NVS
Big Voces

Eje viales: la muerte sobre ruedas

Francisco De Anda da algunas recomendaciones para mejor la seguridad de dichas vialidades.

De acuerdo con un estudio de geo-referenciación de accidentes del Instituto de Geografía de la UNAM, los ejes viales de la Ciudad de México (CDMX) son las vías con mayor cantidad de accidentes de la urbe. Sus condiciones de trazado, velocidades de circulación, aunado a la conjunción de usuarios que se movilizan en domicilios, negocios y comercios son factores para la ocurrencia de estos desafortunados eventos.

Además, en la CDMX se registran unas 600 víctimas mortales por atropellamiento, lo que corresponde al 56% de los fallecidos por tránsito al año en esta entidad.

A pesar de las buenas intenciones del Gobierno de la CDMX por reducir las muertes en siniestros viales, sus acciones han sido dispersas y sin suficiente enfoque. Si se quisiera abatir el número de atropellados como actividad prioritaria, los ejes viales serían el lugar adecuado para empezar.

Si bien se ha implementado el programa de Crucero Seguro, aún hay mucho que hacer en los ejes viales para volverlos menos inseguros. Aquí comparto algunas ideas que podrían ayudar a incrementar la seguridad vial en los ejes viales.

Intervenciones en infraestructura:

  • Revisar la ubicación y uso de los cruces peatonales existentes
  • Incrementar la instalación de cruces peatonales a nivel de calle tanto con pintura como con revos
  • Instalación masiva de semáforos peatonales.
  • Retirar puentes (anti) peatonales –todos sabemos que nadie los usa y no benefician al peatón–.
  • Combinar texturas y colores en los pavimentos donde haya mayor movimiento peatonal –Esto reduce velocidades–.
  • Instalar islas refugio en los cruces peatonales de avenidas de más de cinco carriles. Las islas no sólo pueden servir como un refugio para esperar al siguiente cambio de semáforo, sino que además ayudan a reducir velocidades pues se angostan los carriles y se crea un “obstáculo” a la mitad de la avenida.
  • Volver doble sentido Xola en su tramo con el Metrobús.

Desincentivos a la circulación

  • Debido a que estas vías son de las más riesgosas, se podría cobrar un impuesto a la seguridad al circular en los tramos identificados como “de alta siniestralidad”. Sería una especie de peaje cuyos fondos recaudados deberían canalizarse a las intervenciones de seguridad vial.

Reforzamiento de conductas

  • Facilitar el cruce de peatones con la intervención de elementos policiacos.
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top