Cambia tus hábitos

2 junio 2016 2:59 pm

En la actualidad existen en todo el mundo más de 347 millones de habitantes que viven con diabetes; cada siete segundos muere una persona a raíz de la enfermedad.

México se ubica dentro de los 10 países con mayor prevalencia y es la primera causa de muerte.

Existen diferentes tipos de diabetes; la más común es la diabetes tipo 2. Dicho padecimiento se caracteriza por la presencia de hiperglucemia (azúcar alta en la sangre), y es el resultado de defectos en la secreción de insulina que se origina en las células beta del páncreas. Los síntomas incluyen poliuria (orinar constantemente), polifagia (apetito en exceso), polidipsia (mucha sed) y fatiga.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la reducción o eliminación del consumo de tabaco pueden impedir o retrasar su aparición.

Se ha demostrado que medidas sencillas son eficaces para prevenir la diabetes tipo 2 y sus complicaciones:

  • Alcanzar y conservar un peso corporal saludable.
  • Mantenerse activo físicamente: la intensidad y frecuencia del ejercicio deben ser ajustadas a las necesidades y características de cada persona. Sin embargo, se recomienda al menos 30 minutos de actividad física moderada tipo aeróbica (caminar, andar en bicicleta y bailar, entre otras).
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Conservar una dieta saludable planeada en comidas pequeñas y frecuentes.

Para establecer el diagnóstico de diabetes es importante realizar la historia clínica adecuada y llevar a cabo pruebas bioquímicas con el objetivo de descartar o confirmar la enfermedad.

El especialista para atender tal padecimiento es el endocrinólogo; sin embargo, el éxito del tratamiento radica en el apoyo multidisciplinario, por lo que es necesario consultar a diferentes profesionales de la salud que trabajen en conjunto por un mismo objetivo: el bienestar del paciente. Éstos pueden ser psicólogos, educadores en diabetes, enfermeros, nutriólogos y odontólogos, entre otros.

“Para vencer una enfermedad, el primer medicamento es la actitud positiva, y el paciente es el único encargado de administrarla”.

Comentarios