Justicia

Liberan a hermanos acusados de complicidad con Florence Cassez

Aseguran que fueron sometidos a torturas de diversa índole para que se autoincriminaran en el delito de secuestro y señalaran a la ciudadana francesa.

Un Tribunal unitario con sede en Nayarit concedió la libertad a dos hermanos relacionados con la banda de Los Zodiaco, con la cual fue relacionada la ciudadana francesa Florence Cassez Crepin.

Juan Carlos y Alejandro Cortez Vallarta  fueron liberados después de permanecer siete años en prisión acusados de secuestro luego que el  Primer Tribunal Unitario del Vigésimocuarto Circuito falló a favor de los quejosos, quienes impugnaron la sentencia a 33 años de prisión.

Con base en dicha resolución judicial, así como la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en 2013 a favor de Florence Cassez, amparada por violaciones al debido proceso, buscarán la reparación del daño ocasionado por las autoridades federales que los detuvieron en mayo del 2009.

En una rueda de prensa, luego de la liberación de los hermanos, los abogados denunciaron que desde la detención sus clientes fueron sometidos a torturas de diversa índole para que se autoincriminaran en el delito de secuestro, y señalaran a la ciudadana francesa y a su pareja, Israel Vallarta Cisneros, como los líderes de Los Zodiaco.

Al respecto, el abogado, Ángel Carrera Juárez calificó el aseguramiento de sus defendidos como un montaje mediático del  ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, luego de la detención de la detención de la pareja en el año 2005.

La libertad de los Cortéz Vallarta se debió a un apelación a la sentencia de un juez federal, quien dictó a ambos 33 años de prisión por los delitos de secuestro, delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

El Tribunal Unitario determinó que no había elementos para sentenciarlos por los delitos de secuestro y delincuencia organizada, por ello, ordenó sus libertad inmediata con respecto a estos delitos, y revocó la sentencia de 33 años a los que habían sido sentenciados por un juez federal.

Sin embargo, los encontró culpables del delito de portación de arma de uso exclusivo del Ejército, pero como la sentencia por dicho crimen es menor a los siete años que ya habían pasado en prisión, entonces se dio por cumplida la sanción, y quedaron en absoluta libertad.

 “No obstante este importante logro, aún falta mucho por hacer para que los jueces y magistrados brinden mecanismos efectivos de protección contra la tortura y los montajes mediáticos, asimismo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos debe de agilizar trámites para emitir las resoluciones correspondientes”, dijo la defensa.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top