NVS
City

Trafican con tarjeras checadoras en Milpa Alta, denuncian trabajadores

Empleados de la administración delegacional interpondrán una queja ante la CDHDF por la presunta venta de sus plazas de trabajo y por la remoción de sus tarjetas checadoras el pasado viernes por inspectores de la Contraloría del DF.

Alrededor de 150 trabajadores de la administración delegacional de Milpa Alta acusaron al área administrativa y a la Contraloría Interna de la demarcación de querer vender sus plazas de trabajo a la  nueva administración, encabezada por Jorge Alvarado Galicia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Con una protesta a las afueras del edificio delegacional, decenas de empleados exigieron a la contralora  Claudia González Muňoz que les devolvieran sus tarjetas checadoras que les fueron retiradas el viernes pasado durante una inspección.

En entrevista, Roberto Sanchez, empleado de la delegación, afirmó que sin ninguna explicación, inspectores de la Contraloría del Distrito Federal despojaron a cientos de trabajadores de la administración actual su tarjeta con la revisan diariamente su jornada laboral.

“Queremos saber por que se ordenó que se removiera la tarjeta checadora a toda la plantilla laboral, le exigimos al delegado y a las áreas correspondientes que no atropellen nuestros derechos laborales. No queremos que los sindicatos y la delegación sigan barajeando nuestras plazas de trabajo y con ello sigan apareciendo dentro de la nómina los llamados aviadores”, denunció.

En respuesta, el Jefe Delegacional en Milpa Alta, sostuvo una reunión con los trabajadores, a quienes aseguró que se les devolverá a todos su tarjeta checadora; sin embargo, no emitió ningún comentario sobre la inspección que se efectuó el 9 de octubre al ser cuestionado por esta casa editorial.

Durante la manifestación los agremiados también calificaron de corruptos a los lideres sindicales quienes mencionaron que realizan acuerdos “por debajo de la mesa” con la delegación para designar puestos de trabajo, sin respetar la antigüedad de la gente que labora en el edificio.

En ese sentido, Rigoberto Salgado y Ricardo Monreal, delegados de Tláhuac y Cuauhtémoc  también  denunciaron que han tenido que lidiar con la basificación y la venta de plazas de trabajo en sus equipos de trabajo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top