NVS
México

Arman fiesta en Hangar Presidencial para Francisco

En su primer viaje pastoral a México, el papa Francisco fue recibido en un ambiente festivo por cientos de invitados especiales en el Hangar Presidencial.

Entre porras, gritos y pañuelos blancos de cientos de invitados especiales que tuvieron acceso en dos graderíos que se instalaron en el Hangar Presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) fue recibido esta noche el papa Francisco.

A las 19:23 horas, el avión de Alitalia tocó suelo mexicano para dirigirse al hangar. Transcurrían los minutos. Un conjunto de mariachi interpretaba el considerado segundo himno nacional: el Cielito Lindo, bajo estos acordes se abrió la puerta de la aeronave; mientras el nuncio apostólico Christophe Pierre subió a la escalinata para la recepción oficial.

Al pie de la escalinata, esperaban el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera. En punto de las 19:30 se hizo el saludo protocolario. A diferencia de la llamada “pareja presidencial” conformada por Vicente Fox y Martha Sahagún, los residentes de Los Pinos no besaron el Anillo del Pescador que porta en el dedo anular de la mano derecha del llamado vicario de Cristo.

Al igual que su antecesor Benedicto XVI tampoco besó el suelo mexicano al descender del avión; como en su momento lo hiciera el desaparecido Juan Pablo II durante sus visitas a nuestro país; sin embargo, sí rompió el protocolo al emular a quien se conociera como el papa peregrino, al acercarse a platicar con niños ataviados con trajes típicos mexicanos.

Durante su paseo por la alfombra roja que se dispuso, también le acercaron a un menor enfermo de cáncer a quien besó, al igual que otro niño con discapacidad física.

Una entusiasmada Angélica Rivera hacía señas hacia un entarimado circular blanco, a fin de que más de una docena de niños y un grupo de ex compañeros suyos, artistas de Televisa –quienes grabaron un disco en ocasión de esta visita pastoral— se acercaran para saludar al papa Francisco.

A las 19:55 horas, en la puerta de recepción del hangar, inició el desfile del gabinete legal y ampliado para saludar al obispo de Roma. Uno a uno pasaron los colaboradores del gobierno federal a estrechar la mano del máximo jerarca de la iglesia católica.

De fondo, bajo los acordes del Huapango de Moncayo, Viva México (adaptada ad hoc) con los “Viva México” ¡Viva!, “Viva el Papa” ¡Viva”, y posteriormente Mi Ciudad, amenizaron la estampa de bailes ejecutados por charros y adelitas; así como suertes de charrería.

Tras concluir la salutación del gabinete legal y ampliado, el papa Francisco, flanqueado por el presidente y su esposa, ingresaron al salón oficial de recepciones, donde sólo permanecieron un par de minutos para salir hacia el área de estacionamiento donde ya se encontraba un papamóvil y elementos de seguridad que escoltarían al jerarca católico.

A las 20:11 horas, tras ponerse un abrigo blanco, abordó un papamóvil descubierto, en el que lo acompañó el nuncio Christophe Pierre y el Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera para dirigirse  hacia la nunciatura apostólica al sur de la ciudad, donde pernoctará esta noche.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top