NVS
Justicia

El MP podrá localizar y registrar los teléfonos celulares

Celulares

Los ministros consideraron que esto no constituye una violación a ningún derecho, por ello no requiere autorización judicial.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ratificó la legalidad de los artículos 189 y 190 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que faculta a las autoridades ministeriales acceder a la geolocalización en tiempo real de cualquier teléfono móvil y el almacenamiento de los metadatos hasta por 24 meses.

Con ello se permite al Ministerio Público el  registro de los contenidos de los aparatos, como puede ser el nombre y domicilio del titular de la línea, horario y duración de las llamadas e información contenida en los  mensajes de texto y  otras aplicaciones como son las redes sociales como WhatsApp, aunque en este punto, se requiere de la autorización del juez de control poder utilizarlos como prueba.

“Así se confiere su acceso a instancias de seguridad y procuración de justicia cuando se presuma un peligro a la vida o integridad de las personas, como valores supremos cuya protección y tutela corren al cargo de Estado mexicano”, aunque los ministros de la Segunda Sala aclararon que  las únicas autoridades facultadas para solicitar la geolocalización en tiempo real son las encargadas de procurar la justicia.

Con cinco votos a favor  se avaló el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayan en el que se negó el amparo a dos personas que advirtieron la ilegalidad de estos artículos, pues consideraron que violan las derechos relacionados con la privacidad de las personas pues permite acceder a datos personales de los usuarios de las telecomunicaciones.

Los ministros consideraron que  la geolocalización en tiempo real no constituye una violación al derecho fundamental a la inviolabilidad de las comunicaciones, por ello no requiere autorización judicial, pues se aboca únicamente a la ubicación de un equipo asociado a una línea telefónica determinada, en el momento precio en el que se procesa la búsqueda.

Dicho método de investigación persigue un fin legítimo, y es necesario para la obtención de un objetivo y es proporcional, en tanto favorece la persecución de actividades ilícitas mediante el uso de tecnologías en materia de telecomunicaciones.

Por ello, la restricción que supone la geolocalización se ve compensada por la importancia de los bienes tutelados que se ponen en riesgo como son la vida y la integridad de las personas.

Mientras que la utilización de los denominados metadatos, entre ellos,  nombre y domicilio del usuario, tipo de comunicación, origen y destino, fecha, hora y duración de la comunicación, mensajería y multimedia, se debe ceñir a lo que dicta el artículo 16 de la Constitución, esto es, que la entrega de la información sólo procederá con la autorización de un Juez de control, a petición de quién esté legalmente facultado.

“En este último caso, invariablemente la autoridad solicitante deberá fundar y motivar las causas legales respectivas, expresando la identidad todas de las personas cuyos datos sean solicitados y el periodo por el cual se requiere la información, destacando que no se autoriza la entrega de la información resguardada cuando se trata de asuntos de carácter electoral, mercantil, civil, laboral o administrativo ni en el caso de las comunicaciones del detenido con su defensor”, argumentaron los ministros.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top