NVS
México

Auditorio “Che Guevara” refugio de provocadores: UNAM

unam, filosofia y letras, encapuchados, disturbios, ciudad universitaria, el big data, big data

Al difundir la postura institucional respecto a los hechos violentos de esta mañana, la UNAM demanda el desalojo del auditorio Justo Sierra (rebautizado como Che Guevara) al considerarlo refugio de provocadores.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ante los hechos ocurridos esta mañana en la Facultad de Filosofía y Letras en Ciudad Universitaria, informó lo siguiente:

1.- Un grupo de personas encapuchadas llevó a cabo una serie de actos vandálicos en contra de la institución y su comunidad, como reacción a la detención, en la vía pública, por parte de la autoridad federal, de un individuo ajeno a la Universidad y presuntamente vinculado a actividades de narcomenudeo, que responde al nombre de Jorge Emilio Esquivel Muñoz, alias el “Yorch”.

Los encapuchados bloquearon uno de los accesos vehiculares a la Ciudad Universitaria, mediante la colocación de contenedores de basura, a los que posteriormente prendieron fuego. Además, irrumpieron violentamente en las oficinas de la Base Uno de vigilancia, ubicada en el acceso de avenida Universidad 3000, golpearon a los vigilantes que ahí se encontraban e incendiaron el recinto y una de las unidades de Auxilio UNAM.

2.- La Universidad Nacional ha presentado la denuncia de hechos correspondiente ante la autoridad competente, contra quienes resulten responsables de la agresión.

3.- Todas las actividades académicas en escuelas y facultades de la Universidad Nacional, tanto fuera como dentro de la Ciudad Universitaria, se desarrollan con absoluta normalidad.

4.- La UNAM es una institución académica, concebida y diseñada para cumplir con sus tareas sustantivas de docencia, investigación y difusión de la cultura, que no cuenta con la estructura ni con un cuerpo de seguridad que le permita repeler este tipo de provocaciones. La gran fuerza de la Universidad Nacional está en su autoridad moral.

5.- Por eso, la Universidad Nacional, la comunidad en su conjunto, demanda la desocupación del auditorio Justo Sierra, lugar donde los provocadores se refugian. Hechos como los ocurridos hoy, hacen evidente la naturaleza violenta de su ocupación.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top