Off The Record

La flautista mágica

Darlene Rojas Olvera, el big data mx.big data

Algo está pasando en la Junta de Conciliación y Arbitraje de la CDMX, que tiene a más de 100 con los pelos de punta.

Había una vez un precioso pueblo llamado Hamelin… ¿o era PRDin? la cosa es que ese mágico lugar un día se llenó de ratas que con el tiempo se adueñaron por completo del poblado.

Nadie sabía como erradicar la plaga hasta que apareció Darlene Rojas Olvera, que con la melodía de una flauta se llevó unos cuantos roedores hacia un nuevo paraíso llamado Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

Cuentan que el ex diputado Pablo Franco Hernández fue el primero en seguir a la flautista hasta hacerse de la Secretaría General de Asuntos Colectivos de la JLCA, cargo desde el cual hizo una fortuna ¡plop!

Y es que desde hace un par de años, este funcionario se dedica a favorecer al sindicato de Mario Hernández González, quien garantiza a los constructores cero huelgas en sus obras a cambio de una módica remuneración que beneficia a los alegres compadres.

Dicen por ahí que tantos son sus compromisos que para impedir cualquier conato de huelga han llegado a amedrentar trabajadores con armas de grueso calibre bajo el amparo de la SSP, tal y como sucedió en la Gran Terraza Acoxpa ¡WTF!

Nos cuentan Off The Record que los demás sindicatos también se armaron, al menos de valor, para lanzar una campaña en contra de Darlene Rojas, quien, a sus ojos, es en realidad la mano que mece la cuna.

Ojalá la flamante presidenta de la JLCA tome la flauta y se lleve la plaga a un lugar muy, pero muy lejano y que no resulte ser parte de la fauna nociva que llegó a la Junta encantada por otro flautista ¡zas!

El otro TUCOM

El delegado solitario

Dicen por ahí que eso de armar bloques en contra de un “compañero de partido” es una moda retro que ya acentuó en el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Nos cuentan Off The Record que desde hace un par de meses se conformó un “Todos Unidos contra Monreal” (TUCOM) como castigo a su intento fallido de apoderarse de la coordinación de Morena en la ALDF.

Según la versión de los feligreses de AMLO, el jefe delegacional en Cuauhtémoc ha tratado –una y otra vez– de arrebatar los espacios que en 2015 le otorgaron a Martí Batres y Claudia Sheinbaum.

Por eso, la base morenista y sus diferentes liderazgos pintaron su raya con el zacatecano hasta en los eventos públicos, al grado que a sus delegados se le ve más platicando con Xóchitl Gálvez que contestando una llamada de alguien de la Cuauhtémoc.

Mientras tanto, Monreal no deja de empujar su candidatura a la jefatura de Gobierno de la CDMX, pero sólo a través del PRD y PAN a quienes les asegura que él será el elegido de Andrés ¿será? …entonces habría que preguntar ¿por qué nadie en Morena lo pela? ¡ups!

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top