Presupuesto participativo, decisión ciudadana

30 junio 2016 4:38 pm

La Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México que fue discutida y aprobada en el año 2004 por la Asamblea Legislativa, es un instrumento que potencializa el derecho de los ciudadanos y habitantes de la capital de la República mexicana, para intervenir y participar, individual o colectivamente, en las decisiones públicas, así como en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas, programas y actos de Gobierno.

La participación ciudadana, como derecho conquistado por la Izquierda en la ciudad, contribuye a la solución de problemas de interés general y al mejoramiento de las normas que regulan las relaciones en la comunidad, contribuyendo al desarrollo de la cultura democrática y al proceso de consolidación de una mejor gobernanza.

Dando cumplimiento a lo establecido por la citada Ley, el Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) emitió la semana pasada una convocatoria que nos llama a participar en la Consulta Ciudadana sobre el presupuesto participativo que será aplicado en el año 2017.

El presupuesto participativo es el instrumento a través del cual los ciudadanos deciden en qué debe aplicarse 3% anual de los recursos públicos de las jefaturas delegacionales.

Esto quiere decir que cada año los ciudadanos gozamos del derecho de decidir de manera libre y directa, cuáles son los proyectos específicos que deben llevarse a cabo en nuestras respectivas colonias y pueblos.

El derecho a decidir sobre el gasto público, nos abre la posibilidad de proponer y aprobar cuáles son las obras y servicios específicos que requiere nuestra colonia o pueblo; nos faculta a decidir sobre los distintos tipos de equipamiento e infraestructura urbana que deseamos ver en nuestro entorno y además nos otorga  el derecho a determinar si 3% del presupuesto de nuestras respectivas delegaciones debe destinarse a la prevención del delito o en beneficio de actividades recreativas, deportivas o culturales.

La forma de participar está al alcance de todos, pues con la asesoría, ayuda y orientación de las 40 direcciones distritales del IEDF así como de las  jefaturas delegacionales, podemos registrar nuestros proyectos, teniendo como límite el próximo 6 de Julio.

Si nosotros o nuestros vecinos tenemos propuestas innovadoras  para mejorar el entorno de nuestras respectivas comunidades, tenemos el derecho de presentarlos para que sean sometidos al escrutinio ciudadano.

En este sentido, es importante aclarar que aunque no hayamos decidido resgistrar alguna propuesta, tambien gozamos del Derecho de elegir el proyecto de nuestra predilección.

Para llevar a buen puerto la consulta ciudadana sobre el presupuesto participativo nuevamente requerimos de la suma de esfuerzos y voluntades, no bastará con tener una excelente organización de la consulta, en la que participen de manera coordinada la autoridad electoral local y las jefaturas delegacionales; siempre será indispensable nuestra participación inscribiendo nuestros propios proyectos y emitiendo nuestra opinión sobre aquel que consideremos el mejor.

En esta ocasión, la cita con la democracia y con nuestro compromiso ciudadano es el 4 de Septiembre de este año en las mesas receptoras que se instalarán en las colonias y pueblos de la capital.

Mientras todo ello ocurre, quienes conformamos la Asamblea Legislativa continuaremos vigilantes de cumplir y hacer cumplir la Ley, garantizando que en el presupuesto de egresos de cada año, se asignen los recursos correspondientes a cada una de las colonias y pueblos en que se divide el territorio de la Ciudad de México.

Comentarios