G.A.Y. Data

Temas de diversidad sexual se abren paso en los medios de comunicación

Jacobo Zabludovszky abrió el camino en 1973, desde entonces los medios de comunicación han jugado un papel importante en la estigmatización, pero también en la evolución de la apertura a la diversidad sexual.

A partir de la década de 1970 los medios de comunicación en México se abrieron poco a poco a difundir temas de diversidad sexual. Antes de eso, la mayoría de los medios existentes tanto impresos, como la radio y televisión, los abordaron sólo como un escándalo o una patología.

Esta apertura ha tenido consecuencias positivas en la aceptación de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) entre la población, ya que la homosexualidad es aceptada por un 61% de la población en México, según cifras arrojadas por un estudio del Pew Research Center en 2013.

La “salida del clóset” de los medios se dio en la televisión en 1973, cuando el recientemente fallecido Jacobo Zabludovszky entrevistó a la dramaturga y activista lesbiana Nancy Cárdenas, según nos cuenta José Antonio Medina Trejo en su libro “Representación social de los homosexuales en los medios de comunicación: devenir, estigmas y la lucha por la igualdad”.

En entrevista con El Big Data Mx el autor, periodista abiertamente homosexual, indicó que desde hace mucho tiempo los temas de diversidad sexual se comunican en los medios mexicanos, y la mayoría de quienes los abordan han sido especialistas no necesariamente LGBT como Patricia Kelly, el doctor David Barrios o la sexóloga Anabel Ochoa.

Sin embargo con el paso del tiempo, la apertura se ha convertido en un cuchillo de doble filo que los medios deben sortear.

Si bien hay apertura, como los columnistas abiertamente LGBT de Letra S desde 1994, también es cierto que se sigue estigmatizando a quienes hablan y escriben objetivamente sobre temas de diversidad sexual, de inmediato surge la sospecha sobre su orientación sexual.

“Sí hay una etiqueta ‘el reportero o el periodista gay’”, advirtió Medina Trejo.

Esto ocasiona que incluso comunicadores LGBT prefieran esconder su orientación sexual, y más preocupante aún, calificó Medina Trejo, se vuelvan menos solidarios con la diversidad sexual, sin ni siquiera reflejar una postura ética ya no de apoyo.

“Sería bueno que periodistas de renombre salieran del clóset, pero debemos ser respetuosos de cada decisión. Lo más importante es que sean buenos comunicadores”, enfatizó.

La apertura y los nuevos medios han dado lugar al nacimiento de espacios dedicados especialmente a temas LGBT, como el programa de radio Aleatorio en Reactor 105.7 FM.

Su conductora, Itzel Aguilar, joven comunicadora abiertamente lesbiana, contó a esta casa editorial que luego de empezar su servicio social en la radio, hace unos 4 años la invitaron a conducir Aleatorio, programa especializado en temas de diversidad sexual.

Debido a que Reactor se caracteriza por su contenido musical, algunos radioescuchas se quejaron del tiempo “desperdiciado” en temas LGBT, no obstante siempre fueron comentarios emitidos con respeto, recuerda Aguilar.

Dentro de la misma comunidad LGBT hay siglas más discriminadas que otras. Las lesbianas por ejemplo son víctimas de doble discriminación, primero por ser mujeres, luego por ser lesbianas.

Aguilar indicó que sí existe una invisibilización lésbica, pero por parte de las mismas comunicadoras lesbianas que prefieren no dar la cara.

“Nos crían como mujercitas desde chiquitas y tenemos que ser más recatadas”, reflexionó Aguilar.

Ahora el reto para los comunicadores LGBT es lograr mayor presencia en los grandes medios, los medios masivos, diversificarse y profesionalizarse.

“Es una falta de visión de ellos (los medios masivos) y de nosotros como comunicadores”, sentenció Antonio Medina Trejo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top