Alistan Índice Nacional de Calidad del Aire

el big data, big data, precontingencia ambiental, ciudad de mexico

19 mayo 2016 7:20 am

Autoridades federales, locales y organizaciones civiles ya trabajan en la creación del Índice Nacional de la Calidad del Aire.

Con ello no sólo se busca estandarizar la medición de contaminantes en todas las entidades sino que también se plantea activar una “precontingencia” a los 70 puntos de contaminantes, lo que actualmente es el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca).

El principal argumento es que los efectos nocivos a la salud de los contaminantes comienza desde ese umbral.

El lunes se sostuvo la primera reunión para avanzar en este tema  entre autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de los Gobiernos de Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Estado de México y la Ciudad de México, así como varias organizaciones civiles.

Ahí se planteó la necesidad de crear una Norma Oficial Mexicana (NOM) que unifique el algoritmo para medir la calidad del aire y que todas las entidades midan los mismos contaminantes.

El Big Data Mx informó que actualmente la Ciudad de México y zona conurbada son las únicas que cuentan con aparatos para medir las partículas más peligrosas (PM2.5) emitidas por el diesel y que según estudios de la Organización Mundial de la Salud es causante de cáncer.

LEER MÁS: Diesel causa cáncer y desdén

En tanto, 80% de las ciudades del país desconoce lo que está respirando.

“Siempre la agarramos contra la Ciudad de México, pero si bien es una de las urbes mexicanas más contaminadas, también es la que mejor mide las emisiones”, indicó Alan Jiménez, director de la organización Comunalidades, Vida y Dignidad.

Asimismo, explicó que la calidad de aire que tenemos actualmente es la misma que el año pasado, sólo que hay más contingencias debido a que la medida se endureció con el objetivo de provocar los menores riesgos posibles a la salud.

“Diversos estudios demuestran que a los 70 puntos Imeca ya hay afectaciones a la salud, por lo que queremos que se informe a la población los riesgos para que tomen las medidas necesarias”, agregó.

José Luis Texcalac, uno de los promotores de esta iniciativa e investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), indicó que se está planteando que este Índice emita pronósticos para que la ciudadanía conozca un día antes la calidad de aire.

Para ello se trabaja en cuatro niveles de riesgo: riesgo aceptable, riesgo moderado, riesgo alto y riesgo muy alto.

Alan Jiménez explica que esto no significa que las contingencias se vayan a declarar antes, ya que eso dependerá de otras actualizaciones a la norma de ozono, la cual se tiene programada para 2019.

“Queremos que los políticos dejen de preocuparse por las consecuencias económicas de las contingencias y nos garanticen un derecho al ambiente sano y saludable”, manifestó.

Efecto en la salud

Este índice, que ya se denomina Respira, se planea que pueda estar listo este mismo año y platea medir los principales contaminantes atmosféricos:  monóxido de carbono, bióxido de azufre, bioxido de nitrogeno, plomo, ozono y partículas PM10 (10 micras) y PM2.5 (2.5 micras), que genera principalmente el humo de diesel.

Alan Jiménez, de Comunalidades, Vida y Dignidad, detalló que el objetivo es evitar riesgos en poblaciones vulnerables como niños menores de cinco años, mujeres embarazadas y población asmática.

Y es que hay es estudio que muestra que los hijos de mujeres expuestas a altos niveles de contaminación pueden nacer con peso bajo.

Asimismo, la doctora Rosalba Rojas Martínez, INSP, realizó un estudio que detectó que la inhalación de ozono, microparticulas y dióxido de nitrógeno está asociada a problemas en el desarrollo pulmonar de niños en edad escolar.

Esto quiere decir que su capacidad pulmonar es más baja como si fuera fumadores.

Dicho estudio se realizó en menores que vivían en un radio de 500 metros de una avenida.

“Cabe destacar que  60% de la población urbana vive en un radio de 500 metros de una avenida y 40% en un radio de 300 metros”, señaló Jiménez.

Las afectaciones a la salud de los contaminantes, según la OMS, son los siguientes:

Fuente: Review of evidence on health aspects of air pollution REVIHAAP”. WHO 2013.

Fuente: Review of evidence on health aspects of air pollution REVIHAAP”. WHO 2013.

Comentarios