City

Inseguridad obliga a pueblos de Milpa Alta crear policía comunitaria

 Debido al incremento de delitos en la demarcación varios pueblos originarios anunciaron que se autoprotegerán

Debido al incremento de la inseguridad en la delegación Milpa Alta, los pueblos de Santa Ana Tlacotenco, San Lorenzo Tlacoyucan, San Bartolomé Chicomulco y San Pablo Oztotepec anunciaron que conformarán una policía comunitaria para combatir la delincuencia.

“Como nos lo permite la Constitución Mexicana, debido a que estamos regidos por el sistema de usos y costumbres, hemos decidido iniciar un proceso interno de organización para contar con una policía comunitaria que nos garantice mayor seguridad”, declararon los voceros de los pueblos, durante la conferencia de prensa celebrada en el exterior del edificio de Gobierno.

“En los últimos meses se ha incrementado la delincuencia en los 12 pueblos y pone en riesgo el patrimonio y seguridad de nuestras familias. No queremos ser rehenes de la delincuencia, trastocando nuestros usos y costumbres de los pueblos, pues las autoridades es rebasadas”, indicó Gabriel Mejía, vecino de San Pablo Oztotepec.

Esta semana El Big Data Mx dio a conocer que a partir del segundo semestre de 2016 la violencia, los asesinatos y el incremento del narcomenudeo comenzaron a mermar la tranquilidad de sus habitantes, sin que las autoridades se pronuncien al respecto.

Leer más: Milpa Alta, la nueva tierra caliente en la CDMX

Abanderados con cartulinas con diferentes reclamos,  los milpaltenses explicaron que antes los delitos más comunes era el robo de animales, pero ahora lo es el robo a casa habitación.

Antonio Blancas Vázquez , representante comunitario de San Pablo Oltotopec, dijo que ante la inseguridad, robos, asesinatos y alza de la delincuencia, las autoridades se hacen de la vista gorda, se ha pedido que nos apoyen, pero no nos hacen caso; el desempleo que tenemos en Milpa Alta es de más de 50% de la población.

Acusaron que no se observan resultados de las denuncias interpuestas ante las autoridades, aunado a ello la fiscalía se deslinda argumentando que no cuentan con sistema.

“No queremos que nos recuerden porque tomamos la ley en nuestras manos, no queremos vivir fuera de la ley, pero si la autoridad no sirve, debemos de tomar la justicia en nuestras manos”, indicaron.

Por su parte, Abel Meza, del grupo sociocultural Emiliano Zapata,señaló que los pueblos tienen una desventaja ante la delincuencia al no estar armados, pero aseguró que las tendrán, para que los infractores que han saqueado negocios piensen dos veces antes de robar.

También indicó que debido al incremento de la inseguridad, muchos vecinos han cerrado las calles con plumas y candados de manera arbitraria y eso o es la solución, sino que las autoridades realicen trabajos de prevención y acción contra los delitos.

Exigieron la renuncia del jefe de sector de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF) y de la fiscal de la Procuraduría General de Justicia (PGJDF) “porque deseamos tener el control de nuestra seguridad, porque está en riesgo la seguridad de nuestros hijos”.

Exhortaron al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y las secretarías involucradas en Milpa Alta, entre ellas, la de Desarrollo de Pueblos Rurales que encabeza Rosa Icela Rodríguez, a resolver esta situación.

Para finalizar señalaron que la delegación no ha dado respuesta a sus demandas y de las 74 obras que presume la administración del priista, Jorge Alvarado Galicia, ninguna se ha realizado en San Pablo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top