcación debido a la derrama económica que dejan los poco más de un millón de visitantes por año.

Cada administración promete acciones para sanear los canales, incluido el actual jefe delegacional; sin embargo, hasta el momento no hay avances.

El Big Data Mx dio a conocer en noviembre del año pasado que, en estos 10 años, las autoridades locales y federales han invertido alrededor de 167 millones de pesos para la recuperación de los canales de Xochimilco sin ningún éxito.

LEER MÁSLa recuperación de los canales de Xochimilco, un barril sin fondo

De esta manera, el gremio turístico acusa a las autoridades de ser las responsables del deterioro de la zona lacustre, lo cual también pone en riesgo su fuente de ingresos.

“La flora y la fauna se han contaminado gravemente, y lo peor de todo es la pestilencia de los canales. ¡Navegamos prácticamente entre heces fecales!”, expresó Ángel Altamirano, presidente del sector turístico de Xochimilco.  

El trabajador narró en entrevista con con esta casa editorial que tienen que lidiar con dos problemas. Por un lado, enfrentan el incremento del hedor y las aguas negras en los principales canales de agua de la zona chinampera, a diferencia de años anteriores.

Por otro, los tapones que puso la administración delegacional en dos tuberías para evitar la descarga residual ocasionaron que el drenaje se fracturara y que en cualquier momento reviente.

Sin embargo, la administración delegacional detalló que se sellaron los dos drenajes a principio de este año, debido a que era una de las principales demandas de los pobladores, como una medida para frenar la contaminación de los cuerpos de agua.

Avelino Méndez Rangel, jefe delegacional de Xochimilco, aseguró que está acción ayudará a reducir los contaminantes en los cuerpos de agua de la zona y evitará que las empresas sigan vertiendo sus desechos.

El militante de Morena sostuvo que esta decisión se tomó luego de mantener una reunión con personal del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

Pero, para el sector turístico de la demarcación, esto se convirtió en una “bomba de tiempo”, ya que no existe una ruta para que las empresas desahoguen ahora sus aguas negras.

Esta casa editorial realizó un recorrido por el embarcadero nuevo Nativitas, donde constató las malas condiciones de los canales, donde se percibe el color negro del agua y un mal olor, similar al de un drenaje a cielo abierto.

 También se observó basura de todo tipo: llantas de tractores, bolsas de plástico, así como todo tipo de residuos domésticos lanzados por los habitantes de la zona, de acuerdo con el presidente de la asociación de comerciantes.

Aumenta mortandad de peces

Unos de los efectos colaterales de las descargas residuales en la zona lacustre es el incremento en las muertes de especies nativas como el ajolote.

De las 40 variedades de peces que existían en los embarcaderos, ahora sólo sobrevive el ajolote, que también se encuentra en peligro de extinción.

“Se han convertido en alimento de estos peces, en años pasado se introdujo miles de estos animales en los canales ocasionando la muerte de especies nativas como el ajolote, que en corto plazo se extinguirá”, refirió el investigador de la UNAM, Horacio Espilicueta.

El académico sostuvo que la introducción de carpas y tilapia africana, así como el incremento de materiales tóxicos, ocasionó que las especies nativas estén a punto de desaparecer.

Según datos de la UNAM se calcula que existan 900 toneladas de ambas especies distribuidos en los 187 kilómetros de los canales.

La mala planeación para introducir especies depredadoras no sólo arrasó con la vida de los peces nativos de la zona, sino que también daño a otro sector: los agricultores.

Lo anterior, debido a que dichas especies acuáticas se alimentan del sedimento y hacen sus nidos en los bancos de las chinampas, lo que ponen en peligro la producción de alimentos, ya que tienen que ser desechadas por los trabajadores al ser infectadas.

Lo peor es que los trabajadores que se dedican a la siembra y cosecha de las hortalizas en muchas ocasiones tiran sus alimentos cuando estos se encuentran infectados al mismo canal, lo que genera de igual manera contaminación y mortandad de los peces.

Acciones tardías

Hace una semana el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera anunció que los embarcaderos de Cuemanco y Nativitas serán relanzados para que vuelvan a destacar como atractivo turístico, con una inversión superior a los 25 millones de pesos.

Asimismo, se comprometió a inyectar entre 120 y 130 millones de pesos para la recuperación y rehabilitación del sistema de drenaje de la zona; sin embargo, especialistas vislumbran un escenario poco alentador para la zona chinampera de la demarcación.

Para José Luis, Luege, ex director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se necesitan por lo menos 15 mil millones de pesos para rehabilitar la zona limítrofe de la capital del país y un plan de rescate que debería extenderse hasta por 20 años.

“Xochimilco está a punto de morir si las autoridades correspondientes no hacen verdaderamente lo necesario”, advirtió.

En ese contexto, el investigador del Instituto de Biología de la UNAM, Marco Gaona precisó que los canales presentan altas concentraciones de fósforo y nitrógeno, tras un estudio que se efectúo en 2014.

“El daño es irreparable, los elementos que contiene el agua es tan alto que podría ser comparado a los desechos que producen las granjas de un rancho”, detalló el especialista.

Por su parte, el senador del PRI, Arturo Zamora también se pronunció por este tema y exigió al Gobierno de la Ciudad de México realizar acciones en contra de los asentamientos irregulares y la contaminación que prevalece en Xochimilco.

Esto debido, denunció, a las invasiones urbanas ilegales en zonas de conservación ecológica en los últimos años que han perjudicado seriamente el sistema de canales y chinampas de este lugar.

 

 

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top