21 de Septiembre de 2017
Off The Record

Morena quiere encerrar uno de sus gallos

En Xochimilco los cambios todavía no llegan y quien ya podría ser relevado es el delegado electo, considerado una autentica granada

Dicen por ahí que quien no sale de una para meterse en otra es el delegado electo en Xochimilco, Avelino Hernández.

¿No nos creen? Tomen nota: primero le dio un preinfarto, luego lo operaron por una apendicitis y ayer se le bajó el azúcar… ¡todo en menos de tres meses!

Nos cuentan, Off The Record, que esta situación ha llevado a la cúpula de Morena a clasificar a Avelino como una auténtica bomba de tiempo. Pues en el mundo de la política es sabido su gusto extremo por el alcohol, con lo cual todo puede empeorar.

Por eso el operador político de la demarcación —es decir, el hombre de tras de la cortina— será Francisco Garduño, ex titular de la ex Secretaría de Transporte y Vialidad, y hombre cercano a Martí Batres, quien obviamente encabeza el equipo de transición y se perfila como el director General Jurídico y de Gobierno.

A Avelino no lo quieren ver dirigiendo la delegación por que pondría en riesgo el proyecto de Morena –la Jefatura de Gobierno—sobre todo porque Xochimilco representa uno de los iconos de la corrupción dentro del PRD.

Las señales de alerta se encendieron en el partido de Andrés Manuel López Obrador después de apostar como una de sus políticas principales el combate a la corrupción y apuntar sus baterías al delegado saliente Miguel Ángel Cámara.

Tanto tienen la mira puesta en esa demarcación,  donde hay indicios serios de corrupción, que quien dicen que ya levantó la mano para sustituir a Avelino en caso necesario es la ex delegada y derrotada contendiente en Iztapalapa, Clara Brugada, una de las preferidas de AMLO. ¿Será?

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top