21 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Así se vende la droga en calles de Tulyehualco, en Xochimilco

La venta de crack se hace en las calles a plena luz del día. Los puntos son identificables y lo más difícil es acabar con el delito, según los policías.

La venta de droga en Santiago Tulyehualco, delegación Xochimilco, se lleva a cabo las 24 horas sin impedimento alguno.

Durante ejercicio periodístico, El Big Data Mx comprobó lo fácil que es adquirir crack en las calles de este poblado con los denominados dealers a plena luz del día.

Uno de estos puntos de venta se encuentra en la calle Francisco Presa donde basta con que alguna persona se acerque al vendedor, le diga que es vecino de la colonia y le muestre el dinero para llevar a cabo la transacción.

Esto se hace con un movimiento rápido de manos y, en ocasiones, cuando ya se conoce al cliente, hay un saludo donde se intercambia el dinero y la droga.

En ocasiones el distribuidor solamente hace alarde de su posición hacia el comprador y en algunos casos se burla al decir:

“¿A poco si te fumas las piedras? Llégale porque aquí está caliente; si quieres más por acá voy a estar”.

Los distribuidores son jóvenes de entre 18 y 28 años que andan en grupo para defenderse de algún altercado. La venta se hace en calles, deportivos y hasta las jardineras.

Los costos varían de acuerdo al tamaño de la piedra.  Las pequeñas cuestan 50 pesos, las medianas 100 y las grandes 200 pesos.

De acuerdo con los oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), un adicto llega a  consumir de cinco a 20 piedras diarias.

La mayoría de ellos porta mariconeras donde guardan el dinero recolectado y los papeles con piedra y, en ocasiones, se les puede observar haciendo ejercicio en la calle.

De acuerdo con elementos de la policía capitalina, los narcomenudistas andan en grupo para defenderse de sus rivales, y al mismo tiempo, cuidar el negocio.

“Es imposible acabar con ellos, a veces los llegamos a detener, pero a los pocos días los vemos de vuelta, una de las calles donde se vende a lo descarado es en Pino, usan los callejones para esconderse.

“Te vas a dar cuenta porque todo el día pasan chavos en sus motonetas, se detienen unos segundos y siguen su marcha, se nota que van drogados por los ojos rojos o la cara contraída”, relató a esta casa editorial un oficial que prefirió omitir su nombre.

En el centro de Xochimilco la historia se repite, las calles Pino y Cuauhtémoc son puntos conocidos por la venta de droga.

Vecinos tanto de Tulyehualco como del centro de la demarcación, aseguran que la incidencia delictiva aumentó en los últimos dos años y relacionan los robos con la venta de drogas.

“Hay señoras a las que les arrebatan las bolsas de mandado, se nota que son jóvenes que se gastan todo el dinero en el vicio y venden hasta la comida.

“Yo he pasado por donde venden droga y me doy cuenta de que los chavos cambian perfumes, gafas y hasta prendas de oro por unos cuantos papeles“, señaló Justina Arredondo, vecina de Tulyehualco.

Un secreto a voces

De acuerdo con el jefe delegacional, Avelino Méndez, se tiene identificado un total de 20 barrios y colonias donde se venden estupefacientes, los cuales califican como puntos rojos.

Entre ellos destaca el Centro de Xochimilco, los barrios San Cristóbal, San Diego, La Asunción, San Pedro, El Rosario, así como Santa Cruz Acalpixca, San Gregorio Atlapulco, Tulyehualco, entre otros.

Por su parte, el director general de jurídico y Gobierno, Gustavo Cabrera, sostuvo que a pesar de las reuniones diarias de seguridad pública, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no comparte la información sobre las presentaciones, detenidos y averiguaciones previas por narcomenudeo.

“La PGJ no nos ha dado información. Nos lo dijo el fiscal: a mí me hacen la presentación y yo la traslado a la Fiscalía para la Atención del Delito de Narcomenudeo, en Gobierno central, y allá le dan seguimiento y aquí no dan informes”, dijo Cabrera.

El funcionario aseguró que durante esta administración ha presentado ante el Ministerio Público 17 casos de narcomenudeo.

“Hay un problema muy grave porque relacionamos algunos de los homicidios con temas de narcomenudeo, uno de los más graves son el del 11 de septiembre pasado, donde acribillaron a siete personas en el barrio de San Diego; la Procuraduría encontró 69 casquillos y se presume que son de la banda Los Rodolfos“, abundó.

La delegación aseguró que la influencia del Cártel de Tláhuac ha repercutido en Xochimilco, principalmente el Tulyehualco, pues colinda con la delegación Tláhuac.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top