Investigaciones

Adiós al Trolebús

trolebus, movilidad, transporte electrico, ciudad de mexico, cdmx, semovi, hector serrano

El proyecto de la ciudad-eléctrica contempla la desaparición de este medio de transporte y su sustitución por un camión de pilas.

340 unidades hay en servicio y 50 están en los talleres.

1,045 vehículos llegó a tener el servicio de Trolebús en 1986.

8 rutas cubre el Trolebús de las 18 que tenía en 2000.

900 mil dólares costará el nuevo autobús eléctrico.

El Trolebús está en su lecho de muerte. Remendado, maltrecho y oxidado aún se aferra a las principales vialidades de lo que fue el Distrito Federal; su aliento se acabó, y en consecuencia este mismo año desaparecerá.

Es un viejo de 65 años, tranquilo y callado. Lleno de historias: testigo del terremoto del 57 y el del 85, de la masacre estudiantil del 68, del Mundial de México 1986, de las devaluaciones del 82 y 94 y, desde luego, de las contingencias ambientales.

Las huellas del tiempo se observan en su cuerpo, en los vidrios estrellados y asientos rotos, en las puertas atascadas o defensas retorcidas… en la pintura que se despelleja por tantas capas.

Su primera aparición fue el 9 de marzo de 1951, y aunque el parque vehicular creció y se renovó en al menos cinco ocasiones, su vida útil terminó. Ya no hay piezas de su tipo y su base central se ha convertido en un cementerio vehicular.

Por eso, Servicios de Transportes Eléctricos (STE), área comandada por la Secretaría de Movilidad, los sacará de circulación en los próximos meses y dará paso a un nuevo transporte, uno más seguro, eficaz y vanguardista.

En una entrevista con El Big Data Mx, el titular de la Semovi, Héctor Serrano Cortés, aclara que el proyecto es reemplazarlo por autobuses eléctricos, acordes a las necesidades actuales de la población capitalina.

Mientras que el director general del STE, Eduardo Venadero Medinilla, añade que con el nuevo parque vehicular se pondrá en marcha el doble de las rutas que actualmente cubre el Trolebús.

De esa forma también será un adiós a los 205 kilómetros de cableados que soportan el paso de este medio de transporte y permitirá reorientar la ruta en caso de protestas y manifestaciones.

“Lo que buscamos, a la par de mejorar el transporte, es quitar los cables de alta tensión que hoy se ubican en las ventanas de la gente que vive por Eje Central y otras vialidades”, sostiene Serrano Cortés.

El proyecto de la Semovi, conocido como “Ciudad-Eléctrica”, contempla, dentro de su fase 1, la desaparición de los 340 Trolebuses que hay en sus ocho rutas y los 50 que están almacenados en los talleres por falta de piezas; sí, ésas que ya no se fabrican.

En su lugar habrá camiones eléctricos suficientes –que funcionan con baterías y cuyo rendimiento es el mismo que el del Trolebús– para darle servicio a los 250 mil usuarios que disponen a diario de los ocho ramales.

La nueva flotilla mantendrá la tarifa actual del pasaje, y seguirá siendo un transporte gratuito para niños menores de dos años, estudiantes, discapacitados y personas de la tercera edad.

Como parte de ese proyecto, se reforzará el servicio de taxi eléctrico con mil 500 unidades.

“La apuesta es a la electromovilidad. Es decir, tener más vehículos cuya fuerza motriz sea la electricidad”, añade Serrano.

Y para fortalecer el uso de autos eléctricos, se habilitarán 100 subestaciones en toda la ciudad, donde los propietarios de dicho transporte puedan recargar su batería de manera gratuita.

¿Por qué lo van a quitar?

  • – 8 meses tardan en traer refacciones obsoletas, y no todas se fabrican en la actualidad.
  • – 17 años de antigüedad tienen las unidades más jóvenes; hay hasta de 40 años.
  • – 205 kilómetros de cable de alta tensión hay en las arterias principales de la CDMX.

Propuestas

  • – Camiones eléctricos que funcionen con pilas que duran el tiempo suficiente de una jornada del Trolebús.
  • – 1,500 taxis eléctricos, a cargo del Servicios de Transportes Eléctricos, se adquirirán a mediano plazo.
  • – 100 subestaciones de carga eléctrica para que propietarios de autos particulares con ese tipo de energía puedan abastecerse

¡Consulta nuestra versión impresa!

4 Comentarios

4 Comments

  1. Angel Andres Osorno G.

    abril 19, 2016 at 11:28 am

    se me hace tan absurdas las ideas tan anticuadas con los planes de transporte de la ciudad de México, en lo personal pienso que se debe fomentar mas la implementacion de los transportes eléctricos con el trolebús y los tranvías, vamos con un retraso enorme en materia de transporte pues mientras en Europa se moderniza el tranvía y el trolebús, en México solo se trata de un gran negocio cpon las armadoras de camiones y autobuses con el gobierno, todos sabemos que la vida útil de un trolebús y un tranvía es muchísimo mas larga que cualquier camión o metro bus (que paso ya con los metro buses “doppio”?) es absurdo quitar este gran transporte con historia para dar paso a proyectos estúpidos como el metro bus y el regreso del pulpo camionero, ahora decir que el estado de Mexico es un vecino muy contaminante es estúpido, mejor se deberían pensar mejor los planes de movilidad de la megalopolis, no solo con la zona metropolitana, trenes eléctricos y tranvías de cercanías con las demás ciudades, y los que piensan que al producirse la electricidad con la que se mueven los trenes, trolebuses y tranvías eléctricos se contamina, están en un error, se produce en plantas termoeléctricas e hidroeléctricas que no utilizan dieses, que negocio este del gobierno.

  2. Segundo

    abril 19, 2016 at 11:45 am

    Francamente absurdo, un disparate, en vez de modernizar al trolebús, dicen que los reemplazarán por buses a pilas, con unas cuantas desventajas técnicas comparadas con los troles, y posiblemente cuestan igual o más caro. En corto tiempo se van a arrepentir.

  3. Samuel Fuentes

    abril 19, 2016 at 1:26 pm

    Es un tremendo error!!! Un trolebús articulado de la mejor calidad (suizo, belga o alemán) cuesta ese valor (900.000 dólares) con baterías que permiten moverse sin cables por 7 kilómetros! Con una vida útil de 20 años garantizados… Las baterías de los buses no duran siquiera 5 años!!! Los cables no son de alta tensión, transmiten 600 VCC, sólo en caso de toparse los dos se transmite energía, y han estado ahí siempre!!! Qué mala excusa!!! Teniendo la infraestructura, disponiendo de dinero, lo único que puede justificar eliminar el trolebús es la existencia de intereses ocultos o derechamente, corrupción.

  4. Juan Manuel Pérez

    abril 19, 2016 at 11:43 pm

    El trolebús no debe desaparecer al contrario se tiene que apoyar como en Guadalajara es un transporte limpio eficaz y querido por los usuarios y en lo personal sería una horrible nostalgia ver los cables rotos en donde circulan
    Quiero que el trolebús prevalezca!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top