G.A.Y. Data

Iniciativa del matrimonio civil igualitario sigue viva en el Senado

foro matrimonio igualitario

Durante el Foro Matrimonio igualitario en el Senado, Miguel Barbosa Huerta declaró que intuyendo el voto negativa de los diputados, él metió una iniciativa similar a la del Ejecutivo para su discusión legislativa.

Tras el rechazo de la iniciativa del Ejecutivo sobre el matrimonio civil igualitario por parte de los diputados, el tema no está cerrado y los órganos legislativos del Estado mexicano deben abrir más el debate, señaló el senador Miguel Barbosa Huerta, durante el Foro Matrimonio igualitario.

Destacó que ignora si ya se subió la iniciativa con voto negativo al pleno de la Cámara de Diputados, pero en el Senado existe una iniciativa idéntica a la del presidente y otras con más elementos, por ello, el Instituto Belisario Dominguez organizó el foro para un debate coordinado por autoridades morales y éticas.

La primera mesa Matrimonio igualitario y derechos humanos, fue coordinada por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, quien destacó que hablar de este tema es hablar de libertad, de seguridad a la vida, pues ha habido más de mil 200 crímenes por homofobia.

Para hablar del matrimonio igualitario nos hizo falta la otra parte, comentó el rector de la UNAM y propuso a los ponentes hablar sobre los posicionamientos a favor, razones de la sociedad para oponerse, las barreras legales y las tácticas para promover el matrimonio civil igualitario.

Gerardo Esquivel Hernández, coordinador ejecutivo de investigación Instituto Belisario Domínguez (IBD) declaró que convocaron al Frente Nacional de la Familia, pero decidieron no participar, mermando el debate de las diversas posiciones sobre el tema y fomentar el intercambio de opiniones.

Por su parte, Lol Kin Castañeda, activista y constituyente, recordó que el reconocimiento del matrimonio igualitario comenzó el 21 de diciembre de 2009 en la Ciudad de México para ampliar este derecho y dejase de ser un privilegio de hombres y mujeres con el fin de procrear, estos prejuicios daban arraigo a esta desigualdad y no había sido cuestionada en el país.

Por su parte, Mónica González Contro, abogada general del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, reconoció que los matrimonios de personas del mismo sexo son una realidad social que hay que reconocer

“Los derechos humanos son el coto vedado que no está sujeto al debate de las mayorías, ni tampoco el concepto de dignidad humana e igualdad de personas, ya que existe una obligación del Estado mexicano sujeto en tratados internacionales”, indicó.

En ese sentido, Geraldina González De la Vega, investigadora de la Universidad Iberoamericana señaló que el tema de la familia ha evolucionado, ya que este núcleo civil ya no es sólo de un hombre y una mujer, sino que ha ido avanzando en la cultura occidental.

“El matrimonio ahora es visto como ejercicio de la libertad, se creía que por ser una institución milenaria era estable, pero siguió una evolución para adecuarse a los reconocimientos de los derechos humanos”, sentenció.

Jorge Linares, del Programa Universitario de Bioética de la UNAM, señaló que excluir del matrimonio a las personas del mismo sexo era discriminatorio, ya que la estructura familiar va cambiando y ahora hay distintos formatos de familia.

“No existen razones científicas ni estudios completos que hagan dudar los argumentos de que el matrimonio igualitario es un riesgo, para que el Estado lo impida”, dijo.

Durante el foro hubo cuatro mesas: Derechos humanos, diversidad familiar, discriminaron homofóbica, y Estado laico y educación sexual.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top