25 de Julio de 2017
Justicia

Formal prisión contra “El Gil” pieza clave del caso Iguala

El procesado enfrenta cargos por delincuencia organizada, y es señalado como una pieza fundamental para las investigaciones respecto a la desaparición de 43 normalistas hace un año en Iguala, Guerrero.

 

Gildardo López Astudillo alias “El Gil”, “El Vaquero”  o “El Güero”, recibió el auto de formal prisión por su probable responsabilidad en la comisión del delito de delincuencia organizada, pues es señalado por la PGR como el autor material de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El juez Raúl Valerio Ramírez, titular del Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, actuó con base a la petición del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas, donde se lleva la causa penal por las acusaciones contra López Astudillo.

La orden de aprehensión fue liberada  por el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales de Tamaulipas el 24 de diciembre de 2014.

Dicha orden fue cumplimentada el pasado 18 de septiembre de 2015, por Policías Ministeriales de la Agencia Criminal de la Procuraduría General de la República.

Fue señalado por las autoridades como pieza clave en las investigaciones por la desaparición de los normalistas, y de acuerdo con las acusaciones era el enlace entre las autoridades de diversos municipios de Guerrero, entre ellos, Iguala y Cocula, y el grupo criminal de Guerreros Unidos.

“El Gil”  fue detenido por elementos de la Policía Federal en un domicilio de la ciudad de Taxco, Guerrero por portar una arma de uso exclusivo del Ejército e identificarse con una credencial falsa.

De acuerdo con la propia declaración del entonces líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado“El Gil” fue quien recibió la instrucción de que procediera en contra de los estudiantes secuestrados el 26 y 27 de septiembre pasado, por ello, los llevó a una de sus propiedades en la localidad de Pueblo Viejo, donde los interrogaron sobre sus vínculos con Los Rojos.

En dicho lugar, algunos de los normalistas fueron torturados, mientras que asesinaron a los heridos, para que confesaran sus vínculos con el grupo antagonista Los Rojos, con quien se disputan el control para la venta y distribución de droga en Guerrero y Morelos, así como las rutas de trasiego a otras partes de la República.

Posteriormente, los sobrevivientes los trasladaron a la zona del basurero de Cocula, y el Río San Juan, donde presuntamente los calcinaron hasta las cenizas, algunos de ellos todavía con vida, según informaron las autoridades ministeriales.

Asimismo, como parte de las conclusiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), se recomendó la detención del “El Gil”, así como del ex secretario de la Policía Municipal de Iguala, Felipe Flores Velázquez, pues son parte fundamental para el esclarecimiento de los hechos., y dar con el paradero  de las víctimas.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top