20 de Septiembre de 2017
City

Tira lluvia techo en Línea 12

Luego de las fuertes lluvias un pedazo de plafón en la estación San Andrés Tomatlán se vino abajo.

La tormenta que cayó  la tarde de este jueves en la zona oriente de la capital dañó parte de la estructura que techa la estación San Andrés Tomatlán de la Línea 12 del Metro.

Las fallas en la Línea 12 no dejan de aparecer, ya sea en los rieles de las vías, el balasto y hasta en los materiales de tablaroca con los que fueron recubiertos los techos de las estaciones ubicadas en el tramo elevado.

Vecinos de la colonia San Andrés Tomatlá, en la delegación Iztapalapa, denunciaron a través de redes sociales que una parte de la estructura con la que fue recubierto el techo de la estación cayó durante la lluvia, lo que además permitió el ingreso de agua a la estación. 

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) informó que la acumulación de agua durante la tormenta dañó el plafón que recubría el techo de la estación y provocó que cayera en el área de los pasillos que conducen a la zona de andenes.

Fuentes del STC detallaron que personal de Seguridad Industrial del Metro acordonaron el área en el que se genero el boquete para evitar riesgos a los usuarios y aclararon que no fue necesario suspender el servicio, no obstante que los trenes tenían marcha lenta.

Los trabajos para reparar el techo que resultó con el desprendimiento de material continuaron durante la noche del jueves, informó el Metro.

La mala calidad de los materiales fue uno de los factores por los que el tramo elevado permaneció cerrada durante más de un año por fallas en el sistema de vías que fueron transmitidas a las ruedas de los trenes.

Aunque el Gobierno de la Ciudad de México ha invertido más de 900 millones de pesos en la rehabilitación de la Línea Dorada, los daños continúan extendiéndose en la zona del túnel, en la que permanecen siete curvas con deterioros por desgaste ondulatorio.

Leer más: Metro que nace torcido, jamás su riel endereza

En la sección elevada los problemas fueron contenidos pero no erradicados y a 18 meses de que esta sección de la línea fue reabierta, los rieles nuevamente registran deformaciones vinculadas a los esfuerzos que transfieren los trenes al circular sobre estos.

El STC ha asegurado que ofrece mantenimiento preventivo constante en os 25.1 kilómetros con los que cuenta la Línea Dorada; sin embargo, se desconoce el monto que el organismo ha destinado para estas labores o si las labores de mantenimiento efectivamente se han aplicado en la sección subterránea.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top