Un error retirar topes: especialistas en movilidad

Movilidad

6 mayo 2016 1:27 pm

Óscar Santillán

Por:

Reportero en constante aprendizaje, ávido en escuchar y contar historias para que se tome en cuenta a los ciudadanos. Mi objetivo es llegar a la verdad a través de la investigación. Orgullosamente egresado de la UNAM.

El programa de retiro de topes que implementa el Gobierno de la Ciudad de México, así como las cinco delegaciones es un error que deja desprotegido al peatón, expusieron especialistas en movilidad peatonal consultados por El Big Data Mx.

Además, sostuvieron, que se equivocan las autoridades al señalar a los topes como un factor que genere contaminación.

Darío Hidalgo, director de transporte de WRI Ciudades, expuso que es un sofisma pensar que el retiro de topes ayudará a mitigar emisiones contaminantes, ya que es un política mal encaminada que no reducirá los índices de calidad del aire y en contraparte generarán problemas de seguridad vial.

“Quitar los topes significa que los vehículos van más rápido y normalmente cuando la velocidad promedio es más alta tenemos más aceleración y más frenado. Entonces al final lo que están haciendo es aumentar la contaminación, porque la contaminación se genera por la aceleración de los vehículos, no a baja velocidad, sino pasar por ejemplo de 20 a 40 kilómetros por hora”, especificó.

Es decir, si un vehículo va a 20 kilómetros por hora y para, no emite altos niveles de contaminantes, de acuerdo con el director de transporte de WRI Ciudades

El día de ayer, la Secretaría de Obras y Servicios capitalina (Sobse) informó que ha retirado 168 de los 30 mil topes que se tienen contabilizados en vialidades primarias de la Ciudad de México.

Mientras que cinco de las 16 delegaciones han comenzado el retiro de estos dispositivos de seguridad vial.

Por otra parte Hidalgo, señaló, al quitar los topes se deja en indefensión al ciudadano de a pie.

f

En tanto, Dana Corres, coordinadora de Comunicación de la Liga Peatonal, señaló que si bien existen mejores dispositivos de seguridad vial a comparación de los topes, no se justifica el retirarlos de las calles.

“Lo que estamos haciendo en la Ciudad de México es una manera muy tonta porque asociamos emisiones con velocidad y es un error gravísimo”, dijo.

De acuerdo con Dana, para la Liga Peatonal es falso que los topes generen mayor contaminación, ya que hasta el momento funcionaban para salvar vidas al disminuir las velocidades de los autos.

“En Iztapalapa, Dione Anguiano quitó reductores y no topes, entonces dejó sin posibilidad de cruzar a las personas. Muchas veces los topes, son el único instrumento para que el peatón pueda cruzar una avenida”, comentó.

Yazmin Viramontes, coordinadora del Programa de Diseño de Calles y Líder de la estrategia CAMINA del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, México), explicó a esta casa editorial que los peatones ven en los topes una garantía de seguridad.

“Este programa lo que está causando es un poco de malestar. Se debe estudiar las calles donde existen topes porque eso significa que los petones están pidiendo que esas vías tengan velocidades más bajas”, dijo.

Reductores de velocidad, el remplazo del tope

A decir de Yazmin Viramonetes, ahora se tendrán que colocar reductores de velocidad para garantizar la seguridad peatonal.

“Los reductores de velocidad no ocasionan un frenado brusco, sino que hacen que la velocidad fluya a 20 km/ o a 30 km/h”, explicó.

Darío Hidalgo, director de transporte de WRI Ciudades, expuso que hay tres mecanismos que reducen la velocidad de los autos.

“Uno de ellos es el tope tradicional, otra manera es reducir el ancho de las calzadas y hay una medida que hemos aprendido del Norte de Europa, especialmente de Suecia, que es la construcción de mini rotondas, es decir el auto no pasa derecho en la intersección sino que tiene que dar un pequeño giro, esto es efectivo para la reducción de la velocidad”, ejemplificó. 

De acuerdo con la Sobse sólo algunos topes de la urbe serán sustituidos por reductores de velocidad.

Velocidades bajas no contaminan: Centro Mario Molina

El Centro Mario Molina ha fundamentado que la reducción de las velocidades, que se establecieron en el Nuevo Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, no es un asunto que tenga relevancia en el tema de la contaminación atmosférica, así lo expuso a través de un comunicado.

“Si bien existe una correlación entre la velocidad y las emisiones, que varía de acuerdo al contaminante de que se trate, en general el óptimo en emisiones y en consumo de combustible ocurre a velocidades entre 55 y 85 kilómetros por hora, sobre todo si se mantiene una aceleración constante”, detalló.

Incluso, argumentó, que independientemente de los límites establecidos por el Reglamento, la velocidad promedio en las horas pico está entre 8 y 11 kilómetros por hora, como resultado de la congestión vehicular.

Comentarios