22 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Alerta Plateada, el mecanismo para encontrar a adultos mayores extraviados

A un año de su implementación, este mecanismo cuenta con 3 mil adultos mayores y han apoyado 120 casos, pero aún queda mucho por hacer.

Diariamente se extravían 12 adultos mayores en el Distrito Federal y cuatro mil 500 al año, por lo que se ha creado un mecanismo que agiliza su búsqueda, similar a la Alerta Amber –que se ocupa con menores de edad–.

La denominada Alerta Plateada es una iniciativa ciudadana, la cual mediante la redes sociales ayuda a localizar a los adultos mayores extraviados.

A decir de Eugenia Callejas, una de las cinco mujeres que creó dicha iniciativa, Alerta Plateada trabaja bajo tres premisas: concientización, prevención y localización inmediata de los adultos mayores.

“Se trata de tres cosas, primero, concientizar a la población de que los adultos mayores se extravían; segundo, se puede prevenir este extravío y tercero, en caso de que se extravíen es importante localizarlos lo más rápido posible, entre más tiempo pasa más se deterioran psicológicamente y físicamente”, detalla  Eugenia Callejas.

Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social del DF (Sedeso), en la Ciudad de México habita más de un millón de adultos mayores de 60 años, de los cuales 60 mil padecen algún déficit cognitivo que los pone en riesgo de extraviarse.

Registrarse ante Alerta Plateada

Para que un adulto mayor pueda inscribirse a este programa puede llamar, ya sea él, un familiar o hasta un amigo,  al Consejo Ciudadano de Seguridad Pública o a Locatel, para registrarlo.

Dan sus datos y esos se transfieren al Instituto para la Atención de los  Adultos Mayores, éste les marca al teléfono que proporcionaron en Locatel o al Consejo Ciudadano y entonces les dan una cita a quien los inscribe y al adulto mayor.

El día que se hace la cita un geriatra y una educadora acuden al domicilio del adulto mayor para realizar un examen gerontológico y si presentan riesgo de extravío se les registra en ese momento ante Alerta Plateada

Una vez aceptada se les entrega una pulsera de látex hipoalergénica en la cual se incluye un número para que en caso de que se extravíe pueda ser localizado.

“Entonces, en caso de que se extravíen si alguien lo ve y detecta la pulserita, nada más marca al 56 5811 11  y dice: ‘encontré al adulto mayor que es un señor que tiene la pulsera 6743’. En Locatel entonces a quien registró al adulto mayor se le llama y además hay tres contactos”, detalla.

Si la persona que encuentra al adulto mayor debe irse una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) resguarda al extraviado y se le traslada a un lugar seguro, mientras Locatel encuentra a los familiares o amigos de la persona.

En caso contrario de que la persona que está a cargo del adulto mayor detecta que se ha extraviado, entonces llama a Locatel proporciona el código de identificación de su pulsera y en ese momento se activa la Alerta Plateada.

“De todas maneras tienen que acudir al Centro de Apoyo de Personales Extraviadas y Ausentes (Capea) para que allí levante la ficha y diga exactamente dónde se perdió y qué traía puesto. En cuanto nos dan la ficha ya es la Alerta oficial”, comenta Callejas.

Sin embargo, Alerta Plateada también emite avisos de adultos mayores que no estén registrados.

El extravío en tiempos de redes sociales

Ya con la alerta oficial se viraliza la búsqueda  a través de redes sociales por medio de las cuentas  @AlertaPlateada o en Facebook en Alerta Plateada CDMX

“Como tenemos el apoyo del Gobierno del Distrito Federal en el minuto que se activa la alerta le avisan a todos los hospitales, a todos los albergues, a las patrullas, a las ambulancias y a las delegaciones”.

De acuerdo con Eugenia Callejas, la iniciativa ayuda a que en menos de 24 horas sean localizados.

El 26 de agosto de 2014, se lanzó Alerta Plateada con la venia del Gobierno del Distrito Federal y para su funcionamiento están coordinadas las Secretarías de Desarrollo Social del DF, de Salud; el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Y a casi un año de su puesta en marcha Alerta Plateada tienen a 3 mil adultos mayores registrados.

“Hay más de 120 casos que hemos apoyado en casi un año que llevamos operando, de esos, siete de cada 10 se han localizado; los otros tres no se han localizado o al menos no nos han avisado que se localizaron”.

¿Qué sigue?

De acuerdo con Areli Rojas, otra de las impulsoras de la iniciativa, la idea es que Alerta Plateada esté en todo el territorio nacional.

“La idea es extendernos a otros estados de la República y que sea un programa a nivel nacional, como lo es ahora Alerta Amber México (…) No es necesaria una ley, pero sí es necesario por lo menos un decreto del Presidente que lo cree como un programa formal”.

Para Rojas, lo importante de Alerta Plateada es que es una iniciativa ciudadana que surgió por la coordinación de Eugenia Callejas, Natalia Karam, Mónica Gaspar, María del Rosario Mijangos y la propia Areli,  mujeres de la colonia Del Valle que vieron en las redes sociales una oportunidad para brindar un servicio a la comunidad.

Dos años de ausencia

Luis Prado Solís llegó procedente del Estado de Hidalgo para acudir a una consulta médica en el Distrito Federal, pero en un descuido, desapareció.

“Mi papá se perdió el cuatro de septiembre de 2013. Él venía a una cita médica en el Hospital 1 de Octubre en el área de neurología. Él padece Alzheimer, tenía 87 años, entonces venía acompañado por una de mis hermanas, pero cuando llegan a la Central de Autobuses del Norte, mi papá pide ir al baño, pero mi hermana ya no lo ve salir”, cuenta Rosario Prado, hija del señor Luis.

El señor Luis Prado llegó a la Ciudad de México alrededor de las nueve de la mañana ,ya que tenía su cita médica a las once de la mañana.

De inmediato la señora Rosario acudió al Centro de Apoyo de Personales Extraviadas y Ausentes (Capea) para denunciar la desaparición de su padre, pidió en la Central de Autobuses que le permitieran ver los videos de seguridad, pero todo fue infructuoso.

“Si me los prestaron (los videos), pero esto fue ya casi en la noche. Lo único que sale en el video es que entra al baño y sale inmediatamente  y de ahí ya la cámara no alcanza a ver mi papá”.

De las cámaras de Ciudad Segura que hay en la zona no pudo ver las grabaciones, ya que Capea no pidió los videos.

“No los pidieron a tiempo porque nos dijeron que los video sólo duran 7 días, según nos dijeron y pasado ese tiempo borran todo. Entonces esas no me las proporcionaron”, denuncia.

Rosario Prado, ha acudido al Servicio Médico Forense (Semefo), hospitales y albergues tanto del Distrito Federal y del Estado de México.  Además pega diariamente las fichas de su padre en postes o en cualquier lugar que le permitan.

También extendió la búsqueda de su padre a Hidalgo, Cuernavaca, Puebla, Tlaxcala, pero a dos años de la desaparición de su padre la señora Rosario sólo cuenta con la indagatoria DGAVD/CAPE/T3/01506/13_09 y de su progenitor nada.

Sobre Alerta Plateada considera que debería ser una iniciativa que se extienda a todo el territorio nacional y que las autoridades informen qué debe hacer una persona cuando un familiar se le extravía.

En su caso, la señora Rosario Prado se acercó desde hace un año a la Asociación Mexicana de Niños Perdidos y Desaparecidos, A.C., y dice que ha recibido mucho mejor respuesta de la asociación civil que de las autoridades.

A dos años de la desaparición del señor Luis Prado Solís, el mayor temor de su hija Rosario es que esté muerto, pero mantiene la esperanza. “Para mí sigue vivo mientras no haya un cuerpo no puedo decir que ya está muerto”.

Ahora Rosario recuerda a su padre como una persona alegre y deportista. “No se me borra de la mente su cara, cuando se reía, cuando de repente estaba de malas o cuando nos hacía bromas y lo recuerdo con mucha tristeza porque no lo tengo junto a mí”.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top