NVS
Justicia

Recapturan a reo que se fugó del Reclusorio Preventivo Oriente

Sólo dos custodios fueron procesados por la evasión, aunque las autoridades reconocieron que fue resultado de una cadena de complicidades

Roberto Sánchez Ramírez estuvo prófugo 102 días, hasta que fue detenido cuando salía de un hotel en el municipio de Tlalnepantla, en el estado de México, y aunque pretendió escapar disparando en contra de los policías de investigación al final fue reaprehendido.

El reo apodado “El Fugas”, quien escapó del Reclusorio Preventivo Oriente, el pasado 30 de mayo, fue detenido cuando abordó un vehículo Volkswagen, tipo Bora, momento en el que se le marcó el alto a través del autoparlante de la unidad policial, llamada a la cual hizo caso omiso tratando de escapar.

Posteriormente, los agentes a bordo de una patrulla le cerraron el paso, sin embargo, chocó el auto que conducía contra el retén, para seguir su escape a pie y disparando una pistola en repetidas ocasiones en contra de los agentes, quienes repelieron la agresión y lo lesionaron en una pierna.

Cuando lo capturaron se le encontró en posesión de otra pistola y una licencia de conducir apócrifa, mientras que se le brindó atención medica que requería de urgencias; una vez estabilizado se le trasladó, en custodia de varios elementos de la PDI al Hospital General de La Villa, tras la cual será reingresado al Reclusorio Preventivo Oriente.

Para evadir y confundir a las autoridades, Sánchez Ramírez modificó su apariencia, dejándose crecer el bigote y el cabello y practicándose una cirugía de la nariz.

Sánchez Ramírez, también conocido como Miguel Márquez Montes, Roberto Sánchez Ramos o Roberto Daniel Sánchez, cuenta con cuatro órdenes de reaprehensión , por su probable participación en la comisión de los delitos de privación ilegal de libertad agravada, asociación delictuosa, y robo calificado.

Cabe recordar que el 13 de junio pasado, la Policía de Investigación logró recapturar a Agustín Miranda Orozco, 15 días después de haberse evadido en compañía de Roberto Sánchez del Reclusorio Preventivo Oriente.

Por estos hechos más de 20 servidores públicos del área de juzgados y del Reclusorio Oriente rindieron su declaración para deslindar responsabilidades, pero sólo dos custodios fueron sancionados y no se ha informado sobre el avance de las pesquisas en esta materia.

Por ello, tanto la de la Contraloría Interna, como la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, iniciaron las respectivas averiguaciones.

Mientras que el GCDMX reconoció una cadena de irregularidades desde omisiones y complicidades de personal de reclusorios y de los juzgados, por ello se comprometieron a sancionar a los servidores públicos que resulten responsables.

Y es que un empleado del área de juzgados desatornilló un anaquel del anexo del Juzgado 20 que sirve como bodega, para que los reos sólo llegaran a removerlo, además que se presume también dejaron ropa y herramienta para concretar la escapatoria.

Mientras que personal de los juzgados que llevan las causas penales giraron los citatorios correspondientes para dichos reos, sin una justificación legal, pues en el caso del “Fugaz” ya era un interno sentenciado, y no tenía porque ser llevado a la rejilla de prácticas sólo para una notificación.

Además que ya había personas plenamente identificadas como responsables de haber facilitado la fuga, pero hasta el momento la Procuraduría capitalina no ha informado de las investigaciones sobre el personal administrativo involucrados, sólo fueron sancionados dos custodios de reclusorios.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top