20 de Septiembre de 2017
Justicia

En ocho años, Nuevo León suma 110 muertos por motines en penales

Desde 2008 se han registrado varios levantamientos al interior de los penales de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico.

Los informes oficiales Nuevo León no advierten sobre el peligro latente en los penales de la entidad debido a la presencia de integrantes de los dos grandes grupos delictivos que se disputan la zona, los Zetas y el Golfo.

Órganos tan importantes como la Comisión Estatal de Derechos Humanos de la entidad no hace mención sobre el riesgo de tener reos del fuero federal, sentenciados y procesados, por delincuencia organizada y delitos contra la salud.

Así como de no tener clasificados a los convictos por perfil criminológico y grado de peligrosidad, pero sobre todo no mantener separados a los reos señalados como miembros de los Zetas y el Golfo, y que según las versiones oficiales, fueron los que detonaron la violencia en el penal de Topo Chioco que dejó como saldo 49 muertos y 12 heridos.

LEER MÁSMotín en Topo Chico deja 49 muertos

En el último informe de actividades sobre la situación de los penales en Nuevo León, del año 2014, no se hace una mención especial sobre esta situación, ni se considera como un “foco rojo” que pudiera desatar el grado de violencia que se vivió en dicho reclusorio la madrugada del jueves pasado.

En su momento, la administración del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, renunció al apoyo federal para mantener la seguridad en las prisiones de la entidad, a pesar que desde el año 2008 se registraron levantamientos al interior de los penales.

Desde ese año se han registrado seis motines por el control de las actividades delictivas,  principalmente de los grupos criminales antes mencionados, que han dejado como saldo 110 muertos y al menos cien heridos, en los penales de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico.

Los órganos defensores de los derechos humanos en sus informes especiales sólo hacen mención de situaciones de tortura, abuso de autoridad, sobrepoblación, hacinamiento y falta de instalaciones apropiadas para realizar actividades recreativas, así como algunos abusos entre internos, pero omite mencionar la presencia de integrantes de los grupos del crimen organizado.

Denuncian que en Topo Chico la única división es de los reos en riesgo de ser agredidos; los hombres están en el anexo “El Canino” y las mujeres en “El Salvadoreño”; sin embargo, no hacen mención a los reos que provocan dicha violencia y que mantienen cotos de poder que se evidenciaron el último motín.

Esta situación “aumenta el riesgo de conflictos internos”, dijo la Comisión Estatal de Derechos Humanos en su informe de 2009.

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos advierte en su informe 2014 que en los penales de Nuevo León, principalmente en Topo Chico,  se detectó poco personal de seguridad, mal preparado y mal pagado, lo que ha propiciado una deficiente prevención y atención de los incidentes violentos.

Motines desde el 2008

8 octubre 2008

En el penal de Topo Chico se originó un motín por la disputa del reclusorio con un saldo de un oficial lesionado por arma de fuego y 30 internos heridos.

20 octubre de 2008

Un levantamiento en el penal de Reynosa, Tamaulipas, deja un saldo de 20 muertos y 34 heridos

20 Mayo de 2011

Incendio en el área de psiquiatría del Centro de Readaptación Social de Apodaca dejó 14 internos muertos 35 lesionados.

25 de julio 2011

Motín en  el Centro de Readaptación Social para Adultos (Cereso), se registra una balacera que duró más de tres horas. 17 personas perdieron la vida.

13 Octubre de 2011

Un grupo de 60 reos del penal de Cadereyta, Nuevo León, participaron en un levantamiento que ocasionó la muerte de siete presos y 15 heridos por golpes y con armas punzocortantes.

19 de febrero de 2012

44 personas muertas y decenas de heridos fue el saldo de una riña en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Apodaca, Nuevo León.

12 octubre 2012

Una riña entre más de 60  internos del Cereso de Cadereyta, Nuevo León, dejó como saldo  seis muertos, cuatro de ellos calcinados y dos a consecuencia de heridas por arma punzocortantes.

26 de septiembre 2015

Una riña en el penal de Topo Chico dejó 13 reos heridos y un muerto. El occiso fue identificado como Mario Alberto Roldán Zúñiga, El Fresa, señalado como líder de los Zetas.

 

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top