26 de Septiembre de 2017
Investigaciones

ALDF cocina nueva sede para el Congreso de la Ciudad de México

el nuevo Congreso local , el big data mx, big data

⁠⁠⁠La Asamblea Legislativa (ALDF) se extinguirá junto con el recinto de Donceles y Allende. Ya trabajan en el proyecto para el nuevo inmueble.

⁠⁠⁠La Asamblea Legislativa (ALDF) se extinguirá junto con el recinto de Donceles y Allende.  

El nuevo Congreso de la Ciudad de México buscará una nueva sede y se planea que sea a un costado donde se encuentra actualmente el órgano legislativo local.

Sin tener claro aún el costo que tendrá el nuevo recinto, ya comenzaron las negociaciones para adquirir un predio que se encuentra en contra esquina de Allende y Donceles con miras al 2018.  

Bajo el argumento de la desaparición de la ALDF y con la idea de ahorrar gastos de renta, los asambleístas pusieron la mira en esta propiedad que sirvió −hasta hace unas semanas− de vivienda para decenas de familias y negocios de comida.  

Consultados por esta casa editorial, legisladores de las bancadas del partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) confirmaron que buscan trasladar las operaciones a nuevo espacio y dejar esta construcción como acervo histórico, como sucedió con la Antigua Casona de Xicoténcatl.  

Los asambleístas solicitaron omitir su nombre por temor a represalias de sus Grupos Parlamentarios y aceptaron que el proyecto aún se encuentra en etapa de análisis, ya que se necesita de una fuerte cantidad de recursos para levantar un nuevo Congreso capitalino.  

Cabe mencionar que el órgano legislativo es uno de los entes que mayor presupuesto recibe, pues sus recursos ascienden a casi dos mil millones de pesos al año.

 

El edificio que se vislumbra sea la nueva casa del Congreso local enfrenta diversos problemas; uno de ellos es el litigio que interpuso uno de sus presuntos propietarios y quien pelea desde hace varios años la edificación.

Incluso, el edificio fue desalojado recientemente por autoridades capitalinas, tras realizar un operativo en contra de grupos invasores de organizaciones populares, que se ubican principalmente en este cuadro de la ciudad.    

Las 50 familias que no pudieron comprobar ser dueños de los departamentos que habitaban en dicha edificación, tuvieron que abandonar el domicilio.   

Mientras que en la parte baja del edificio, se ubicaban cerca de cinco negocios de comida, los cuales fueron clausurados semanas antes del desalojo.   

Esto,  luego de un redada que desplegó la Secretaría de Protección Civil, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea-DF) y las autoridades de la delegación Cuauhtémoc.

Javier Samuel Santana, uno de los propietarios de los cinco negocios que se clausuraron, afirmó que el operativo que se desplegó fue de manera exprés y sin una orden previa.   

Acusó al jefe delegacional, Ricardo Monreal Ávila de iniciar una “cacería de brujas” en contra de los habitantes de este edificio, pues asegura que mantiene amistad con una de las personas presuntamente dueñas de este predio.    

“El supuesto propietario es judío y apoyó la campaña de Monreal durante las elecciones, por eso es que hicieron el operativo solicitado en un principio por el delegado”, sostuvo Santana.     

En entrevista por separado con esta casa editorial, vecinos que radicaban en este lugar, confirmaron que no tenían papeles en regla, por lo que tuvieron que abandonar sus casas.

Sin embargo, Santana y  vecinos como Julian Estrada sostuvieron que emprenderán una batalla legal para recuperar el edificio.  

Incluso solicitarán una reunión con el jefe delegacional y diputados locales para conocer el destino del inmueble.    

Detallaron que tras el desalojo, pidieron a la diputada del partido Encuentro Social (PES), Abril Trujillo, una mesa de trabajo, no obstante la legisladora argumentó que este tema estaba fuera de sus manos.  

Cabe destacar que una pequeña parte del inmueble es propiedad de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), quienes siguen sin pronunciarse al respecto.

Problema añejo

Desde 2013, la Asamblea Legislativa ha buscado comprar varias propiedades; sin embargo, el encarecimiento del uso de suelo y la serie de litigios, así como la invasión a predios abandonados por varias organizaciones populares hizo imposible esta acción.

Y es que desde hace casi 30 años la ALDF paga renta; uno de ellos es el edificio que se encuentra enfrente, donde mantiene principalmente su área de comunicación social y varios lugares de estacionamiento.   

En este inmueble de Allende 8, la ALDF destina al año poco más de siete millones de pesos, y por la renta de 550 cajones de estacionamientos eroga casi nueve millones de pesos más.

Hasta ahora, el recinto de Donceles se mantiene como la sede oficial de la ALDF, el cual incluso es catalogado como patrimonio del Gobierno federal.   

Además, los inmuebles localizados en la Plaza de la Constitución 7, Juárez 60 y Gante 15 también son utilizados por el órgano legislativo local.   

Mientras que renta dos más; uno para la dirección General de Comunicación Social y otra  en la calle de 16 de Septiembre 53, éste último para el Sindicato de trabajadores de la Asamblea Legislativa.   

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top