G.A.Y. Data

Sí somos una ciudad amigable LGBTTTI: Jacqueline L’Hoist

loist

El 23 de noviembre la Ciudad de México será declarada “Amigable LGBTTTI”, El Big Data Mx conversó con Jacqueline L’Hoist, presidenta del Copred, quien ha coordinado los trabajos al respecto.

A unos días de la Declaratoria de la Ciudad de México Amigable LGBTTTI, la presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), Jacqueline L’Hoist, conversó con El Big Data Mx sobre la importancia de este acontecimiento en la vida cotidiana de los capitalinos.

“Sin lugar a dudas es un momento histórico para la Ciudad de México, se trata del reconocimiento explicito de una lucha ciudadana que logró una sinergia que no se ha logrado en otros estados de la República Mexicana, incluso en otras partes del mundo”, comenzó L´Hoist.

La declaratoria forma parte de la respuesta a una demanda ciudadana, tomada por Miguel Ángel Mancera cuando era candidato a la jefatura de Gobierno del DF, adoptándola como promesa de campaña y luego ejecutándola, transformándola en realidad.

¿Por qué lo que pasa en la Ciudad de México no pasa en otros lugares de nuestro país?

En primer lugar, el movimiento LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e Intersexuales) de la Ciudad de México es muy fuerte, no se compara con otros estados. Ser la capital del país y ser una capital de izquierda también provoca que ese movimiento se vaya fortaleciendo.

Además la composición de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tuvo un papel fundamental, sobre todo a partir del año 2009, con la aprobación del matrimonio igualitario, el programa de derechos humanos del DF y las posteriores legislaciones en materias de igualdad de derechos y reconocimiento de la diversidad sexual.

Entonces ¿por eso la capital del país es la más interesada de México en declararse amigable con los LGBTTTI?

Tenemos que tener en cuenta que no sólo estamos declarando a la ciudad “gay friendly” (amigable con los gays), que es un término que siempre se ha percibido como turístico, adjetivo que han tomado otras ciudades en México como Puerto Vallarta, pero ninguna ha dicho lo otro porqué no lo puede decir.

Y no lo puede decir porque no tienen política pública que sustente alguna intención de querer declararse “amigable LGBTTTI”, con todas sus siglas.

No es suficiente tener legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo, como ya lo tiene también el estado de Coahuila, es toda una cultura.

“El otro día estaba en el Castillo de Chapultepec, acompañando a mis hijos a hacer una tarea. Nos encontramos con una pareja de chicos gays tomados de la mano, de vez en cuando se abrazaban, y yo los miraba, y me di cuenta que nadie los miraba… es decir no importaba, nadie los molestó o agredió. De hecho, estoy segura que si alguien los hubiera agredido eso se habría convertido en un escándalo”.

En esta ciudad cuando hay conductas homofóbicas el entorno social sabe que están mal.

¿Qué has escuchado de las voces de los habitantes del DF?

He visto mucho apoyo, las personas LGBTTTI que viven en la ciudad saben que sí somos amigables, ¡que falta!, pues sí, ojo, como en todas las ciudades del mundo y en todos los temas del mundo, sobre todo en temas de cultura ciudadana pues la cultura es viva y se va construyendo todos los días.loist3

También se han dado otras expresiones menores del movimiento LGBTTTI que nos dicen: “Cómo se atreven a decir que esta es una ciudad amigable, si no lo es”.

Me parece que se refieren al tema del acceso a la justicia, sobre todo, que es un tema en el que las ciudades del mundo seguirán trabajando.

Otro es el caso de los crímenes de odio, es uno de los principales argumentos de la comunidad LGBTTTI en contra de esta declaratoria, sin embargo hay que tener en cuenta dos cosas.

Primero, en esta ciudad dormimos ocho millones de personas y transitamos unos 20 millones, hay que entender que desafortunadamente dentro de ese número habrá personas homofóbicas, lesfóbicas, transfóbicas, y que en el menor de los casos nunca faltará quien tenga una conducta de odio y lo pueda llevar hasta cometer un crimen de odio.

La diferencia en esta ciudad es que aquí se cuentan los crímenes de odio y en otras ciudades no se cuentan, son invisibles. Cuando dicen: “La Ciudad de México es donde hay más crímenes de odio”, yo corregiría: “En la Ciudad de México es el la única donde se cuentan los crímenes de odio, si aquí que se cuentan hay cifras preocupantes, en las demás entidades donde no se cuentan ¿cómo estarán?”.

Esto claro que nos hace amigables, en tanto que la ciudad reconoce que existe este tipo de conductas y pone en marcha acciones para combatirlas.

¿Algún día nos olvidaremos de los crímenes de odio?

Yo soy del equipo de las optimistas, no podría estar aquí si no pensara que sí. Creo en la humanidad, siento que cada vez vamos mejor, no peor.

Aspiro a que terminemos con los crímenes de odio y el lenguaje de odio. Las personas que habitamos esta ciudad y este país tenemos todo  para dejar de tener esas conductas; a través de sanciones, cambio cultural y sensibilización, pero no creo que pase porque precisamente la humanidad es diversa, y es diversa para todo, para lo bueno y para lo malo.

“Es como el caso de la periodista de Hungría, Petra László, que puso el pie a migrantes sirios que intentaban cruzar por ese país europeo. ¿Qué estaba pensando ella? pues estaba pensando: ‘tu no entras’. ¿Qué puede hacer un gobierno con eso? Pues solamente puede sancionar esa conducta”.

No hay gobierno que alcance, ni política pública, ni legislativa, para cambiar el instante interno de una persona que decide cometer una conducta discriminatoria, que es algo personalísimo.

Cuando me preguntas si creo que se va acabar, yo te respondo que aspiro a que sí, pero la naturaleza humana me hace mirar que cuando alguien quiere dañar a alguien pues lo daña.

¿Y en el exterior, que te dicen en otros países de la declaratoria? 

En mayo estuve en Tel Aviv, Israel, porque recibí un premio, aproveché para reunirme con la comunidad LGBTTTI, ellos me dijeron que desde su mirada la Ciudad de México es un referente.

También estuve en París en un evento de la Unión Europea con el Ingeniero Cárdenas, me contacté con activistas LGBTTTI de allá y hubo quien me presumió de algunos de sus logros pero se sorprendió cuando le conté que en la Ciudad de México por ejemplo, reconocemos el “género fluido”, que permite que una persona puede cambiar su acta de nacimiento las veces que quiera, atendiendo principalmente a su identidad de género.

Y es que en Francia para que el juez otorgue el cambio de documentos, reconociendo la identidad de género de sus ciudadanos, tienen que comprobar que son estériles.

Sí reconocen que en América Latina la Ciudad de México ha destacado por su avance.

¿Cómo percibes el apoyo del jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera a esta declaratoria?

Es de un estadista, sin peros, sin preguntas, así como es él, comprometido. Fueron miembros de la comunidad LGBTTTI quienes durante la campaña electoral le pidieron que declarara a la Ciudad de México “amigable”. Entonce pasó a ser promesa de campaña y luego formar parte del Plan de Desarrollo del Gobierno de la Ciudad.

Entonces el año pasado el jefe de Gobierno me encargó que este año se hiciera lo de la Ciudad Amigable LGBTTTI. Me puse en contacto con Javier González Garza para formar un grupo interinstitucional con la Secretaría de Finanzas, Cultura, Desarrollo Social y otras, y así nos hemos coordinado.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top