Investigaciones

Avala GDF prostitución, pero a medias

Sexoservidoras

Las autoridades credencializaron a trabajadoras sexuales e incluso les asignaron calles para ofrecer sus servicios; pero tienen en la congeladora la reforma que garantizaría sus derechos laborales.

De lo sancionado a lo tolerado, ése es el estatus actual del sexoservicio en el Distrito Federal.
Y es que el Gobierno capitalino asignó espacios autorizados a más de un centenar de trabajadoras sexuales para ofrecer sus servicios; sin embargo, se niega a aprobar las reformas que una jueza federal le ordenó para garantizar sus derechos laborales.

Mediante la figura de trabajadoras no asalariadas, desde el año pasado las sexoservidoras tienen permiso para laborar en nueve colonias: Centro, Guerrero, Obrera, San Rafael, Tabacalera, Hipódromo Condesa, Portales, Tránsito y Algarín.

Según información de la Secretaría del Trabajo del DF –obtenida vía Transparencia– hasta el mes de marzo, se habían entregado 113 credenciales a quienes ofertan este servicio en Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza.

Dicho documento ampara sus derechos laborales y evita que sean remitidas al Juzgado Cívico, así como la extorsión por parte de los denominados “padrotes”.

Asimismo, se les asignaron las calles donde pueden ofrecer sus servicios y para lo cual la dependencia capitalina tuvo que llegar a acuerdos con los vecinos.

Sin embargo, esta acción no responde a la buena voluntad de las autoridades, sino a una orden de la jueza Primera de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, Paula García Villegas, quien a inicios de 2014 resolvió que sancionar el trabajo sexual es inconstitucional.

Esto luego de que 19 sexoservidoras se ampararan debido a que en 2007 solicitaron una credencial de trabajadoras no asalariadas al Gobierno capitalino y les fuera negada.

De esta manera, pidió a las autoridades capitalinas reconocer el derecho al trabajo no asalariado que tienen las personas que se dedican a dicha actividad.

Una legislación en el olvido

Adicionalmente, la jueza estableció que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) modificara la Ley de la Cultura Cívica para que la prostitución deje de ser causa de sanción administrativa; que no sean remitidas al Juzgado Cívico por esa causa.

Atendiendo a este llamado, la ahora ex diputada local Polimnia Romana presentó formalmente la iniciativa, pero nunca se discutió; ni siquiera en comisiones de la VI Legislatura.

Esto a pesar de que la ex secretaria del Trabajo, Patricia Mercado aseguró que ya había un acuerdo legislativo, incluso con la Consejería Jurídica para sacar la reforma adelante.

“No nos estamos metiendo con el tema de la regulación, simplemente es dar cumplimiento a la Constitución y garantizar los derechos laborales de las mujeres que se dedican a esta actividad por voluntad propia”, señaló.

Explicó que la Constitución establece que cualquier persona mayor de edad está en su derecho de ejercer la profesión que más le acomode, siempre y cuando sea una actividad lícita, y en México no existe una ley que tipifique la prostitución como un delito, por lo cual no es ilegal.

En la Ley de Cultura Cívica se establece que “invitar a la prostitución o ejercerla, así como solicitar dicho servicio”, son consideradas faltas administrativas por perturbar la “tranquilidad de las personas”, pero sólo aplica cuando exista queja vecinal.

La actual secretaria del Trabajo, Amalia García, aseguró que el programa de credencialización volverá a revisarse para determinar las áreas de competencia de la delegación y del Gobierno central, luego de que demarcaciones como Cuauhtémoc cambiaron de partido político.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top