NVS
Justicia

Cambian versión sobre la muerte de normalista de Ayotzinapa

La CNDH insistió que con estos resultados aclara científicamente las causas de la muerte del normalista y la ausencia de piel en su rostro y cuello

Por Eduardo Suárez

El normalista Julio César Mondragón Fontes fue denigrado, afectado en su seguridad personal, privado de la libertad y del derecho a la vida, informaron los peritos de la Oficina Especial para el “Caso Iguala”, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En conferencia de prensa, la CNDH detalló que el 8 de febrero de 2016 los peritos emitieron el “Dictamen en Medicina Forense y Criminalística de Campo” conformado por 130 páginas en el que se formulan conclusiones sobre aspectos médico legales y criminalísticos de las circunstancias en que se provocó la muerte de Mondragón Fontes.

Los científicos concluyeron que el estudiante fue torturado y asesinado brutalmente, ya que le ocasionaron 64 fracturas en 40 huesos de cráneo, cara, tórax y columna vertebral. 13 de los 14 huesos de su cara fueron fracturados. Asimismo le provocaron diversas contusiones profundas en tórax y abdomen, pero los especialistas aseguraron que la víctima realizó maniobras de defensa.

De acuerdo con las investigaciones, después de la segunda agresión a los normalistas la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014, en las calles de Juan N. Álvarez y Periférico de Iguala, Guerrero, cuando los estudiantes intentaban dar una improvisada conferencia de prensa, Julio César Mondragón Fontes corrió buscando retirarse del sitio sin resguardarse donde sus compañeros lo llamaban.

Julio César fue interceptado y conducido al lugar en el que posteriormente fue brutalmente golpeado y asesinado. Su cadáver fue encontrado en el camino de terracería conocido como “Camino del Andariego” en Iguala, la mañana del 27 de septiembre de 2014.

La CNDH insistió que con estos resultados aclara técnica y científicamente las contradicciones y controversias sobre las causas de la muerte de Julio César Mondragón y de la ausencia de piel en su rostro y cuello, pues sus peritos se reunieron con los equipos periciales del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y de la Procuraduría General de la República (PGR).

La Comisión explicó que la dictaminación aborda aspectos fundamentales que no fueron considerados en las peritaciones oficiales, ni en las del EAAF y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

La CNDH determinó que en la tortura y homicidio de Julio César Mondragón Fontes participaron, al menos, 11 presuntos delincuentes, entre miembros de “Guerreros Unidos” y elementos de la Policía y Seguridad Pública de Iguala. Destaca la presunta participación en estos hechos del recién detenido Víctor Hugo Benítez Palacios.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top