The Guardian faltó a la verdad con nota sobre Angélica Rivera: Presidencia

9 agosto 2016 6:59 pm

Publimetro

Por:

The Guardian faltó a la verdad con la publicación de la nota en la que alude a la señora Angélica Rivera de Peña, señaló Eduardo Sánchez Hernández, Coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República.

En su encabezado la nota The Guardian afirma que “El hogar de la Primera Dama de México en Florida, es propiedad de un contratista potencial del Gobierno”. Al respecto, Sánchez asegura que es falso que el departamento referido sea el “hogar” de la señora Rivera en Florida.  

“Ella misma hizo público que en 2005 adquirió una propiedad, distinta a la que refiere la nota, en el mismo edificio”, dijo el vocero a través de un comunicado. 

Detalló que en la nota se afirma que el señor Ricardo Pierdant es un contratista “potencial” del Gobierno, sin ofrecer un sólo dato, documento, o declaración que lo sustente. “Es una especulación a todas luces dolosa”, afirmó Eduardo Sánchez.

“Lamento que The Guardian oriente a sus reporteros a predecir el futuro, más que a confirmar la veracidad de su información. El señor Ricardo Pierdant no ha celebrado contratos con el Gobierno de la República y tampoco participa en algún proceso en curso”, dijo el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República.

Señaló que la nota refiere que en dos ocasiones solicitaron comentarios en la oficina del Presidente.

“Cualquier periodista medianamente experimentado, sabe que las solicitudes de información de los medios se atienden en mi oficina”, señaló.

Sin embargo, dijo que nadie estableció contacto con él ni con alguno de sus colaboradores sobre este tema.

“En el pasado reciente, The Guardian ha publicado información sobre temas relacionados con nuestro país que ha sido desmentida. En algún caso, tuvo que ofrecer disculpas a sus lectores porque no pudo sostener la veracidad de lo publicado. Siento mucho la falta de profesionalismo de este medio que afecta, sobre todo, a sus lectores”, concluyó.  

Comentarios