NVS
Justicia

Si reclama EU a el “Chapo” no hay impedimento legal

En distintos, momentos, a través de sus abogados, Guzmán Loera interpuso juicios de amparo para evitar su extradicción hacia los Estados Unidos; sin embargo, han sido desechados

Uno de los principales temores de Joaquín Guzmán Loera alias el Chapo es la pena de muerte que podría enfrentar en los Estados Unidos al ser extraditado, pues la mayoría de los juicios de amparo que presentó desde que fue detenido por segunda ocasión fue en contra de su traslado a ese país.

El último recurso judicial fue interpuesto el 19 de octubre del 2015, a pocos días que se informara sobre un operativo en el cual había sido herido, aunque a la postre logró escapar.

Se trata de la demanda 967/2015 presentada ante el Juez 13 de Distrito de Amparo Penal, y  aunque obtuvo la suspensión de plano del acto reclamado, posteriormente le fue retirada porque el juez de procesos que concedió la extradición no reconoció la personalidad jurídica de su abogado para presentar el juicio de garantías.

En ese contexto, toda vez que el licenciado … no tiene la calidad de defensor del directo quejoso ante el Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, autoridad a la que se atribuyó la orden de detención citada”.

Por ello, el juez de amparo requería de la presencia física de Guzmán Loera, y firmara de puño y letra la petición del amparo, y  diera fe de los dichos por el litigante, sin embargo se venció el plazo y Guzmán Loera no compareció ante la autoridad  que lo requería y perdió la suspensión de plano del acto reclamado.

Vista la certificación secretarial con que se da cuenta, se aprecia que feneció el plazo concedido a…, quien se ostentó como defensor particular del quejoso Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, para que desahogara la prevención realizada en auto de diecisiete de octubre del año en curso, sin que cumpliera con el requerimiento relativo”.

En el  juicio 967/2015 presentado por la defensa de Guzmán Loera, se reclaman los actos privativos de la libertad, “orden de detención con fines de extradición, reaprehensión o sólo extradición” y  “la ejecución de dicho mandamiento y, como consecuencia, el que sea abatido, asesinado, ultimado, masacrado, desaparecido forzadamente, privado de la vida o deportado…” esos fueron los argumentos del capo.

Por ello, la defensa de Guzmán Loera, en aquel entonces dado a la fuga, presentó un recursos de queja en contra del resolutivo del 13 de noviembre, el cual quedó radicado en el Quinto Tribunal Colegiado bajo el expediente 118/2015, el cual apenas fue admitido a trámite el dos de diciembre, sin que por  ello se haya concedido la razón a los abogados del narcotraficante.

Este es el único proceso judicial vigente de Guzmán Loera, pues el resto de los amparos han sido negados definitivamente, y en el mejor de los casos, la defensa han presentado recursos de revisión sobre dichos dictámenes desfavorables para el capo.

En la demanda 1233/2014 que desechó de facto el Juzgado 13 de Distrito de Amparo Penal,  y la  queja 05/2015 del Quinto Tribunal Colegiado el ex líder del Cártel de Sinaloa,  dejó ver a través de sus fundamentos legales, el temor de perder la vida sí es trasladado a los EU.

A través de sus abogados, el capo mexicano denuncia la presunta actitud  antipatriota y autoritaria de las autoridades mexicanas sí permiten su traslado a los EU donde será recluido en cárceles secretas, sometido a abominables torturas para obtener confesiones sobre acusaciones que le harán testigos falsos, y con ello, hacerse acreedor de la pena capital.

De las autoridades mexicanas …señaladas como ordenadoras y ejecutoras, les reclamo: como actos futuros e inminentes, la inconstitucional, autoritaria y antipatriota orden o disposición que den las autoridades ministeriales y judiciales para que finquen un proceso en mi contra con fines de extradición a los Estados Unidos de Norte América o a algún otro país extranjero en donde los Estados Unidos mantienen cárceles secretas destinadas a inferir abominables torturas…para que por medio de infamante tortura, me declare culpable de la comisión de delitos que ellos dicen cometidos y así se me apliquen penas inclementes o HASTA LA PENA DE MUERTE, la cual está expresamente prohibida por la Constitución General de la República”, fue el argumento de Guzmán Loera.

La orden de extradición, agrega, respecto de la cual fue categórico en afirmar que constituye un acto ‘futuro e inminente”, fue el alegato de la defensa de Joaquín Guzmán Loera, mientras que el juez de la causa lo desechó el mismo día que los presentó, sin ni siquiera darle entrada.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top