Justicia

Niegan amparo a Gómez Urrutia contra averiguación previa del año 2008

Desde hace 15 meses el sindicalista puede regresar a México, pero teme que autoridades lo puedan detener, por ello sigue presentando demandas contra órdenes de captura en su contra.

Napoleón Gómez Urrutia sigue presentando amparos por posibles órdenes de aprehensión en su contra, a pesar que hace más de un año se informó que la última de ellas ya había sido cancelada.

Apenas el 25 de noviembre tramitó la demanda 1090/2015 ante el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo Penal en el DF, la cual fue admitida a trámite el pasado 30 del mismo mes.

El líder del gremio minero reclamó los “actos omisivos…negativa a permitir designar defensores o personas de su confianza”, como parte de la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIORPIFAM/248/2008.

Sin embargo, en este último juicio el juez le negó la suspensión definitiva del acto reclamado, y citó a la audiencia constitucional el próximo 25 de enero donde se habrá de definir si existe el acto reclamado por la defensa de Gómez Urrutia, así como los elementos de prueba para presumir que hay actos judiciales en contra de su cliente.

Por ello, la defensa de Gómez Urrutia presentó el recurso de revisión sobre la decisión del juez de negar la protección de la justicia

“…Por otra parte, se difiere la audiencia constitucional y se fijan las nueve horas con cuarenta minutos del veinticinco de enero de dos mil dieciséis para su celebración, lo que deberá hacerse del conocimiento de las partes. Finalmente, agréguese a los autos del escrito del autorizado del quejoso, una vez que se obtenga el resultado del requerimiento efectuado en el presente proveído, se acordará lo conducente”, fue la notificación del 24 de diciembre.

En su momento, el abogado,  Marco Antonio del Toro aseguró ante los medios de comunicación que  todas las órdenes de aprehensión en contra de su cliente ya habían sido candeladas, y que podría regresar a México en cualquier momento, situación que no se ha concretado en año y tres meses.

Y es que desde hace 15 meses  se esperaba el regreso del sindicalista, quien llegó a enfrentar 11 procesos penales,  inclusive en abril pasado,  y para despejar cualquier duda  su abogado presentó el  amparo 513/2015 ante el Cuarto Juzgado de Amparo con sede en Jalisco, quien lo sobreseyó ante la inexistencia del acto reclamado.

Meses después tramitó otro juicio, pero ahora específicamente en contra de una averiguación previa del año 2008, pues en su momento el abogado dijo que seguían vigentes ordenes en  Sonora y San Luis Potosí, mismas que jurídicamente ya habían ganado, pero que no habían desactivado las autoridades correspondientes en Plataforma México.

En septiembre del 2014 Gómez Urrutia obtuvo un amparo por la única orden de aprehensión en su contra por el delito de desvió de recursos por 55 millones de dólares.

Entre los años 2006 y 2014 el sindicalista  acumuló  11 ordenamientos judiciales  a nivel local y federal, por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, fraude, desvío de recursos, lavado de dinero, tráfico de influencias, abuso de confianza,  falsificación de documentos oficiales.

Así como 200 denuncias en su contra presentadas por autoridades de los estados de Zacatecas, Nuevo León, San Luis Potosí;  Sonora, Michoacán y Chihuahua.

En el  2006 se emitió una ficha roja de la Interpol, la cual estuvo vigente hasta el 2012,  pero se canceló por dos recursos que promovió la defensa en Lyon Francia para solicitar la remoción y cancelación tarjeta , toda vez que estaba  sustentaba tres órdenes de aprehensión, que ya habían sido objeto de juicios, que concluyeron con sentencias absolutorias.

Incluso, en los 10 años de autoexilio en Canadá, el Gobierno de ese país donde se refugió,   le otorgó la nacionalidad de ese país como una muestra de distinción a su carrera como sindicalista.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top