Una ‘pendejez’ empezar a buscar otro cargo: Xóchitl Gálvez

el big data mx, big data, Xochilt Galvez, jefa delegacional Miguel Hidalgo, Delegación Miguel Hidalgo,

19 julio 2016 1:19 pm

Daniel Flores

Por:

Adulador de los actos paradójicos de la política mexicana. Reportero de Ciudad que place de encontrar historias de estirpe social. Bajo la premisa siempre de que el periodismo es un estilo de vida y por ende debe ser perfeccionado hasta su máxima capacidad.

Las elecciones de 2018 no preocupan a la jefa delegacional de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, pues su proyecto, asegura, es a corto plazo en la demarcación que gobierna y no ir por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

“Yo creo que la peor pendejez que puede hacer un político es empezar a trabajar en un proyecto en el que no está, porque que hueva pensar en lo que es correctamente político, en la mejor frase, en cómo voy a utilizar los recursos para promover mi imagen”, sostuvo.

Y es que Gálvez Ruiz, detalla que los problemas que aquejan a la delegación son diversos y grandes, por ello, sus aspiraciones no van más allá de realizar una buena gestión al frente de la Miguel Hidalgo.

“No soy una mujer obsesiva del poder, no me siento indispensable, al contrario es una mega madriza, y la verdad si me preguntas el único atractivo de estar aquí, es que yo sí sueño con dejarle a mis hijos un país distinto”, manifiesta.

Además, sostiene que seguirá sin una militancia partidista durante su administración delegacional, ya que hasta el momento le ha funcionado estar de esa manera y le ha arrojado buenos resultados.

Burocracia y corrupción enemigos a vencer  

A diez meses de tomar las riendas de la demarcación afirma que la burocracia y el malestar de los residentes han sido los principales obstáculos que ha tenido que enfrentar, pues señala que existe un gran descontento en todos los sectores de la sociedad.

Xóchitl Gálvez advierte que ha tenido que lidiar tanto con los ambulantes como con los vecinos debido a las extorsiones, la opacidad en el gasto de los recursos públicos en años pasados y obras sin terminar.

Y para atenuar el enfado social la titular de la demarcación acepta que la formula es sencilla: ser transparentes y seguir con la denuncia de actos de corrupción, a pesar del costo social que pueda tener estas acciones.

Por otro lado, considera que la elección de los 60 diputados de la Asamblea Constituyente no fue un ensayo electoral rumbo a los comicios del 2018, ya que  prevaleció el desinterés entre los capitalinos, al registrarse apenas 29% de participación ciudadana.

“Yo hubiera hecho por dedazo todo y esos 100 millones de pesos que se gastaron los hubiera utilizado para pavimentar las calles, si ya se habían echado un dedazo de 40 (constituyentes), pues ya hubieran elegido a los 100 diputados del Congreso Constituyente”, refiere.

Arne, un súper cívico, pero ampliado

Para la titular de la demarcación el efecto que el ex City Manager entre los habitantes de Miguel Hidalgo fue bueno, pues  a pesar de las críticas y quejas en su contra, admite ha creado una cultura de civilidad y respeto a la ley.

“Yo creo que ha sido positivo para la delegación, porque la gente sabe que ésta es una delegación donde se respeta al vecino y ya saben que aquí (Miguel Hidalgo) te debes de comportar; porque  te puede salir el City Manager, te puede salir Xóchitl Gálvez o en su caso Arne”, advierte.

Por ello, Gálvez afirma que la regulación del Periscope no llegará, y en caso de que se realice sería retrógrada, pues refiere las redes sociales y estas aplicaciones digitales llegaron para quedarse y han ayudado a facilitar la denuncia vecinal y a eliminar el abuso de funcionarios.

Comentarios