Investigaciones

Biciestacionamientos en la CDMX… ¡mal ubicados y en desuso!

biciestacionamientos el big data mx. el big data

Las zonas con gran aforo de ciclistas no cuentan con espacios para aparcar, por lo que optan por amarrarlas en la vía pública.

La bicicleta ha comenzado a ganar terreno en la Ciudad de México con miras a convertirse en una opción real de transporte.

Sin embargo, sus usuarios aún se enfrentan, entre otras cosas, a la falta de infraestructura, así como de espacios adecuados para estacionarse.

El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) −por sus siglas en inglés− calcula que existan más de nueve mil biciestacionamientos distribuidos en la ciudad, pero están mal ubicados.

De acuerdo con Xavier Treviño, ex titular de dicho Instituto en México, esto orilla a los ciclistas a amarrar su bicicleta en postes, rejas y hasta árboles para “tenerla cerca”.

“Se tiene que vincular a dónde van los ciclistas con los biciestacionamientos, lo peor que se puede hacer en estos casos, y lo que ha hecho el Gobierno de la ciudad, es sembrar biciestacionamientos por todos lados”, refirió.

Indicó que 80% de estos biciestacionamientos no se usan, por lo que es necesario realizar un estudio para reorientar esta estructura a donde sí pueda ser útil.

Durante un recorrido hecho por El Big Data Mx en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez se pudo observar que la mayoría de estos lugares lucen semi vacíos,  abandonados y en malas condiciones.

Incluso, zonas como el Centro Histórico los ciclistas prefieren asegurar sus bicicletas en  troncos de  árboles, postes de luz y hasta en jardineras, a pesar de que en esta área se contabilizaron dos lugares para estacionar por cada cuadra.

En modo supervivencia

La falta de infraestructura en la ciudad ha detonado que los ciclistas entren en un modo de supervivencia cuando circulan por las principales avenidas de la ciudad.

A decir de especialistas consultados por esta casa editorial, incentivar este medio de transporte ayuda a descongestionar las vialidades; sin embargo, existe falta de política pública para mantenerlos a  raya, quienes en contantes ocasiones violan el Reglamento de Tránsito.

Y es que, advierten, los problemas vienen de la mano cuando un ciclista se sube a una banqueta, utiliza carriles confinados para transporte público o circula en sentido contrario, pues puede provocar un accidente tanto para él como hacía los automovilistas y peatones. 

Datos oficiales de ITDP revelan que seis de cada 10 personas utilizan actualmente la bicicleta, mientras que sobre la avenida Paseo de la Reforma circulan en promedio cuatro mil 339 personas todas las mañanas.

Por ello, sugieren fomentar esta modalidad siempre y cuando vaya de la mano con la construcción de ciclovías y asesoría con el objetivo de armonizar la circulación.

De acuerdo con el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México lo ciclistas sólo podrán ser amonestados verbalmente cuando cometan alguna infracción.

Mega biciestacionamiento en Pantitlán, el ejemplo

En el caso del metro Pantitlán, se ocuparon 3 mil 430 metros cuadrados para colocar lo que hasta ahora es uno de los estacionamientos más grandes de la capital del país y de América Latina. 

Su éxito ha sido rotundo, Xavier Treviño, quien también es codirector de Céntrico, palomeó esta medida y aseguró que dicho modelo serviría en otras terminales del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

Lugar que tiene un registro de 113 mil usos desde que se inauguró, en septiembre de 2014, con aparcamiento total para 416 bicicletas y cursos gratis de manejo de este medio de transporte.

No obstante, en el caso de La Raza, en el que se hizo una inversión de 21 millones de pesos por la administración local, la situación es diferente, reconoció  Treviño, quien aseguró que no tiene mucho sentido esta estructura, al no ser una terminal.

“La demanda para una estación no terminal es poca; a diferencia de Pantitlán que conecta con otras líneas. La clave son las terminales, como sucede también  en Tláhuac, que hay un biciciestacionamiento semi formal, pero que es muy usado por los vecinos de esa zona”, precisó.

Al respecto,  Agustín Martínez, quien dirige la organización Bicitekas, dijo que el problema radica en la falta de comunicación con la comunidad, así como coincidió que la mayoría de la infraestructura para bicicletas no se utiliza.

El especialista indicó que es necesario homologar criterios en toda la Ciudad de México con la idea central de atender la necesidad de este sector de la población y fomentar esta política pública, ya que cada vez es más frecuente el uso de este medio de transporte.

“Hay lugares que no tiene mucho sentido colocarlos, pero en otros sí, como en las plazas comerciales,  donde es necesario implementar biciestacionamientos que brinden seguridad al usuario”, dijo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top