G.A.Y. Data

Marcha del Orgullo Gay: fiesta, lucha y protesta

A pesar de la lluvia y un altercado, la fiesta siguió.

Han sido muchos años ininterrumpidos de exigir que se eliminen etiquetas contra las personas homosexuales, pero son más las décadas en que la Comunidad LGBTTTI ha sufrido actos de discriminación y violencia por parte de la sociedad.

Y precisamente es eso lo que exigieron cerca de un millón de personas durante la 39 Marcha del Orgullo LGBTTTI en Paseo de la Reforma.

El color de la bandera del arcoíris, representativa de dicho movimiento, inundó una de las principales avenidas de la capital, con la finalidad de eliminar los estigmas que se han creado.

Vestidos de monja, rumberas, de luchador, de la mujer maravilla y hasta de botella de cerveza, miles de personas se reunireron en el Ángel de la Independencia para alzar la voz en favor de sus derechos.

“Con el Sol cayendo a plomo” cerca de un millón manifestantes avanzaban hacia el Zócalo capitalino, mientras otros sólo miraban el desfilar de gays, lesbianas, trans e intergéneros que cantaban, gritaban y bailaban.

Leer más: [GALERÍA] Así se vive la marcha LGBTTTI en la CDMX

“Esos mirones también son maricones… Esas muchachas también son marimachas… Esos policías se ve que son maricas”, expresaban en su recorrido.

Mientras tanto, algunos, gritaban consignas que solicitaban justicia en contra de los asesinatos de trans, por el derecho al matrimonio igualitario, pero sobre todo, que buscaban la aprobación de la sociedad civil.

El ambiente fue contrastante, ya que había quienes ” armaron una fiesta” en medio de colores, vestidos, trajes, humor y risas. Por otro lado la inconformidad que año con año expresa el colectivo, ese que por largos años estuvo “en el closet” y ahora ha salido a exigir sus derechos.

A pesar de que se preveía que se congregaran los colectivos en un solo en el Zócalo, algunas personas decidieron “abandonar el barco” por la amenaza de lluvia.

Otros prefirieron quedarse a ver el concierto que se ofrecería en dicho lugar con banderas, pancartas y entusiasmo por hacer notar que la diversidad sexual no es motivo de exclusión.

Y es que muchas familias acudieron a expresar su apoyo a la Comunidad LGBTTTI, “sin etiquetas, sin prejuicios ni exclusión” o que asistieron a apoyar las preferencias e identidad sexual de sus allegados.

A pesar de todos los tipos de expresiones a favor del movimiento LGBTTTI, hubo quienes quisieron sabotear la movilización. Algunos grupos conservadores chocaron con personas anarquistas a las afueras de la Catedral Metropolitana debido a la diferencia de ideas entorno a la estructura familiar.

La riña que duró 20 minutos fue disipada por personal de la policía capitalina, sin que el incidente tuviera graves consecuencias.

Pero lo anterior no rompió el ánimo de los presentes, los cuales en todo momento expresaron sus preferencias e ideologías. Carros alegóricos desfilaron a pesar de la lluvia mientras un gran número de personas prefirieron resguardarse en los locales ubicados en el primer cuadro de la capital.

Además hubo quienes, sin condiciones, regalaron preservativos a la gente para demostrar que ” la comunidad gay es consciente” entorno a la diversidad sexual.

La algarabía fue mayúscula y el respeto de los asistentes fue notable, lo que demuestra que la comunidad LGBTTTI desea una inclusión y evitar a toda costa la discriminación y etiquetas que durante años la ha marcado.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top