NVS
G.A.Y. Data

Primera victoria contra la transfobia en las fuerzas armadas

Hace unos días Ash Carter, secretario de Defensa de EU, anunció que dejarán que las personas transexuales sirvan en sus filas libremente, con lo que Shane Ortega se convierte en el primer soldado abiertamente tran.

Shane Ortega es el primer soldado abiertamente transexual que sirve en el Ejército de los Estados Unidos, nació como mujer, pero se identifica como hombre.

Estadísticas indican que en total existen unos 15 mil transexuales en las fuerzas armadas estadounidenses y la mayoría tiene que ocultar su verdadera identidad.

Desde hace dos años, Ortega lucha contra la transfobia en el Ejército; hace unos días Ash Carter, secretario de Defensa de EU, anunció que dejarán que las personas transexuales sirvan en sus filas libremente.

Esto quiere decir que los miembros trans de las fuerzas armadas ya van a poder vivir de acuerdo a su verdadera identidad de género. Antes eran cesados al momento de hacer pública la decisión de iniciar algún procedimiento de transición.

Las personas transgénero nacen con un género con el cual no se identifican. Las mujeres transexuales son las que nacieron como varones y transicionan al sexo femenino; los hombres transexuales son los que nacieron como mujeres y transicionan al sexo masculino.

Aunque para Shane Ortega las cosas no han sido fáciles, admite que fue afortunado al iniciar su proceso de transición en 2011, a diferencia de otros casos, los superiores de Ortega no cuestionaron sus habilidades y hoy en día es jefe de equipo de helicópteros en la 25ª División de Infantería en Hawái.

Y es que en 2011, el Ejército de los EU revocó la política “Don’t Ask, Don’t Tell” (No preguntes, no digas), de esta manera militares gays y lesbianas podían serlo abiertamente sin correr el riesgo de ser cesados.

La revocación no aplicó para militares transexuales, pues se consideró que sufren de cierto desequilibrio mental que los impedía a cumplir con sus labores en el campo de batalla.

Pero tras el anuncio del secretario de Defensa, el Pentágono ya forma un grupo de trabajo que delimitará la ruta de integración de los militares trans en los próximos seis meses.

“Por el momento las cosas siguen igual y nuestros superiores todavía pueden discriminar a los soldados transexuales”, advirtió Ortega.

El militar de 28 años de edad, recordó que a los 22 o 23 años de edad ya estaba seguro de quién era. En el 2011 ya contaba con los recursos económicos para iniciar su proceso y entonces dio aviso al personal médico militar.

Ya como varón, sirvió en Irak y Afganistán, ahí compartió tienda de campaña y regaderas con soldados varones y salvo alguna excepción, recordó, todos lo trataron como un compañero más.

Su caso llamó la atención de los medios y gracias a la visibilidad de su caso es que actualmente se decidió tomar acciones contra la transfobia en el Ejército de los EU.

“Ahora los transexuales podrán centrarse en servir y no en sobrevivir. Podrán hacer su trabajo lo mejor que puedan en vez de tener que preocuparse por salvar sus carreras y ocultar quiénes son realmente”, dijo al respecto Denny Meyer, portavoz de la Asociación de Veteranos Transexuales Estadounidenses.

11247015_1446850982295207_1542076329_n

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top