Los enredos del Edomex

5 julio 2017 4:49 pm

A pesar de que es prácticamente un hecho que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmará el triunfo de Alfredo del Mazo, en el Estado de México, la batalla por la entidad más poblada del país apenas comienza.

El próximo 9 de julio, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) realizará su convención para definir las bases del proceso y método de selección de candidatos a puestos de elección de 2018.

Ahí, Andrés Manuel López Obrador ya tiene listo un plan para la próxima contienda electoral, en la que se elegirá Presidente de la República, gobernadores, presidentes municipales y congresistas locales y federales.

En lo que respecta al Edomex, la ex candidata Delfina Gómez estaría destinada a llegar al Senado de la República por la vía plurinominal, mientras que Horacio Duarte sería el futuro coordinador de la bancada morenista en el Congreso del Estado de México.

Las estimaciones del war room de AMLO indican que mientras el Gobierno federal se esmera en hacerlo perder, ganará con tranquilidad la mayoría de las curules y municipios claves de esa entidad, máxime que sigue recorriendo todo el estado.

Con una mayoría de legisladores, estaría poniendo de cabeza a la administración del Grupo Atlacomulco durante los próximos años, impasse que se vive en todas las áreas de Gobierno, desde el 4 de junio pasado.

Esto, debido a que por orden de Alfredo del Mazo, ni el Congreso local ni el gabinete de Eruviel Ávila –que resguarda el secretario de Gobierno, José Manzur– tienen autorizado mover un dedo de aquí a su toma de protesta.

La contención de daños frente a Morena todavía no es un asunto de interés en el grupo del Valle de México y el del Valle de Toluca (leáse el de Eruviel y el de Atlacomulco), debido a las diferencias entre ambos bandos.

Otro factor que complica la situación en el Edomex es el reparto de espacios del gabinete, ya que si pierden  la Presidencia en julio del año entrante, el nuevo gobernador estará obligado a cobijar a los damnificados.

Por si fuera poco, Eruviel todavía es un jugador activo. Para sepultar las acusaciones que el periodista Humberto Padgett hizo en el libro Los suspirantes –donde afirma que el gobernador practicaba orgias con el obispo Onésimo Cepeda y algunos jóvenes–, celebró una boda fast track.

Con ello no sólo busca terminar con ese tema, sino que es un amago, de la búsqueda de la candidatura presidencial, la cual, a pesar de estar cada vez más lejos, representa una nueva y abierta fractura del PRI en el Edomex.

CONSULTA NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

Comentarios