Big Voces

La amnistía de Andrés

A menos de un año del comienzo formal de las campañas electorales de 2018, el virtual candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, cada vez está más arriba en las encuestas.

Tanto, que hasta en las mediciones de la Secretaría de Gobernación indican que si hoy se celebraran los comicios, AMLO podría ganar hasta con 45% de los sufragios.

Y es que además de los constantes tropiezos del presidente Enrique Peña Nieto y la percepción generalizada de que el PRI y PAN son lo mismo, el político tabasqueño cuenta con nuevos aliados.

Se trata del sector empresarial más importante del país –y al cual en años anteriores denominó como “la mafia del poder”–, debido a que en 2006 y 2012 jugó en su contra de manera determinante.

Si no lo creen, basta recordar que hace ocho meses ofreció en Acapulco una curiosa “amnistía anticipada” para quienes han saqueado el país en las últimas décadas, una vez que tome protesta como Presidente.

En agosto pasado, durante el foro Era Familiar Princess 2016 y bajo su propuesta de convertir a México en una “República Amorosa”, prácticamente prometió inmunidad a los corruptos.

La pragmática oferta está claramente dirigida para aquéllos con los que no quiso acordar en mayo de 2006, cuando visitó a Emilio Azcárraga en Valle de Bravo, (episodio del que habló en su libro La mafia nos robó la presidencia).

En esa ocasión, el dueño de Televisa llevó y regresó al ex jefe de Gobierno en helicóptero, luego de que este último se negó a quitar de su discurso de campaña las anomalías en la venta de Banamex.

Hoy, los pronunciamientos a favor de la candidatura de AMLO siguen apareciendo en diversos sectores de la sociedad; incluso inversionistas de Nueva York y de Londres ya lo ven con buenos ojos.

Ésta es la primera vez que el sistema no podría acuerpar una candidatura presidencial conveniente para el Gobierno de Estados Unidos, pero no por nuestra autonomía, sino porque al presidente Donald Trump no le interesa.

Eso provocó que el escenario de sus opositores haya dejado de ser controlable; máxime que las fuentes de información, sobre todo vía redes sociales, terminaron por marcar la agenda política del país.

Tanto, que los portales de Internet que no son afines al Gobierno han cobrado fuerza, a tal grado que las televisoras y emisoras radiofónicas retoman lo que pasa en la Web.

Ésa es la razón por la cual un medio de la envergadura de Televisa terminó comprando a SDP Noticias, el cual, a pesar de ser el más visto del país, no es un influencer.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

el dato es

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top