Investigaciones

Azoteas Verdes de la CDMX… en sequía

azoteas verdes, el big data mx, big data,

Y es que la meta planteada desde la administración de Marcelo Ebrard, no se ha cumplido.

El objetivo de hacer de la Ciudad de México un vergel dista mucho de ser una realidad.

Y es que a nueve años de que se puso en marcha el Programa de Azoteas Verdes en la Ciudad de México la meta que se trazó la administración de Marcelo Ebrad no se cumplió.

De acuerdo con el Plan Verde de la Ciudad de México, tan sólo para 2012 se debía contar con 30 mil metros cuadrados de azoteas verdes –tres hectáreas (ha)–; no obstante, en ese año sólo habían 15 mil 838.41 metros cuadrados, lo que se tradujo en 15 inmuebles naturados.

Pero las cosas no mejoraron en la administración mancerista, pues de enero a julio de este año no se ha instalado una sola azotea verde pública.

Datos obtenidos vía transparencia por El Big Data Mx señalan que de 2013 a 2015 se naturaron 19 mil 152.59 metros cuadrados, es decir, 13 inmuebles públicos.

En total, la Ciudad de México cuenta con 34 mil 991 m2 de Azoteas Verdes, instaladas de de 2007 a 2015, es decir, poco más de tres hectáreas que se traducen en 28 edificios públicos naturados.

Pese a ello, Jerónimo Reyes, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, señaló que para los retos ambientales que enfrenta la Ciudad de México son muy pocas las azoteas instaladas, ya que la urbe necesita que anualmente se creen más de 30 hectáreas.

“El programa va muy lento; no se está fomentando, no hay una política clara”, acusó.

Aunado a que, según el investigador, la mayoría de azoteas verdes instaladas en edificios públicos están en ruinas, por lo que no están mitigando la temperatura de la capital ni está absorbiendo las emisiones contaminantes, que es para lo que fueron creadas.

Y es que a decir del investigador existe una mala elección de plantas y no hay un monitoreo constante de dichos espacios verdes.

“Se colocan plantas exóticas que requieren mucha atención y las que deben usarse en las azoteas deben ser resistentes a la alta insolación, con bajo consumo de agua”.

Por ello, el investigador señaló que deben plantarse especies como cactáceas, crasuláceas, agaváceas.

“En la UNAM hicimos una azotea modelo donde tenemos nopales, magueyes, siemprevivas, las cuales no tienen sistema de riego y pueden sobrevivir en las temporadas cálidas”, ejemplificó.

En contraparte, Jerónimo Reyes comentó que las empresas privadas sí están instalando azoteas verdes, pero muy pocas la reportan a la autoridad por desconfianza en la burocracia.

“Muchos de los datos están ocultos, por eso ahora a través de Google Maps tratamos de monitorear donde están las azoteas”, expone.

Pese a los errores, el investigador de la UNAM expuso que la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) y la UNAM deben trabajar en conjunto para que el Programa de Azoteas Verdes por fin florezca.

Sedema se defiende

La ingeniera Rosa María Gómez Sosa, directora general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental de la Sedema, expuso en entrevista con El Big Data Mx que de enero a julio de 2016 no instalaron azoteas verdes en edificios públicos debido a que destinaron el presupuesto en actividades de reforestación.

La funcionaria aseguró que esta administración sí alcanzará la meta propuesta para 2018 que es de 35 mil metros cuadrados en inmuebles del Gobierno local.

Incluso, señaló, que en 2016 están por ejecutarse 6 mil metros cuadrados de azoteas verdes en edificios particulares y se estrenará un espacio verde público en el Biciestacionamiento masivo de La Raza.

Cuestionada respecto a que los datos de transparencia refieren que de 2012 a 2015 se han naturado sólo 19 mil 152.59 metros cuadrados, la directora general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental refirió que dicha cifra sólo contempla a los edificios públicos; pero especificó que de 2013 a 2015 se naturaron entre edificios públicos y privados 60 mil m2, de los cuales 41 mil m2 corresponden a inmuebles particulares.

Asimismo, apuntó que la Secretaría ha instalado en las azoteas plantas aromáticas, crasuláceas, pastos y hortalizas.

“Por ejemplo, en las escuelas plantamos lechugas, rábanos, yerbas de olor para que forme parte de la educación de los chicos”, ejemplificó.

La directora general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental, comentó, que la Sedema visita dos veces al año las azoteas para certificar su buen estado: una, a inicios de año y otra, después de la temporada de lluvias.

Incluso, señaló, que se trabaja en conjunto con la Universidad de Chapingo para monitorear a las azoteas verdes.

De acuerdo con información de la Sedema en todas las azoteas verdes han utilizado el sistema de naturación extensivo, excepto en la preparatoria IEMS Iztapalapa “Benito Juárez”, pues en dicho inmueble se acondicionó una “azotea verde-huerto urbano” con fines didácticos, con uso preponderante de especies comestibles y de temporalidad.

Los beneficios ambientales

Jerónimo Reyes, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, explicó que las azoteas verdes ayudan a mitigar las llamadas islas de calor urbano, ya que desde que inició a poblarse la capital su temperatura aumentó cerca de cuatro grados centígrados.

Otro de los servicios ambientales que brindan es regular la velocidad de las escorrentías, por lo que una azotea verde ayuda a retener la lluvia e impide que el sistema de drenaje se sature.

A decir del especialista de la UNAM otra ventaja es que las plantas de las azoteas ayudan a atrapar las partículas suspendidas, lo cual mejora la calidad del aire del Valle de México; sin embargo, sostuvo que apenas se realiza un proyecto para cuantificar las emisiones que se mitigan por dichas áreas verdes.

En tanto, Rosa María Gómez Sosa, directora general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental de la Sedema, señaló que una azotea verde ayuda a disminuir entre dos a cuatro grados centígrados la temperatura en un edificio.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top