08 de Diciembre de 2016
G.A.Y. Data

Mujeres trans asesinadas son solo la punta del iceberg

72dc98a6-a92e-448a-bf10-bc81f8300fcd

Las agresiones vienen desde hace años y fuera de la Ciudad de México, se vive en un atraso e intolerancia

En total 11 mujeres trans han sido asesinadas en las últimas semanas en México, ya que no sólo es el caso de Paola y Alessa sino hay más víctimas de la intolerancia de nuestra sociedad por no reconocer su existencia, denunció Josefina Valencia , de la asociación El Clóset de Sor Juana, durante la apertura del Conversatorio: Fundamentalismos y Derechos LGBTI en América Latina, en el Senado de la República.

En el evento organizado por la legisladora Martha Tagle y la Organización Internacional de Lesbianas, Bisexuales, Gays, Trans e Intersex de América Latina y El Caribe (ILGA LAC), representantes de organizaciones feministas y de la comunidad LGBTTTI coincidieron que pese a los avances en algunas legislaciones en Hispanoamérica, sigue habiendo atraso o retrocesos gracias a los grupos conservadores fundamentalistas religiosos, políticos y empresariales.

Daniela, de Almas Cautivas, destacó que hoy se empiezan a visibilizar más crímenes de odio en contra de mujeres trans, pero desde hace muchos años es común escuchar que otras chicas fueron asesinadas.

 “No sólo nos asesinan los hombres, sino también morimos por falta de accesibilidad a la salud: por inyecciones que nos lleva el deseo de modificar un cuerpo, leído como un cuerpo femenino.

 “Las compañeras trans asesinadas son la punta del iceberg, ya que las agresiones vienen desde hace años. Muy pocas podemos seguir sobreviviendo, y saber que nuestra vida está en riesgo es difícil. El Estado mexicano es cómplice de estos crímenes porque fuera de la Ciudad de México, se vive en un atraso e intolerancia”, externó Daniela.

En ese sentido, Gloria Careaga Pérez, de la Fundación Arcoiris, explicó que en México los grupos conservadores están buscando retrocesos en el marco constitucional, ya que su agenda es muy amplia y tiene un largo alcance político, económico y social.

Aceptó que actualmente el foco está en las muertes de personas de la comunidad LGBTTTI, pero no es una preocupación del movimiento latinoamericano feminista, por ellos deben pensar como coordinarse ambos movimientos para dar una batalla a los grupos fundamentalistas.

En el evento también participaron, Patricia Urbina, del Censida, CONAPRED, Hernán Gómez y Maria Fernanda Olvera Cabrera, de Injuve de la Ciudad de México, quienes coincidieron que dentro de las instituciones falta sensibilizar el respeto a la diversidad sexual y ofrecer un trato igualitario.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top